Crítica: Beth Hart – War In My Mind

La reina del Blues Rock eléctrico Beth Hart es un fenómeno vivo real y auténtico, lejos de los focos de la prensa amarillista. Una artista humilde, alejada de las producciones desorbitadas, plasma cada uno de sus trabajos de honestidad y pasión por el blues de toda la vida.

Con War In My Mind, este talento desenfrenado vuelve a canalizar todos sus demonios para crear una obra de arte hermosa y llena de sentimiento, a través de canciones personales que según la artista le ha servido de terapia. Beth Hart se encuentra en este momento disfrutando de una segunda juventud en la que puede afirmar con orgullo tener a la crítica a sus pies, disco tras disco. Para este trabajo, la cantante apuesta por desbordar su talento musical y sacar a la luz su viejo espíritu de blues woman para reflejar sus problemas personales en forma de bellas melodías.

War In My Mind tiene un sonido denso y visceral, algo que se evidencia desde el primer corte, titulado “Bad Woman Blues”. Un canto gospel y un ritmo característico marcan el comienzo de un disco soberbio que derrocha pasión segundo tras segundo. La voz de Hart es cálida y desgarrada, contagiando de carisma cada instante. Le sigue la canción que da titulo al disco, “War In My Mind”, una balada al piano, donde transforma sus adicciones en un bello himno donde la artista purga su proceso de rehabilitación.

Con  “Without Words In The Way”, Beth apuesta por las influencias del jazz a través de una melodía que refleja una voz cansada.  Un corte triste y melancólica canción de cuidada composición donde todo detalle ocupa un lugar idóneo. Uno de los grandes momentos de este disco que huele al viejo blues del Delta. En “Let It Grow”, probablemente la pieza mas emotiva y honesta de todo este álbum. Una melodía que tensiona emocionalmente a la artista hasta el punto de parecer que en ella plasma cada uno de los instantes de su vida. El coro de este tema es digno de mención, un arreglo capaz de elevar esta canción al concepto de obra de arte.

Con “Try A Little Harder” llegamos a un tema marcado por la actitud, algo palpable en la base rítmica desmedida capaz de desbordar todo el espíritu eléctrico del Blues Rock. Un corte que habla de la necesidad compulsiva de componer música cual adicción. Aspecto que Beth Hart compara con su pasado con los narcóticos o la adicción de su padre por el juego. Una historia marcada por la tragedia, que la artista ha sabido darle luz. “Sister Dear” es la sexta pista del álbum, y probablemente, la mas emotiva de todo este trabajo. Un tema de Blues pausado, de sonido equilibrado y ecualización soberbia que refleja la amarga despedida que la artista le dedica a su hermana. De lo mejor de todo este disco, sin duda.

Con “Spanish Lullabies” y “Rub Me For Luck” llegamos al punto del disco donde Beth Hart se abre paso, sin ningún tipo de complejos, a la experimentación. La artista esta dispuesta a replantear los géneros como el flamenco para componer melodías pegadizas cargadas de encanto. Un regalo sin duda, que pone en evidencia el talento infinito de la artista. Les sigue “Sugar Shack”, momento donde el sonido cambia por completo para acercarnos al ritmo disco, capaz de llenar cualquier pista de baile. Una apuesta arriesgada de la artista por abrir un nuevo horizonte musical en su repertorio, que sinceramente, no desentona para nada a lo largo de todo este trabajo.

Tras la enérgica “Woman Down” escuchamos “Thankful”, una canción rápida y divertida, de arreglos dinámicos que nos devuelve a la Beth Hart que siempre queremos oír. Otro gran instante de este álbum que seguro aparecerá como parte de sus próximos repertorios en directo. El álbum lo cierra “I Need A Hero”, corte cálido que concluye un trabajo emotivo y denso capaz de agitar lo más profundo del oyente.

La carrera de Beth Hart está llena de grandes instantes musicales capaces de demostrar que la artista posee un potencial fuera de lo normal. El Blues Rock eléctrico adquiere un nombre propio bajo la presencia de esta artista infinita. Una carrera de más de 25 años de trayectoria avala su capacidad para componer melodías inspiradas por los demonios internos y un pasado convulso. Pasado que sin duda ha sabido canalizar a través de grandes composiciones como las que forman parte de este disco. Un disco imprescindible.

beth hart war in my mind

Tracklist

1. Bad Woman Blues
2. War In My Mind
3. Without Words In The Way
4. Let It Grow
5. Try A Little Harder
6. Sister Dear
7. Spanish Lullabies
8. Rub Me For Luck
9. Sugar Shack
10. Woman Down
11. Thankful
12. I Need A Hero

Formacion

Beth Hart: voz, guitarra y teclados

Israel López

9
  • Puntuación 9

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close