Crónica de Burning + Desvariados – Sala La Riviera (Madrid) – 05/10/2019

Camino de La Riviera iba metido en mis pensamientos, me venían a la cabeza frases de esas que dicen todos los deportistas al ganar un campeonato importante “aun no somos conscientes de lo que hemos hecho”, y yo pensaba igual, no tenía asumido que iba a ver el último concierto de una de las bandas más importante, si no la mas, del nacimiento del rock and roll en nuestro país. Tras más de 45 años y 2000 conciertos a sus espaldas Burning “se jubilaba”.

Este no era un concierto más, era algo especial, una velada atípica por lo que no puedo hacer una crónica más. Espero que sepáis disculparme, incuso pido perdón a mis amigos de Desvariados pero voy a pasar muy por encima de su genial descarga una vez más. Les he podido disfrutar en directo unas cuantas veces ya y su Café Caimán está más que exprimido por lo que hoy voy a ser aún menos profesional que nunca y no voy a hablar de su actuación. Estoy seguro que me vais a leer, si Dios quiere, muchas veces crónicas suyas porque están en proceso de sacar su segundo disco y tienen ya un rodaje tal que creo que no me equivoco si digo que el disco será bestial así que, perdonarme chicos pero esta noche Madrid es de Burning.

No por ser el último concierto iban a cambiar las cosas, al contrario, Johnny y sus inseparables gafas pisaron el escenario de una sala completamente a rebosar, era fantástico ver que a la despedida a pesar de que la media de edad fácilmente superara los 40, había familias completas, es algo que, más en estos tiempos de calamidad musical, te hace sentir fantásticamente bien, creerme. Todo trascurría como un concierto más pero no era así por que tras “bestia azul” y “Baila mientras puedas” las emociones salen a flote, Johnny visiblemente conmocionado da las gracias a Madrid, la ciudad de Burning, casi al borde de las lágrimas.

Podría nombrar los temas del concierto pero seguro que no os sorprenderán a ninguno, “las chicas del Drugstore”, “Jim dinamita”, “Weekend”, “miéntelas”…pero creo que esta vez esto tiene que ir mas de sentimientos. Y en esas posiblemente de las que se llevaron la palma fueron “como un huracán” que se convirtió casi en un Karaoke inmenso de más de 2000 gargantas que el bueno de Johnny no pudo, ni supo ni por supuesto quiso parar, y es que era verle la cara de felicidad tras sus eternas gafas negras para desear por un segundo estar metido en su cabeza y saber que estaba pasando por ella en ese momento tan mágico.

Desgraciadamente al menos desde mi posición la di referencia en la ecualización de los micros de Johnny era más que evidente, el de su teclado tenía unos agudos excesivamente altos mientras que el frontal si ofrecía todo el cuerpo del que era capaz de trasmitir la garganta del casi jubilado Sr. Cifuentes. pero esta noche ni siquiera eso era importante, menos aun cuando comienza a sonar “esto es un atraco” y botella de Champagne en mano (o sucedáneo, que mi posición era alejada y no quiero que nadie se ofenda) rego a todas las primeras filas dando comienzo a “mueve tus caderas”, os podéis imaginar, a estas alturas la sala ya era una inmensa sauna, tanto gimnasio y tanta mierda y de allí salió casi todo el mundo con algún kilo de menos y además pasándoselo en grande.

No hubo que rogar mucho a la banda, por cierto, antes de nada y aunque está claro que Burning es Johnny Cifuentes…pedazo de banda, todos y cada uno de ellos, Carlos, Eduardo, Nico, Miguel y Kacho, tremendos, pero lo que iba a decir, comienzan los bises con anécdota “he estado infinidad de veces aquí en la Rivi viendo a mis artistas favoritos, joder, siempre he querido saber que se siente ahí abajo cuando tocan los Burning, ayudarme a bajar!”, pues eso, allá que fue el bueno de Johnny subido en la valla de la primera fila para luego no encontrar la forma de volver al escenario. “No pares de gritar”, “no es extraño que tu estés loca por mí”, “Nena”, “que hace una chica como tú” y tras más de dos horas llegaba el punto y final, como no podía ser de otra forma con “una noche sin ti” en la que una vez más la sala Karaoke La Riviera demostró todo su cariño a un casi jubilado nacido en Chamberí un 12 de Junio de 1955 y criado en Carabanchel que en el 74 decidió comenzar una locura musical a la que llamo Burning.

Llegamos a una edad en la que nos damos cuenta que hemos cambiado las bodas de los amigos por los funerales, musicalmente nos sucede lo mismo, poco a poco vamos asistiendo a “Giras de despedida” de aquellos que han compuesto la banda sonora de nuestras vidas. No podemos luchar contra el tiempo, por mucho que corramos nos va alcanzar seguro por lo tanto, la mejor idea es darle la mano y hacernos amigo suyo, algunos deciden dejarlo cuando aun están en plenas facultades mentales como para no sonrojar a sus fans de toda la vida. Esta noche en La Riviera se ha echado el telón por última vez para uno de los padres de nuestro Rock and Roll, Johnny Cifuentes, que le vaya bonito en su retiro, se ha ganado. Hasta siempre.

burning riviera sold out

Texto: Raúl Blanco

2 Comentarios
  1. Luis dice

    Una noche especial, venidos desde Zaragoza. Ciertamente no fue un concierto redondo, faltando además «Dieron las 10″… asumiendo que «R’n’R mamá» está fuera de repertorio hace tiempo… Algún fallo técnico, como dices, quizá algún invitado hubiera estado bien…
    Pero todo eso da igual. Es Rock and roll, y el R’n’R no es perfecto y nos gusta tal y como es.
    Fue una despedida a la altura y como merecen Burning y su gente. Una de esas noches que quedarán en la memoria.
    Salud y Rock and Roll.

  2. Alberto dice

    Sonido nefasto. Sorprendentemente, mucho peor que el de sus teloneros, los «Desvariados». Todo lo demás sublime, una despedida a lo grande, con La Riviera apunto de explotar. Grande Johny, un concierto entregado, sentido, vivido. Grandes los músicos, excepcional duelo de guitarras, una banda elegante, efectiva y contundente que hace lo que tiene que hacer para que los teman luzcan y Johny deslumbre.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close