Crítica: This Gift Is A Curse – A Throne Of Ash

En esa búsqueda constante de nuevos sonidos y bandas fui a toparme el otro día con This Gift Is A Curse. Y pese a que su nombre pueda ser un mal augurio, puedo asegurar que no perdí el tiempo con ellos y en concreto con A Throne Of Ash, su último disco lanzado a través de un sello que es garantía de calidad como Season Of Mist. Esta banda sueca lleva ya once años en la brecha en los que han publicado un EP homónimo, tres discos de larga duración (incluido este último) y sendos splits con las bandas Hexis y Seek. Su estilo es definido como blackened sludge metal, por lo que encontramos influencias del black metal sobre todo, pero aderezado con trazas de hardcore y doom. Una mezcla que viene a recordar al sonido de bandas como Oathbreaker o Downfall Of Gaia, que cogen el black y le dan una vuelta de tuerca gracias a composiciones impregnadas de otros géneros, principalmente los mencionados.

Este A Throne Of Ash cuenta de entrada con una portada estética y bonita; una ilustración con tintes ocultistas realizada por por el propio vocalista de la banda, J.A. Holmberg, que invita a -descubrir qué se esconde tras ella. Ante todo, la producción del disco es exquisita, algo que entendí mejor cuando vi que la masterización del mismo ha corrido a cargo de Magnus Lindberg, un señor que ha trabajado con otras bandas como Alcest o Cult Of Luna. Precisamente Johannes Persson, vocalista de estos últimos, realiza su aparición estelar en A Throne Of Ash. Una colaboración de altura repartiéndose las vocales con Holmberg en el tema que cierra el álbum, “Wormwood Star”, el más largo de todos y donde, al contrario del resto del álbum, predomina más el doom y las atmósferas pesadas, coqueteando con el post-metal de los de Persson. Antes de esta ostentosa composición, lo que encontramos es una sucesión de cortes que van más en una onda post blacker y agresiva, con ritmos rápidos, diabólicos riffs, blastbeasts y gritos del averno. En ese terreno, “Blood Is My Harvest” y “Threshhold” se erigen como grandes triunfadoras dentro de A Throne Of Ash. Eso sí, no entierran una sobresaliente “Wolvking”, que encuentra el equilibrio en el doble bombo de J. Nordlun recordando a los Behemoth más feroces, justo después de darnos un respiro con una “Monuments For Dead Gods” que transcurre mayormente a medio tiempo.

En resumen, This Gift Is A Curse dan lo que prometen en este A Throne Of Ash, un regalo cargado de oscuridad y mala baba envuelto en paisajes sonoros de pesadilla. Una combinación de sonidos recomendada enérgicamente tanto a seguidores del black metal old school como del post-metal, sludge y black moderno. ¿Lo peor? Que puede resultar caótico si no estás familiarizado con estos géneros y que está en las antípodas de ser el paradigma de la innovación. Tú que estás leyendo: coge este regalo y maldícete.

This Gift Is A Curse A Throne of Ash

Formación

P. Andersson: guitarra, coros
D. Deravian: guitarra, coros
L. Gunnarsson: bajo, coros
J. A. Holmberg: voz
J. Nordlund: batería

Tracklist

1. Hæma
2. Blood Is My Harvest
3. Thresholds
4. Gate Dweller
5. Monuments for Dead Gods
6. Wolvking
7. I am Katharsis
8. In Your Black Halo (Mass 317)
9. Wormwood Star

This Gift Is A Curse

Alberto Zambrano

7.5
  • Puntuación 7.5

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close