PORRETAS + DEBRUCES – Sala Penélope (Madrid) – 07/02/2014

Estaba claro que se iba a liar el viernes en la Penélope de Madrid, aunque la estricta puntualidad de la sala obligara a muchos a perderse parte del concierto de Debruces. No debe ser fácil salir a escena con un aforo reducido y una actitud fría del público, pero si algo me llama la atención de este grupo es que saben hacer entrar en calor enseguida al personal.

Salieron con ganas de aprovechar bien su tiempo y supieron elegir el repertorio de manera que con el primer tema “Vagando perdido” ya tenían a los pocos que allí nos congregábamos como pollos sin cabeza, andando sin sentido por todo el corral, pero con ganas de saltar, corear y poguear.

Con un sonido bastante bueno dadas las circunstancias de la sala y pese a algún problema técnico inevitable, que supieron subsanar con estilo y que nos permitió disfrutar de una versión extendida de “Castillos de arena”, donde pudimos ver el potencial de Isaki a la batería, de Paje a la guitarra y Fenin al bajo, fueron cayendo los temas pertenecientes a sus dos trabajos editados “Con Trastes” y “…Nunca muere”.

No voy a ocultar que para mí este no era un concierto cualquiera, reunir a dos grandes como Porretas y Debruces sobre un escenario era una ocasión especial, sobre todo cuando la banda sonora de tu vida la integran las canciones de los de Hortaleza. Debruces me engancharon recientemente con su potente directo, porque es ahí donde realmente se demuestra la calidad musical de las bandas. Desde entonces intento verles siempre que puedo, porque la diversión y el buen sonido están garantizados en cada actuación. En ésta no fue menos y me resulta extraño que, cuando intento destacar algún tema para resumiros el concierto, mire mis notas y vea que todas y cada una de las canciones que sonaron esa noche de ambos grupos son clásicos, y de Porretas con su extensa trayectoria lo puedo entender, pero Debruces sólo tienen dos discos y la calidad de las canciones es tal que se echan de menos los temas que por tiempo no han podido tocar.

“La rotonda” fue de las mejores, con una compenetración perfecta entre los músicos y unos cambios de ritmo buenísimos. “Niños” nos permitió disfrutar de unos geniales riffs y solos de guitarra de Paje y Dani. En “Secuestrado” el juego vocal de Oskar fue impresionante, acompañado también de los coros de sus compañeros; y que hacia la mitad del concierto y con la mayor parte del público dentro de la sala consiguieron que todos alzáramos los puños recordando a las víctimas de la guerra civil en una muy emotiva “En la cuneta”, que lograba poner los pelos de punta a más de uno.

El popurrí que se marcaron después del clásico “Juantxo” consiguió unos buenos pogos entre el personal a ritmo de temas imprescindibles de Porretas, Ska-P, Piperrak o Parabellum entre otros, terminándola con unos riffs a lo Iron Maiden que hicieron de la canción una de las más participativas y coreadas de la noche. En “Mala Hierba” contaron con la colaboración de un habitual de sus conciertos, Iván, que da el contrapunto a la voz de Oskar.

Ya en la recta final la canción homónima les sirvió para presentarse y a Dani para soltar la guitarra y tirarse al público desde el escenario como hacía tiempo que no veía a nadie hacerlo. Obligada a sonar en tan especial ocasión “A por ellos”, dedicada a nuestro gobierno municipal y ya sí con la última “Una y nos vamos”, invitando al público a subir a cantarla con ellos, como suele ser habitual, lograron un cierre de concierto bestial, divertido, participativo y dejando una sensación de buen rollo que creo que a Porretas les pudo poner hasta los dientes largos. Porque no puedo reprimir el comparar el cierre de conciertos de ambas bandas y lo que en una fue fiesta y saber estar, en otra fue una verdadera vergüenza respecto al comportamiento del público. No quiero terminar de hablar de Debruces sin deciros que creo que son una joven banda que va a dar mucho que hablar en el panorama punk rock de nuestro país, porque pueden presumir de calidad y de saber estar sobre un escenario.

La intro de “Always look on the bright side of life” de Monty Python la tenemos ya todos asociada a Porretas, por eso sólo con la intro hacen que el público empiece a vitorear al grupo. Debe ser todo un orgullo y un subidón de adrenalina para los músicos oír a una sala repleta corear tu nombre. Abriendo el repertorio con “Ahora lo llevamos bien” de su primer trabajo “Que se vayan hacer puñetas” ya anunciaban que el concierto iba a ser un repaso de toda su carrera, así que fueron sonando como nunca “Jodido Futuro”, “Si nos dejais” y “Hortaleza” dedicada a Luis Aragonés.

“Cuando sales con los colegas”, adaptación del “American Idiot” de Green Day, fue otra de las que más gustaron al personal. “Soñé” y “Y aún arde Madrid” pusieron el punto más melancólico de la noche, porque a Rober se le echa de menos y se demuestra en cada concierto. En ésta última contaron con la colaboración de Fernando a los teclados y “Tripis” se vio engalanada además con instrumentos de viento que le dieron un aire más festivo al directo del tema.

El directo de Porretas es sinónimo de diversión, eso está claro, pero en esta ocasión entre el público se camuflaron algunos energúmenos, por decirlo suavemente, que se piensan que bailar un pogo es meterle el codo en la cara o en la costilla del que tienes al lado. La falta de respeto hacia los demás es un comportamiento intolerable que a veces sufrimos en conciertos de grandes bandas del rock nacional. En esta ocasión estos indeseables impidieron hacer correctamente su trabajo a la prensa (nuestro fotógrafo tuvo que retirarse ante las avalanchas y los empujones) e incluso a los músicos. Supongo que se ven amparados por sus colegas, desinhibidos por las drogas (incluyo el alcohol) y camuflados entre tanta gente les resulta más fácil esconder el machismo y fascismo que llevan dentro y que sale a relucir en esos momentos. Pero, igual es que ya estoy vieja, igual tengo que entrenar, igual ya no tengo cuerpo, jamás me pude imaginar… que iba a tener que escribir esto en una crónica de Porretas. Deberían escuchar algún tema más aparte del “Marihuana”, que parece que son de las pocas que han oído del grupo y reflexionar más con títulos como “Vive y deja vivir” que es otra de las que sonaron esa noche, porque no me entra en la cabeza que ningún seguidor de Porretas sea capaz de llegar a agredir en un concierto a nadie para divertirse.

Dejando a un lado los problemas…, mención especial al tema “Si lo sé me meo” en el que Oskar acompañó a la voz y terminaban el concierto con su conocido popurrí. Tras una breve pausa volvieron a salir a tocar “Si los curas comieran chinas del río”, “La vamos a liar” y “La del futbol” y para rematar intentaron tocar “Porretas” y digo intentaron porque, al igual que con Debruces el público que subió demostró respeto y admiración por los músicos, en este caso vivimos una verdadera invasión del escenario, de tal manera que tuvieron que irse acortándola forzosamente porque realmente desaparecieron del escenario. Supongo que muchos eran los mismos energúmenos que no se saben comportar en la pista, pero dieron una verdadera lección de falta de respeto hacia el público y hacia los músicos. Una pena que tan buena noche se empañara por unos pocos, si escucharan un poco de lo que hablan las canciones se darían cuenta de que “para liarla hay que hacerlo sin joder, procurar no molestar al que tengamos detrás, porque las fiestas se han hecho pa disfrutar, dando botes sin parar y aquí nunca pasa na” (“La vamos a liar”).

Aún así, os animo a que comprobéis por vosotros mismos que los conciertos de Porretas son sinónimo de fiesta y buen rollito, afortunadamente éste comportamiento de unos pocos no suele ser lo habitual. Porretas es mucho más que música, son todo un ejemplo de coraje y de unidad, de dedicación, perseverancia, compromiso, humildad y respeto. Gracias a ambas bandas por hacernos disfrutar de buen rock&roll, nos dejáis con ganas de más, con ansias de más discos y más conciertos. Noches como la del viernes se quedan en la memoria y en el corazón.

Texto: Marybel C.B. / Fotos: FRGarcía

Comments (14)
Add Comment
  • Guadalupe

    Efectivamente, un conciertazo.

    Una lástima lo de esos hijos de puta embistiendo a todos los de alrededor, incluyendo mujeres de unos 30 ó 40 kg. menos que ellos.

  • Veguilla

    Llevo unos 18 años viendo directos de Porretas, es mi grupo favorito porque siempre consiguen levantarme el ánimo. El viernes una vez más fui a verles ilusionada como en el primer concierto, disfrutando de cada tema y sonriendo incluso cuando fue latente la falta de Rober en «soñé» y «Aún arde Madrid». Lo del final… no tiene nombre, es la manera perfecta de joder ese final que me gusta tanto y en los que puedes pasarte el resto de la noche cantando «y nos llaman los Poreeee oeeee los Porretas». Una falta de respeto al grupo y a gente que ibamos a disfrutar del conciertazo de porretas. Aún así al próximo volveré a ir porque nada, nada puede empañar esas horas de felicidad plena que tengo cuando escucho a estos grandes de Hortaleza.

  • Delnorte

    Lo que realmente importa no se escucha, los mensajes de las canciones sólo llegan a quien las quiere oír. Siempre hay energúmenos que no saben apreciar ni disfrutar de la música, lo malo que tampoco dejan a los demás .

  • el nanref

    Buah si queréis bailes de salón iros a otro lao

    • Clara

      Luego nos quejamos de los maderos, pero esto también es AGRESIÓN y a ver qué excusa tienes tú… la diferencia es que a ti no te puedo pedir el número de placa para denunciarte

  • maribel

    Nanref…..empatía y respeto no entran dentro de tu vocabulario, verdad? No kiero bailes de salón, ahí no suelen poner a los Porretas, pero si keréis oxtias por ké no os desfogáis en el gimnasio?

  • el nanref

    Clara, ¿qué sabrás tu de agresiones policiales? Y Maribel, si quieres comentar algo aprende a escribir, que vuestro castellano es muy bonito para denigrarlo así. Ya se que las k tienen derecho a existir pero que busquen su hueco en sus propias palabras…por ejemplo, punk rock, ¿las conoces?

    • A. Sanz

      No se habla de no hacer pogos, de no «pegarnos» etc., sino de que quien lo quiera hacer lo haga, sin molestar a los demás y por supuesto sin molestar a los músicos.

    • Clara

      Y tú qué coño sabrás de lo que sé o no??

      • Clara

        Por cierto para pegar esas ostias, luego eres muy fino a la hora de evaluar la escritura de los demás.

    • F.R.Garcia

      Me parece curioso que hagas defensa del castellano y luego intentes ejemplarizar con dos anglicismos… O al menos eso es lo que he deducido de una frase tan mal redactada, creo que deberías atender más en clase y mirar menos internet.

  • el nanref

    Para empezar yo no pego a nadie, es mi gente la que recibe diariamente agresiones racistas de vuestros cuerpos de represión fascistas. Me encanta España y su música, esta música, y claro que voy a clase a intentar mejorar mi castellano parece que os jode que alguien de fuera hable en vuestros foros.

    • A. Sanz

      Disculpa nanref, pero no tenemos forma de saber tu nacionalidad, así que esa acusación de xenofobia esta completamente fuera de lugar.

  • maribel

    Naref, a ver, te expliko: ke lo ke eskribo kon «k» lo hago porke reivindiko el kastellano vallekano (lengua no oficial) y porke kiero y me gusta. Espero ke no te parezka mal, para traducir sólo kambia la «K» x la «C», ok?, kreo ke kon la «k» no hago daño a nadie, o si?