AIRBOURNE + LEOGUN – Sala La Riviera (Madrid) – 06/12/2016

Hay dos cosas que se pueden saber de Airbourne antes de un concierto: que vas a salir contento, y que vas a salir empapado en cerveza, si estás en las primeras filas.

En el concierto de Madrid no podía ser diferente, Airbourne no defraudaron, es más, cumplieron con creces durante más de una hora y veinte de concierto frenético, guiño a AC/DC incluído. Pero no adelantemos acontecimientos.

Leogun Sala La Riviera 06 12 2016 Andres Abella

Para acompañarlos, estaban Leogun, el trío inglés que consiguieron calentar a parte de los asistentes con un rock muy al estilo Led Zeppelin, pero que, a la larga, se hizo un tanto pesado, quizás por las ganas que se palpaban en el ambiente de una sala La Riviera rozando el sold-out, como ya viene siendo habitual en los conciertos que nos trae a la ciudad Madness Live!

Tras poco menos de una hora de concierto, Leogun a mi, personalmente, consiguió convencerme a medias: por una parte, la musical, se ve bien desarrollada, con riffs como decía antes muy en la onda de Led Zeppelin, pero la electricidad que se supone que deberían mostrar encima de las tablas se ve convertida en estática delante de los micrófonos, a excepción de Michael Lloyd, que es el único que se mueve un poco, pero siempre sin alejarse más de dos metros del pie de micro. Una auténtica pena, ya que con un poco más de espectáculo la banda podría ganar muchos puntos.

Airbourne Sala La Riviera 06 12 2016 Andres Abella

Tras el obligado parón para el cambio de backline, era el tiempo de los rockeros australianos. Airbourne salieron a escena con energía, dejando bien claro que lo suyo es el rock and roll (como dejarían más que claro ya avanzado el concierto).

En el tercer tema veíamos ya a un Joel O’Keefee pletórico, con ganas de juerga, y llega uno de los momentos más esperados por el público -especialmente los más sedientos del lugar- la primera lata de cerveza explota contra la cabeza del frontman, rociando a los presentes con el ambarino líquido.

Airbourne Sala La Riviera 06 12 2016 Andres Abella

Una tónica que no pararía en todo el recital, ya que al menos seis latas explotaron a lo largo del show, y otras dos hicieron el molinillo en sus manos para acabar, casi al final, en manos de los fans, que, subidos a hombros de sus amigos más cercanos, hacían que el personal de seguridad de la sala estuviese casi de los nervios (con reprimenda por parte del propio O’Keefee, que con un sonoro “leave them alone, this is rock n’roll man!” cortó al abnegado vigilante de bajar del caballito a la gente).

Tras un breve descanso, comienza a sonar una alarma antiaérea propulsada manualmente por un [nombre del batería], la misma que daba paso a [nombre de tema], y que daría paso a la recta final, la parte en la que los que están encima del escenario tienen que dar el todo por el todo y que es la que haría que los asistentes saliesen con una sonrisa dibujada en la cara, con guiño incluido a sus compatriotas AC/DC, con un “Thunderstruck” que Joel comenzó subido -a falta de estructura- en una de las flying case detrás de las columnas de amplificadores que la banda lleva encima del escenario, para luego bajarse y hacer ese duck-step tan característico de Angus Young.

Airbourne Sala La Riviera 06 12 2016 Andres Abella

Un gran show, cerveza, carreras y rabia no contenida fue lo que pudimos ver ayer sobre el escenario de La Riviera, justo lo que habíamos esperado ver. Un show de 10.

Texto y fotografía: Andrés Abella

También podría gustarte...

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close