Brant Bjork – Brant Bjork (Review)

Brant Bjork lleva sobre sus espaldas más de 30 años de carrera musical, no exenta de altibajos. Conocido por su paso por bandas como Kyuss, Fu Manchu o Mondo Generator. Tras más de 20 discos de estudio, Brant Bjork decide lanzar un disco en solitario bajo el título de su propio nombre. Un disco en el que el artista de Palm Desert tocó todos los instrumentos, algo que ya viene siendo usual en los discos de este músico.

El disco homónimo de Brant Bork arranca con “Jungle In The Sound”. Una canción cálida y sencilla, con un riff simple que parece no querer aspirar a mucho. Una canción con una base rítmica simplona, que cumple muy bien su papel, pero sin demasiado adorno. La voz de Bjork parece un susurro entre los instrumentos. Le sigue “Mary (You´re Such A Lady)” en la línea de la anterior. Bjork sube un poco el tempo, y parece ponerle algo más de pasión a la melodía, sobre todo en los estribillos. Pero vamos, que tampoco es nada del otro mundo.

El tercer corte del álbum se titula “Jesus Was A Bluesman”, y aquí es donde podemos afirmar que comienza el disco. Una canción con un ritmo muy dinámico, y una armonía vocal digna de mención. Un tema que nos recuerda a grandes himnos del Stoner Rock. Le sigue “Cleaning Out The Ashtray” que repite la fórmula de este último tema. Una canción con un claro aroma a los viejos clásicos de bandas como Queens of the Stone Age. El quinto tema del disco se titula “Duke Of Dynamite”, y en él, el protagonismo vuelve a recaer en la base rítmica. Una canción hipnótica, donde el solo de guitarra nos invita a dejarnos llevar por la melodía. Le sigue “Shitkickin´ Now”, momento en el que Brant Bjork parece querer coquetear con la música country, dándole al disco un poco de dinamismo hacia las melodías alegres. Con “Stardust & Diamond Eyes” el sonido nos recuerda a los orígenes del Stoner Rock. Un patrón rítmico muy denso y un riff de guitarra crudo, sin demasiados arreglos. El disco lo cierra “Been So Long” momento donde Brant Bjork, acompañado únicamente por una guitarra acustica nos regala una suave melodía.

Brant Bjork nos trae con su disco homónimo, un álbum corto y con poca trascendencia, con buenas canciones, pero sin demasiadas aspiraciones. Claro está que el músico de Palm Desert no necesita demostrar nada nadie, simplemente sea una excusa para sacar nuevas melodías o volver a salir a la carretera, algo que en estos momentos parece un poco imposible.

Formación

Brant Bjork: voz, guitarra, bajo y batería

Tracklist:

1. Jungle In The Sound
2. Mary (You´re Such A Lady)
3. Jesus Was A Bluesman
4. Cleaning Out The Ashtray
5. Duke Of Dynamite
6. Shitkickin´ Now
7. Stardust & Diamond Eyes
8. Been So Long

Israel López

5
  • Puntuación 5
Comments (0)
Add Comment