SOBRY MUSIC FESTIVAL Día 1 – We Rock (Madrid) – 01/03/2014

Si bien es cierto que cada fin de semana tenemos oferta de diferentes conciertos, más grandes o más pequeños, en Madrid, también lo es que, especialmente en Marzo tenemos una concentración de grandes shows para disfrutar. Y para ello no hace falta irse a grandes nombres de fuera de nuestras fronteras.

Para inaugurar el tercer mes del año, teníamos el Sobry Music, un pequeño festival organizado por la agencia de management del mismo nombre. Sobry Music ha crecido mucho y muy rápido, dando a conocer a grandes bandas, con mucho potencial, que apenas eran conocidas en nuestro país. Ahora, muchos de sus grupos, son referencia del metal emergente español, e incluso ha conseguido que alguno de sus grupos cruce nuestras fronteras.

El festival, en el que han participado todos los grupos de su roster 2014 (además de Mutant Squad, banda invitada de Destroyer Management) se ha dividido en 2 días y salas diferentes.

Para la primera jornada, nos desplazamos hasta el corazón de Madrid y la sala We Rock, allí se daban cita Ankor, Nami, Somas Cure y Skunk DF.

Como suele ser habitual, la sala abrió sus puertas algo más tarde de lo previsto. A pesar de la tarde lluviosa y de las diferentes ofertas de conciertos para esa noche, mucha gente se acercó a la sala.

Los primeros en salir a escena fueron Ankor, que desde Tarragona les tocó ser el primer grupo de la noche, por lo que la sala estaba aún a medias ya que aún era pronto, quizá.

Era la primera vez que veía a esta banda, y la verdad que tenía muchas ganas, ya que he ido viendo su crecimiento desde sus comienzos, ¡cuando aún cantaban en castellano! Y es increíble la evolución que han tenido. Muchos quizás les estéis conociendo ahora que leéis esto, pero sin duda Ankor son una banda firme, con una propuesta totalmente diferente a cualquier grupo que podamos tener en España y sin ofrecer nada enrevesado. Un metal actual con la voz femenina de Rosa de la Cruz que se combina con los guturales de Fito, uno de los guitarras junto a David, sin caer en el metal sinfónico típico que suele acompañar a esta combinación de voces.

Recientemente han publicado su tercer álbum «Last Song for Venus», y de él cayeron varios temas en la noche tales como «I’ll fight for you» o «The Dark Passenger», del que hace muy poquito han publicado videoclip.

También sonaron temas más antiguos, como la genial «Completely Frozen» y además nos deleitaron con una sorprendente versión de «Chop Suey!» de System of a Down que sonó realmente bien de la mano de Ankor.

Sin duda un gran comienzo de noche. Una lástima que todos los que llegasteis después os los perdierais, porque si en estudio suenan muy bien, en directo se crecen mucho más y ofrecen un gran show en el que todos los miembros del grupo están al 100% durante toda su actuación.

Tras ellos, llegaba el turno de Nami, desde Andorra. Eran los desconocidos para mí de la noche, y me llevé una grata sorpresa. Cierto es que son muy particulares, quizá podría ser como eso que dicen de Dream Theater… o los adoras, o no los soportas. Si bien es cierto que no es un estilo que suela escuchar, también lo es que me dejaron embobada durante todo su concierto. Era difícil no estar pendiente completamente de la ejecución de cada músico… Increíble cada uno de ellos por separado, y en conjunto logran que suene algo realmente magnífico.

Con sólo dos discos en el mercado, Nami han tocado con grandes nombres del metal internacional y contado con grandes profesionales que trabajan con grandes bandas.

De su último álbum lanzado a finales de 2013, sonaron varios temas como «The Beholders» con la que comenzaron su actuación, «Silent Mouth», «The dream water» y «Ariadna» de la que lanzaron hace poco videoclip y con la que cerraron el concierto.

También dejaron caer algún tema de su primer álbum, como «The Growing», en el que pudimos disfrutar un poco más de las voces limpias, ya que suele predominar el gutural, y «The Inner man:Materia».

Sin duda un gran descubrimiento y una gran propuesta la de los andorranos Nami.

 

En la segunda tanda de la noche llegaban los gran Somas Cure, un grupo que no termina de despegar a pesar de tener una propuesta brutal y muy buena desde el inicio de su carrera. Letras muy bien compuestas y en castellano con combinación de voces limpias y guturales, ambas a cargo del vocalista Txema, con una base musical perfecta para que en conjunto resulte ser un grupo con un metal muy fresco y con mucho aun por dar.

Los de Móstoles abrían la noche con «Te engañé» uno de los temas más pegadizos de su último álbum Equilibrium. Aunque este segundo disco fue lanzado en 2013, Somas Cure nos traía dos temas nuevos para presentar en la noche del Sobry Music Festival. El primero de ellos fue el segundo tema que tocaron «Di mi nombre», que sigue en la linea que categoriza a SC como grupazo.

Después sonó «Colisiones», uno de sus temas que suenan más pesados y me atrevería a decir que una de las mejores canciones del grupo, sin duda. Brillante.

Somas Cure destacan por no hacer ‘sota,caballo y rey’ en cada canción, por combinar distintos ritmos y melodías en un mismo tema sin que suene sin sentido todo. Algo realmente difícil de conseguir y que aún no se les ha valorado lo suficiente, y muestra de ello es por ejemplo «Sanguine», con la que pasaríamos de ‘cero’ a cien en un momento, ya que es uno de los temas más cañeros y rápidos de su discografía.

Tras «Bitácora» y «Non grato», llegaría «Equilibrium» el tema que, aparte de dar título a su último disco como he mencionado antes, también fue el tema elegido como segundo single/videoclip de este trabajo.

Para cerrar la noche eligieron el otro tema nuevo, «Helios», del que presentaron videoclip unos días antes del festival y nos dejan con la sensación de que, casi con total seguridad, lo próximo de Somas Cure va a ser increíble.

Personalmente faltaron temas, incluyendo alguno de su anterior álbum, del que no tocaron ninguna canción. Pero los festivales son como son y el tiempo es muy limitado. Os aconsejo que disfrutéis de ellos en un concierto más largo. Acaban de anunciar una gira que comienza este mes y recorrerá toda la península hasta Noviembre…no os lo perdáis!

Aunque todos los grupos de la noche ofrecieron unos conciertos realmente geniales, he de decir que Somas Cure destacaron. Por ejecución, actitud y presencia. Supieron levantar a toda la sala We Rock (que para esas horas ya estaba prácticamente llena), ganárselos durante toda la actuación y dejarnos con ganas de más. ¡Enhorabuena!

A última hora de la noche saltaba el cuarto grupo del día, los cabezas de cartel de la primera jornada del festival: Skunk DF.

Precisamente recientemente han anunciado una gira especial conmemorando los 20 años de carrera que llevan a sus espaldas. Skunk DF es uno de esos grupos que nunca entenderé por qué no han llegado más alto. Lo tienen todo: buenas composiciones tanto de música como de letras, muchas tablas, un repertorio de lo más variado y muy muy buen directo. Aparte, son muy diferentes a lo que se suele escuchar dentro del rock/metal. Diferentes…quizá ese sea el problema.

Como viene siendo habitual, abrieron con «Manifiesto», siempre enlazada con «Última Voluntad». Continuaron con «Lucha interior», uno de sus mejores temas y de esos que te ponen la piel de gallina de principio a fin sin dejar a un lado la caña. Tema que no puede faltar y afortunadamente nunca falta!

Siguieron con «El fin de la diplomacia», single de su último disco, y con otro single (anterior): «En noches como esta». Tras «Cirkus», volvieron a temas más nuevos como «Estrella de la muerte», siempre dedicada a la memoria de Constantino Romero. Tras «Supernova» y la maravillosa «Loto» en la que siempre se vuelca el público, llegó el momento de echar la vista atrás con algo más tranquilo…»Musa».

Y, como no, siempre dedicada al público «Eternidad» por siempre «hacerles sentir». Aunque el concierto estaba anunciado como algo especial, con un set list especialmente preparado para la ocasión, lo cierto es que no hubo nada que destacar a lo que normalmente nos encontramos en los conciertos de Skunk DF, excepto con «Mantis», uno de los primeros temas del grupo y que nunca suelen tocar. Tras «Crash» y «Si pudieras verme ahora», se subía al escenario Emilio Sánchez, de Tao Te Kin para cantar junto a Germán «Decreto ley», la inyección de positividad que Skunk nos da siempre en sus bolos. Como suelen acostumbrar, cerraron con 2 de los temas que más gustan a su público, «Anestesia» e «Himen», que nos hacen terminar en el punto más alto y nos dejan con ganas de mucho más.

En general, una noche 10, con 4 GRUPAZOS que no son famosos ni llenan las salas más grandes, pero, sin duda, no tienen nada que envidiar a esas bandas que si las llenan….sólo esa oportunidad de escucharles.

Enhorabuena a Ankor, Nami, Somas Cure y Skunk DF por crear música realmente buena y seguir luchando mientras van dando pequeños pasos. Realmente espero que tengan el reconocimiento suficiente para salir adelante, porque lo merecen.

Texto y Fotos: Nat Enemede

Comments (0)
Add Comment