Crónica y fotos de Avantasia – Palacio Vistalegre (Madrid) – 27/04/2019

Uff… ¿Por dónde empiezo? ¿Hay manera de abordar la crónica de un concierto de más de tres horas? Porque eso es lo que ha hecho Avantasia en esta gira y Madrid no fue una excepción.

Podría coger setlist.fm y contarlo cronológicamente. “Pues ahora salió este y tocaron esta”. “Se fue para entrar no sé quién”… Y así. Desde luego narraría lo que pasó, pero…

Lo objetivo es lo siguiente: Avantasia tocaron el sábado 27 de abril en el Palacio Vistalegre de Madrid, estando muy cerca del sold out. Su escenografía se basaba en la portada del trabajo que presentaban, Moonglow, con los árboles, los faroles, la luna… Y con una pantalla que en cada canción mostraba una ilustración diferente y con movimiento. A ello hay que sumarle que al vocalista y líder Tobias Sammet le acompañaban los guitarristas Oliver Hartmann y Sascha Paeth, el bajista André Neygenfind, Miro Rodenberg a las teclas, Ina Morgan, Herbie Langhans y Adrienne Cowan a los coros y segundas voces, y como cantantes invitados junto a Tobi, Bob Catley (Magnum), Jørn Lande (Jorn, ex-Masterplan), Eric Martin (Mr. Big), Ronnie Atkins (Pretty Maids, Nordic Union) y Geoff Tate (Operation: Mindcrime, ex-Queensrÿche). A partir de aquí, olvidad cualquier atisbo de objetividad. Si veis algo, será por casualidad.

Puede que Tobi no sea un vocalista excepcional. Todos, absolutamente todos, cuando cantaban junto a él, se lo comían, incluso Eric Martin, que no tuvo su mejor noche. Pero sabe de sobra llevar un concierto. A una presencia impresionante, moviéndose de un lado a otro sin parar, le suma el tener un sentido del humor muy grande y saber jugar con la improvisación. No hay un concierto con Tobias Sammet que sea igual que el otro. Sí, usó esos recursos típicos de comparar a una ciudad con otra para conseguir más gritos, y las presentaciones estaban ensayadísimas, pero de una chorrada sacaba oro, como que un mini de cerveza costara 10 euros. Mini que por otro lado, compró estando en el escenario. O el coste del alquiler de Vistalegre. Porque otra cosa no, pero de naturalidad va sobrado.

¿Y sus invitados? Aquí es cuestión de gustos. Cualquiera querría que Amanda Somerville, Michael Kiske o Andre Matos estuviesen siempre junto a Avantasia, pero los que sí pudimos ver, estuvieron a la altura. Sí, Eric Martin un poco por debajo del resto, pero sigue teniendo carisma de sobra para aguantar un concierto de tal magnitud. Y todos interactuando, tanto entre ellos como con el público, como auténticas leyendas.

Pero ya toca hablar de música como tal. El concierto, como ya he dicho, servía para presentar Moonglow, que me parece hasta ahora el peor disco de Avantasia. Pero aún así sigue teniendo temazos que pudimos escuchar, como “Book of Shallows” con Adrienne Cowan haciendo las veces de Mille Pretrozza de Kreator en los guturales, también respaldada por Ronnie Atkins.

Hasta el quinto tema no cayó el primero fuera de Moonglow. Fue “Lucifer”, coincidiendo en el escenario con el que para mí fue el que mejor rindió en toda la noche, Jørn Lande. ¡Pero que voz tiene! Son casi 20 años escuchándole, pero esta vez fue la primera vez en directo, y es que impresiona desde el momento en el que coge un micrófono.

Otro vocalista que admiro mucho, y cosas de la vida, nunca había coincidido con él, es Geoff Tate, por el que tampoco pasan los años. Además fue de los pocos que asumió la responsabilidad de defender el concierto sin Tobi en él, con piezas como “Promised Land” y una de mis favoritas, “Twisted Mind”, ambas junto a Eric Martin.

¿Y qué decir de Bob Catley? Pura clase, puro saber estar, y con la voz de diez. Recayó en él la responsabilidad de defender otra de las indispensables, “The Story Ain’t Over” y vaya que si cumplió.

Ninguno de los invitados permaneció en el escenario más de dos canciones seguidas lo cual dotó de mucho dinamismo al show. Si no, es imposible mantener la atención durante más de 3 horas. 3 horas y 20 si no me equivoco. ¿Y cuántas veces os ha pasado que no veis el momento de que el grupo aborde los bises para que esto se acabe? Aquí no pasó. Tras la típica retirada del escenario para volver, cayeron “Farewell” y un “Sign of the Cross” que terminó en “The Seven Angels” con todos los vocalistas en el escenario para despedirse. Eso hace, si contamos la última como una, ¡24 canciones! Y como será la cosa de que mi cuerpo quería más e incluso que faltaron algunas como “Wastelands”, “Into the Unknown” o “The Toy Master”, aunque asumir las partes de Alice Cooper sería todo un reto, y un honor.

La conclusión está clara, uno de los mejores conciertos que he visto nunca. Hasta ahora, pero sin ningún atisbo de duda, el mejor del año.

Texto y fotografía: Alejandro Sanz

Comments (9)
Add Comment
  • Pablo

    Comparto tu disfrute por el concierto, pero discrepo mucho en tu análisis. Tobias dio ayer un cursillo vocal durante muchos tramos del concierto. Que todos se lo comían? Ni de lejos, más bien al revés y particularmente Eric Martin, que otras veces ha destacado, ayer como bien dices no tuvo su mejor día, y quedó bastante empequeñecido. Solo Jorn se alzó por encima de Tobi, pero por lo demás.. Y eso que hay q tener en cuenta que el lider de Avantasia estaba resfriado…

    En fin, sea como sea, indudablemente fue un gran concierto

    • A. Sanz

      Hombre, Tobi nunca ha sido un gran vocalista, dicho por el mismo de hecho, no ayer, ayer no dijo nada sobre eso. SI estaba resfriado podría explicar parte, pero lo que él tiene es un timbre muy particular, pero ya

      • Pablo

        Nunca le he escuchado decir eso pero bueno, si se lo has escuchado no te voy a decir que no xd. Y si, ayer estaba resfriado, pero no se notó en su manera de cantar. Es más, le he visto cantar peor otras veces sin que le pasase nada xd. No se en que te basas para cuestionar su interpretación de ayer, porque precisamente ese timbre y su vibrato tan particular son lo que la gente a la que no le convence le suele achacar, pero es un tema de gustos. Pero en entonación, pregistro, dicción, versatilidad e incluso potencia, siempre ha sido un cantante notable (evidentemente no llega al nivel que tenían Kiske o Kotipelto cuando estaban bien, pero no significa que no fuese uno de los buenos).
        Ayer su voz sono impecable la mayoría del tiempo, bastante similar a los discos salvo por las improvisaciones y pequeñas variaciones lógicas de los directos, así que no entiendo tu comentario xd.
        Pero bueno, hablamos de música y al final son gustos y apreciaciones personales que tenemos cada uno

        • Isidro

          No son opiniones solo, sonó impecable. Es más, sonó como hacía años que no sonaba y derrochando chorraco de voz. No entiendo ese tipo de análisis elitista de aquellos que lo juzgan tan a la ligera. Para mi su voz (anoche) fue sobresaliente.

          • Pablo

            Me refiero a ciertos aspectos de su manera de cantar. Su vibrato por ejemplo no es nada canónico, pero eso también le da un sello propio (mismo Kiske tiene un vibrato que muchos profesores de canto desaprobarían así que…).
            Pero coincido totalmente contigo Isidro. Es lo que decía arriba, sonó impecable, sin envidiarle nada a como suena en estudio. En los aspectos»objetivos» del canto, no hay casi nada que se le pueda decir. Dificil hacerlo mejor, solo siendo a mi juicio superado por Jorn en alguno de los duos (y solo en algunos, pues diría que dependió de la canción). Dificil de mejorar el trabajo de Tobi ayer.

  • Sergio

    Hola. A mí también me flipó, y me saco mucho jugo Toby a la broma del mini de cerveza. Solo una corrección, Lucifer fue el quinto tema que tocaron. Las 4 primeras fueron del Moonglow. Saludos,

    • A. Sanz

      Gracias por aviso, ya mismo lo corrijo. Sorry!

  • Guille

    Hola,maravilloso concierto,en cuanto a las voces y sonido podéis estar en lo cierto los dos ya que depende de la ubicación el sonido variaba significativamente…comprobado por un servidor.
    Por poner un pero se dejaron por tocar un par de temas del disco nuevo que personalmente están entre los mejores que son…the Piper at the gates of dawn y Réquiem for a dream

  • Isidro

    ¿Que todos se comían a Samet? En serio, no soy un acérrimo de su voz pero anoche fue el mejor junto con Tate. Pero de lejos. No sé a qué concierto asististeis. Cantó brutal.