CONVERGE + HARM’S WAY + GOLD – Sala Penélope (Madrid) – 18/06/2016

Hace unos días pudimos disfrutar de seguramente uno de los shows más frenéticos y vertiginosos previstos para este 2016. En esta ocasión parte de la redacción de Fotoconciertos se desplazó la tarde del sábado 18 de junio para contemplar en primera fila de lo que eran capaces de ofrecer en la madrileña sala Penélope tres grupos que actualmente se encuentran inmersos en una gira europea que tiene intención de acabar casi a mediados del próximo mes de septiembre: hablamos de los conocidos Converge, de sus compatriotas estadounidenses Harm´s Way y de los procedentes de Holanda Gold. Estos dos últimos como teloneros que se encargarían de ir amenizando el ya de por si caluroso ambiente veraniego y preparando la escena para recibir a la esperada banda liderada por Jacob Bannon, cabezas de cartel y los verdaderos protagonistas de la velada.

Gold_18.07.16_Penelope_09

Una larga cola a la entrada de la sala anticipaba una numerosa asistencia al evento. Aproximadamente a las ocho de la tarde, y media hora más tarde tocaría el turno del primer grupo telonero, que se encargaría de inaugurar el evento. Con bastante puntualidad, los holandeses Gold salieron discretamente a escena, mostrándose como un grupo bastante reservado. Destacó en seguida su formación, ya que la componían ni más ni menos que tres guitarristas y una vocal femenina, aparte de los ya habituales en casi cualquier grupo de metal bajo y batería. Con una propuesta interesante, algo atípica pero a su vez bastante oscura, sorprendieron a muchos con su música pero también con su actitud, la cual desprendía en todo momento un halo de misticismo y misterio (conseguido sobre todo por los gestos de la vocalista Milena Eva, que trataba de hechizar a los presentes con sus melódicos registros vocales, vistiendo igualmente un curioso atuendo con tono gótico). En su repertorio de temas recuperaron alguno de su primer álbum, Interbellum, pero sobre todo hicieron hincapié en su segundo largo, No Image, del que incluyeron entre otros “Old Habits”, del que recientemente publicaron en los medios un video oficial, el cual incluye bastantes imágenes de carácter reivindicativo. En general realizaron una muy correcta actuación, en la que prácticamente no se notaron fallos (quitando algún que otro momento de descoordinación del principal guitarrista, que daba la impresión de ir a su propio ritmo especialmente al tocar esos larguísimos solos, característicos del sonido de Gold), y que resultó ser una más que idónea manera de comenzar el show. Un grupo al que habría que seguir muy de cerca.

Harms_Way_18.07.16_Penelope_05

Tras ellos, a eso de las nueve y cuarto llegaba la hora de la actuación de Harm´s Way, la banda procedente de Chicago liderada por el imponente frontman Jay Jancetic. Salieron a escena casi sin retraso, apenas unos diez minutos después de lo previsto, con una actitud que se alejaba mucho de sus predecesores compañeros teloneros. Mucho más directos desde el primer minuto, animaban efusivamente al público, que comenzaba a moverse mucho más, pudiéndose observar los esperados típicos corrillos de mosh formándose alrededor de la primera fila, de los cuales resultaba complicado salir sin llevarse unos empujones. Con ya tres discos a sus espaldas, se centraron básicamente en el último Rust, lanzado hace más de un año, del que rescataron temas como “Amongst The Rust”, “Mind Control”, o el segundo elegido por ellos tras la introducción titulado “Infestation”, en el que el cantante aprovechó para quitarse la camiseta para lucir su enorme tatuaje frontal del torso. En líneas generales, el quinteto propuso un setlist rotundo pero quizás algo corto, ya que tras finalizar su actuación dejaron la sensación de haber tocado incluso menos tiempo que los anteriores; aparte, extrañamente tampoco consiguieron sonar del todo claro o nítido, aun contando con un guitarra menos en comparación con Gold, pero ofrecieron a cambio un show con una actitud vibrante, poniendo la nota hardcore más pesada hasta el momento, elevando así en energía notablemente el nivel del evento, dejando a los asistentes con ganas de escucharles más pero listos y preparados para recibir a los enérgicos cabezas de cartel que tocarían a continuación.

Converge_18.07.16_Penelope_06

Se acercaba así por fin el momento más ansiado de la noche. Igualmente, prácticamente sin retraso en el reloj, y con la sala prácticamente llena, Converge apareció en el escenario con un breve discurso de presentación, que dio paso a la verdadera locura, como suele pasar en los directos de este grupo, el cual la última vez que nos visitó fue hace dos años en el festival gallego Resurrection Fest, tal y como recordó el bajista en uno de los descansos entre temas. Como buenos veteranos que son en esto, no defraudaron ni una pizca a los allí presentes, ya que demostraron nuevamente que son lo que son gracias a una actuación en la que tanto el saber estar como el repertorio escogido quedaban a la altura de lo esperado por todos de una banda de tal calibre. Con el cantante sin parar de moverse en todo momento, entregado al cien por cien con el público, que saltaba continuamente tanto en la zona baja como incluso desde el propio escenario al que se permitió subir en todo momento en su actuación, y con el guitarrista, bajista y batería motivados por el buen ambiente creado, ofrecieron un extenso compilado de sus cortes más conocidos, llegando a ser un total de veinte, escogidos de cinco de sus ocho álbumes de estudio. Resumiendo ligeramente, comenzaron con “Dark Horse”, enlazando con “Aimless Arrow”, continuando con “Trespasses” y el conocido “All We Love We Leave Behind”, para después tocar “Distance And Meaning” o “Eagles Become Vultures”, de su recién reedito disco You Fail Me, para ir finalizando con “Concubine” o “Fault And Fracture”, de su aclamado Jane Doe, entre muchos otros, y escogiendo “You Fail Me” como la última opción. Al acabar, tras algo más de una hora de concierto, el cantante Jacob, completamente exhausto y lleno de sudor, permaneció en el escenario saludando a los que se encontraban en la primera fila deseosos de saludarle de alguna manera, agradeciéndoles así el haber estado allí en ese momento, un pequeño gesto o detalle que muchas formaciones en la actualidad se pasan por alto y que evidentemente significa mucho para muchos. Dejaron claro porqué a día de hoy continúan moviendo grandes masas de admiradores siendo uno de los principales referentes dentro de la escena extrema, más concretamente dentro del hardcore caótico, siendo además más que apreciable tras volver a verles en directo el hecho de que todavía les queda fuelle para muchos años más… Una noche que seguramente costará olvidar, y que ojalá se repita pronto.

Texto: Serguei Igorovich | Fotografía: Alberto Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close