Crónica y fotos de Alvaro Soler – WiZink Center (Madrid) – 26/05/2019

El mar de colores de Alvaro Soler aterrizaba en el WiZink Center de Madrid, en su formato The Ring, y en una fecha enmarcada dentro de su gira europea en la que ha cosechado bastante éxito y que en los próximos meses recalara en la tierra natal de su padre, Alemania, donde es un artista muy querido y reconocido a pesar de cantar en castellano, no en vano su concierto del 9 de Julio allí está agotado. En un horario un tanto extraño pero de gran acierto marketiniano, las 19:30 de la tarde, comenzaba el concierto ante un público completamente familiar, y no sabéis el gustazo que da ver a tantos niños disfrutando de la música en directo, de ahí el acierto de Marketing con la hora.

Otro gran acierto del catalán es la forma en que se rodea sobre el escenario, una gran banda incluido percusión y metales para que cualquier tentación de sonido enlatado quede en nada y eso es completamente de agradecer. Y es que desde el primer segundo que Alvaro pisa el escenario el buen rollo que trasmite es increíble, es de ese tipo de artistas que tienen un cierto aurea de complicidad que resulta difícil de explicar. Con un set list basado sobre todo en Mar de colores, del que solo se dejó fuera tres temas (“Fuego”, “Veneno” y “Taro”) Alvaro Soler se llevó de calle al público de Madrid sin apenas esfuerzo, con total normalidad, siendo ese “yerno que todas las madres querrían tener”. Ni que decir tiene que las grandes ovaciones de la tarde/noche fueron para “Yo contigo, tu conmigo”, “La cintura” y sobre todo el tema que le puso en el mapa musical, “Sofía”.

Seguro que hay artistas que no se llevan bien entre ellos pero esta nueva generación de cantantes parece que son una piña entre ellos, es extraño no asistir a uno de sus conciertos sin ver entre el público a famosos, en este caso David Otero y Blas Canto entre otros se encontraban entre los asistentes, y alguno de ellos desfilaron por el escenario como DVicio, Arnau Griso y Sofía Ellar. siendo los primeros los que ganaron en el audímetro del cariño del público. No vamos a entrar a valorar en cuestión de gustos sobre el estilo musical pero sin duda estamos ante artistas en mayúsculas, gente joven que no se dedica únicamente a cantar lo que le dan como si fuera un muñeco, músicos capaces de sentarse ante un piano e interpretar sin ningún problema sus temas más lentos como “Niño perdido” creando una atmosfera que pone la piel de gallina.

Por el momento Alvaro Soler se ha tenido que conformar con un WiZink Center reducido, tan solo tiene a sus espaldas dos discos, pero todo apunta a que esto es solo el comienzo. Fuera de nuestras fronteras nos han tomado la delantera esta vez, han descubierto antes el talento que tiene este jovencísimo músico de tan solo 28 añitos, no creo que por aquí tardemos mucho en poner a Alvaro Soler en cotas de popularidad alcanzadas por otros artistas del estilo.

Texto y fotografía: Raúl Blanco

Comments (0)
Add Comment