Crítica: Crashdïet – Rust

El caso de los suecos Crashdïet es uno de esos en los que se suele decir que cualquier tiempo pasado siempre fue mejor. Y es que su camino, próximo ya a las dos décadas de vida, no ha sido precisamente fácil.

Tras un debut brillante con Rest In Sleaze allá por 2005, con hits que a día de hoy aún siguen siendo indispensables en sus conciertos como “Riot In Everyone”, “Breakin’ The Chainz”, llegó la muerte de su vocalista original, Dave Lepard, y a consecuencia de ello los cambios constantes al micrófono que nos llevan hasta la actualidad.

Pero ellos siguen a lo suyo, y temas como los iniciales “Rust” (que da título al disco) o “Into The Wild” así lo certifican . Potente sleazy glam metal de tintes punk y estribillos pegadizos que harán la delicia de los aficionados al género. Así lo certifican los adictivos riffs de guitarra de Martin Sweet y la nitidez de los agudos de Gabriel Keyes. Ojalá encuentren en él y en su voz el punto de estabilidad que tanto necesitan.

Una senda similar sigue “Idiots”, apostando por una estructura y un sonido un peldaño más agresivo, más heavy, pero que deja intacta la esencia de la banda. Como perfecto contrapunto encontramos la pausa y la emotividad en “In The Maze”, la balada perfecta para describir un sentimiento que deben llevar grabado a fuego y cuya letra nos empuja a luchar ante las adversidades en busca del ansiado camino en la buena dirección.

Aunque, personalmente, el punto álgido del compacto lo rubrica la excelente “We Are The Legion”. Un tema 100% de la escuela hard rock más ochentera y clásica, muy en la línea de su “Generation Wild”, condenado a convertirse en una de las composiciones más celebradas de sus inminentes directos. Y la inmaculada base rítmica que imprimen Peter London y Eric Young, al bajo y a la batería respectivamente, tienen gran parte de culpa.

Vuelven a apostar por la caña y la velocidad con “Crazy”, retomando la senda de las melodías pegadizas y los estribillos que tanto les/nos gustan con “Parasite”. Atención al riff de guitarra que se marca Sweet como si de los primeros Bon Jovi o Scorpions se tratará.

Encuentran un punto de experimentación, sin tomar grandes riesgos, en la preciosa “Waiting For Your Love”, con la voz de Keyes dibujando deliciosas melodías al compás que le marcan las cuerdas de Sweet. Una perfecta extraña pareja. ¿Y qué toca ahora? Más velocidad. Así que pisemos el acelerador y pongamos nuestras gargantas al límite con “Reptile”.

Llegamos al final del trabajo moviendo el esqueleto (y la melena, si tenéis la suerte de tenerla) gracias al buen rollo y la festividad que desprende “Stop Weirding Me Out” y la densidad metálica de “Filth & Flowers”.

No, Crashdïet no es una de esas bandas llamadas a reinventar el género, ni tampoco lo pretenden, pero si lo vuestro es el hard rock de corte europeo este Rust es toda una delicia que no podéis dejar escapar. Dos deseos para finalizar esta crítica: Qué los suecos encuentren en Gabriel Keyes la estabilidad que obligadamente necesitan y que se dejen caer por nuestro país lo antes posible.

Crashdïet Rust

Formación

Gabriel Keyes: voz
Martin Sweet: guitarra
Peter London: bajo
Eric Young: batería

Tracklist

1. Rust
2. Into The Wild
3. Idiots
4. In The Maze
5. We Are The Legion
6. Crazy
7. Parasite
8. Waiting For Your Love
9. Reptile
10. Stop Weirding Me Out
11. Filth & Flowers

Lluís García

8
  • Puntuación 8

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close