Beth Hart lanzará «War in My Mind» en septiembre

Beth Hart es tan real como auténtica. En una industria musical llena de producciones brillantes y sesiones de fotos con aerógrafo, esta es un artista que pone boca arriba sus cartas, comparte sus secretos más oscuros y te invita a unirte a ella a su particular viaje.

Con War In My Mind, este talento nominado al Grammy, abarca sus méritos y defectos, canaliza su espacio de cabeza agridulce y hace girar el oro de sus demonios. «Más que cualquier otro disco que haya hecho, estoy más abierta a ser yo misma en estas canciones», explica Beth. «He recorrido un largo camino de curación y me siento cómoda con mis tinieblas, rarezas y cosas de las que me avergüenzo, así como con todas las cosas que me hacen sentir bien».

A sus 47 años y orgullosa de ello, Beth está disfrutando de un momento dorado. El éxito del álbum Fire On The Floor del 2016 ha recibido aún más elogios de la crítica, el aumento de las ventas y los espectáculos vendidos en lugares emblemáticos desde el auditorio Ryman al Royal Albert Hall (escenario del DVD en vivo que la artista sacó el año pasado). Pero como la cantante nos recuerda, su vida siempre se ha movido en ciclos: «las cosas están bien, luego se van a la mierda y después se vuelven a poner bien», y en estos extremos nacen muchas de sus mejores canciones. «Muchos temas están cubiertos en War In My Mind», reflexiona. «Siempre he tratado de buscar la verdad en todos los discos que he hecho, pero en este álbum, estoy aún más cerca de la vulnerabilidad y apertura de mi vida, sobre el amor, la adicción, mi bipolaridad, mi papá, mi hermana. .. «

Los nuevos fans pueden conocer a Beth como el ícono global que conquista todo, apodado «extraordinaria» porThe Times y «atrevida, melancólica y enojada» por The Guardian. Pero para entender su historia, a modo de montaña rusa, solo necesitas leer las letras de War In My Mind. Altos y bajos se relatan con franqueza como compositora a lo largo de las décadas y cuenta su historia sin titubear. Hay recuerdos de su infancia de los años 70 en Los Ángeles, donde Beth anunció su talento musical y su espíritu renegado, mientras rodaba con los golpes de una educación caótica sobre la pérdida de su querida hermana, Sharon, sobre los problemas personales que descarrilaron lo que debería ha sido su gran avance a mediados de los 90, sobre su colaboración con el maestro de blues rock Joe Bonamassa, sobre la redención ofrecida por su esposo Scott y el renacimiento que encontró a través de la iglesia.

War In My Mind también envuelve un frustrante capítulo de asuntos pendientes para Beth. En 2003, el conocido productor Rob Cavallo se puso a tiro para mezclar el álbum Leave The Light On de la cantante.«Pero el productor con el que llevaba tiempo», cuenta Beth, «siguió adelante sin mi aprobación, entregó la mezcla a Rob, y pasó». Pasaron 15 rápidos años, y en una cena casual a la que asistieron el productor de Green Day y My Chemical Romance, intervino el destino. «Acabo de escribir las canciones Rub Me For Luck, Woman Down y Sister Dear, sobre mi hermana Susan», recuerda Beth. «El anfitrión quería que los tocara en el piano, y pensé que la gente preferiría que simplemente me sentara, comiera y callara, pero al final solo dije: ‘OK, Frick'». se acercó y dijo: ‘Has crecido mucho como compositora, y quiero grabar estas canciones contigo’. Y se convirtió en una de las personas más geniales con las que he trabajado «.
El sonido envolvente de War In My Mind es visceral y vivo, cada canción es un testimonio de la inteligencia de la producción de Cavallo y el toque dorado del ingeniero de mezcla Doug McKean.«Pero en realidad», dice Beth,«creo que uno de los mejores talentos de Rob es que les he permitido a los artistas tener su propia visión».«Nunca me sucedió nada decepcionante en una de estas canciones».

La fotografía de Beth golpeando el piano debajo de su propia nube de tormenta personal es una representación adecuada de nuevo material que golpea como una fuerza de la naturaleza. Abriendo con un canto de gospel y un ritmo irresistible, Bad Woman Blues es la canción anti-amor. «Escribí eso con Rune Westberg», dice, «con quien he escrito durante años». Se trata de una mujer que no tiene ningún interés en ser buena, porque sabe que no lo es. No sé qué hacer con ella, pero ella es muy inteligente con el hombre, como, ‘Cariño, soy una gilipollas y una maldita bruja, pero te divertirás conmigo.»

Una majestuosa balada de piano que se convierte en un himno épico, el tema del título explora los años de problemas de adicción en los que Beth sintió que no podía continuar, y la salvación ofrecida por el carismático ministro Pastor Kim. «Un día, Kim anunció que tenía que irse a otra iglesia». Me sobresalté, empecé a gritar y llorar, y me fui a casa y escribí War In My Head».

El jazz agridulce de Without Words In The Way se beneficia de una voz que Beth rechazó inicialmente.«Había estado cantando todo el día, así que ya tenía la voz un poco cascada, pero la canción es sobre una mujer que nunca va a conseguir que este hombre la ame, así que Frick va a cantar. «¿Bien en una canción como esa? Va a ser todo dolor, estrés y lucha. Así que la voz en realidad termina funcionando muy bien».

Let It Grow es tan honesto emocionalmente que su mera mención lleva a Beth al borde de las lágrimas. «Esa canción es simplemente acerca de tener tanta esperanza ante la desesperanza»También escribí esa canción con Rune, y cuando miré la toma, vi que Rob estaba llorando. allí, entonces Rob fue y consiguió el mejor coro maldito, y fue como si hubieran traído una iglesia a este disco «.

Las notas de la portada confirman que Westberg también fue un colaborador en la impresionante balada Thankful, aunque Beth también saluda a un tercer compositor no acreditado. «Rune y yo estábamos en la sala escribiendo, y no estábamos llegando a ningún lado, pero siempre es divertido». Y luego, de repente, Thankful se reunió muy rápido. , porque lo sentimos en ese gran momento, tuvimos una pequeña muestra del cielo «.
Si el ritmo hedonista de Try A Little Harder evoca el tumulto del Strip de Las Vegas, esa fue la intención de Beth. «Es saltar al cuerpo de mi padre en los años 70 cuando era un gran apostador», explica. «Lo llevaban todo el fin de semana a Las Vegas y lo acomodaban en el hotel, porque gastaba mucho dinero. Era un jugador psicótico. Solo uso su manía por ser un jugador de baccarat y mi manía por hacer música. Mi padre y yo somos muy parecidos, es ridículo. Esa canción me hace sentir confiada, feliz y más indulgente con mi trastorno bipolar «.

Por otra parte, recordamos el talento de Beth para difuminar los géneros sobre el sensual flamenco de las canciones de cuna españolas y el rubor de la película «Rub Me For Luck» («Rob en realidad me dijo que uno debería estar en una película de James Bond»). Sugar Shack incluso tiene un sabor de discoteca para llenar cualquier pista de baile. «Creo que siempre voy a arriesgarme a hacer cosas en diferentes estilos», dice Beth. «En este momento, me he estado inspirando mucho en las canciones de la América de mediados de siglo. Entonces, ¿quién sabe cómo sonará el próximo disco …?»

Después de haber seguido la fascinante carrera de Beth Hart durante un cuarto de siglo, hemos aprendido a descartar cualquier cosa, siempre que sea real. Y ahora, con War In My Mind, esta compositora ha hecho un disco que bloquea su alma, que lleva el corazón en la manga y no se disculpa por ello. «Ya sabes», concluye,«cuando hicimos la sesión de fotos para este nuevo álbum, fue la primera vez que dije: ‘Sin maquillaje y sin aerografía’. Estaba impaciente por tener 47 años y no estaba tratando de ser joven y competitiva, y todas estas cosas siempre me he sentido como se supone que debo ser. Creo que estoy empezando a avanzar un poco, acercándome a la verdad. Y puede que no sepa cuál es la verdad … pero estoy de acuerdo con eso «.

Listado de canciones de War in My Mind:

1. Bad Woman Blues
2. War In My Mind
3. Without Words In the Way
4. Let It Grow
5. Try a Little Harder
6. Sister Dear
7. Spanish Lullabies
8. Rub Me For Luck
9. Sugar Shack
10. Woman Down
11. Thankful
12. I Need a Hero

Beth Hard War in My Mind

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close