Crónica y fotos de Marea – Coliseum (A Coruña) – 05/12/2019

Siempre he tenido una enorme simpatía por Marea, desde que los conocí por casualidad hace casi 20 años mediante su Revolcón, para sorpresa de muchos conocidos, he seguido las letras y los poemas de Kutxi Romero y la carrera de la banda y me parecen un grupo honesto hasta las entrañas, con lo que fue una alegría que regresasen tras ocho años con El Azogue, disco que vienen presentando en esta gira y que tenía una de sus últimas citas en el Coliseum de A Coruña.

No pude ver el concierto del telonero, Lülu, el que fuera líder de los gallegos Forraje, pero por lo que pude escuchar mientras esperábamos para acceder al foso, la propuesta no difiere mucho a la que llevaba en su anterior banda, de hecho, el concierto acababa con el “Puñales” de los gallegos.

Con un escenario muy elegante y muy distinto como es de suponer que los últimos que pisaron hace casi una década, basado en unas luces imponentes y efectivas, el carisma de Kutxi, la calidad de Kolibrí, la energía del Piñas y la sobriedad de César y Alén salen a escena sin dejarse nada dentro, con unos “En las encías”, “El temblor” y “La noche de Viernes Santo”, tres de los nuevos temas que ya parecen, para el numeroso público, temas de toda la vida.

Uno a uno, con las presentaciones siempre empáticas del patriarca Kutxi, descargan clásicos como “Manuela canta saetas”, “Corazón de mimbre” o “Que se joda el viento”, una de mis predilectas, simpático el guiño imitando la voz de Evaristo en “Mil Quilates” en la partes en las que el mítico líder de la Polla colaborara en su día en la grabación del disco.

Las constantes carreras a lo largo del escenario del Piñas y los momentos en los que el Kolibrí se hace protagonista con sus solos, son una constante y van enganchando de igual forma en otra nueva, “Un hierro sin domar” o recuperando la más que celebrada “Lija y terciopelo”, tras la que Kutxi homenajeaal actor gallego Manuel Manquiña, imitando algunas de sus frases en Airbarg y nos comenta que va a ver qué contiene un submarino que se ha encontrado en la puerta del hotel, dejando las labores vocales temporalmente al Piñas, momento clásico también en los directos de siempre de la banda que esta vez cuenta con otro tema nuevo, “Pecadores”, acompañado de otro impresdindible, “Trasegando”, tras el que vuelve Kutxi con “Jindarma”.

Un pequeño fallo técnico hizo que en la espera el público entonara la canción típica gallega, “Miudiño”, tema obligatorio de cualquier fiesta de estas tierras; con la presencia de Lülu para hacer “En tu agujero”, tendríamos la primera colaboración de la noche, pero aún habría una sorpresa preparada, puesto que tras irse momentáneamente del escenario tras “La Rueca” y “Romance de José Etxailarena” y regresar con “Como los trileros”, llaman al escenario al que fuera integrante de Los Suaves, Fernando Calvo, con el que hicieron los temas de la mítica banda gallega “Dulce castigo” y “Preparados para el rock and roll”.

Momento de presentar a la banda y a todo el staff, agradeciendo el trabajo del mismo y segundo bis en el que aún cabe incluso un guiño a Camilo Sesto, entonando su “Algo de mí” a capela antes de acabar con “Como el viento de poniente”, “El perro verde” y “Marea”, cerrando así un gran concierto de más de dos horas.

Texto y fotografía: Juanpa Ameneiros

Comments (0)
Add Comment