Crónica de Ed Sheeran – Wanda Metropolitano (Madrid) – 11/06/2019

Vuelvo a la carga, esta vez con un señor inglés al que no hay que mirar de frente porque te puede robar el alma, Ed Sheeran

Por problemas con un seat panda, como diría Estopa, no pude llegar a Zara Larsson, entrando justo a tiempo para el set de James Bay, que me sirvieron para tomar posiciones para lo que vendría después. Iba con cero idea sobre ellos, como suelo ir siempre con la mayoría de teloneros, y este es uno de los pocos casos en los que me dolió en el alma que el pase fuera a pista, porque al menos sentado hubiera podido disfrutar algo de ellos. Entre la gente entrando, todo el batiburrillo que se formaba y que, admitámoslo, no me decían nada, no me presagiaban nada bueno para el resto de la noche. Esperaba equivocarme.

Una vez terminado Bay, tan solo unos ligeros 40 minutos después y con todos los cambios hechos, con un video desde el backstage, Ed Sheeran haría aparición en escena con “Castle on the hill”, con el único grito ensordecedor que daría la gente.

No es que precisamente sea viejo. Copón, diría que soy de los más imberbes de Fotoconciertos, pero eso no quita que la juventud allí congregada (y papis y mamis acompañantes), salvo contadas ocasiones, cantaran por lo bajini y sin gracia alguna las canciones. Igual es que me he acostumbrado a los berreos cerveceros y a los “en los 80 sonaban mejor y no se habían vendido”. Igual es eso.

Una de las cosas que más me llamó la atención con diferencia fue que salió solo al escenario, en el cual cabían unos pocos monitores y él. Sin músicos de acompañamiento, coros…Nada. Es el tipo de playback que nunca hubiera esperado encontrar en un concierto. Mejor por él, claro, que la pedalera de loops no pide pan y los músicos, según el día, cerveza o cali. Lo destaco porque me parece digno de mención que una persona que perfectamente podría haberse rodeado de una banda siga saliendo como cuando empezó en locales enanos para 4 personas, como bien recalcó durante la noche, añadiendo que era el concierto más grande que había hecho en Madrid, tras lo cual pegó un repaso a varios temas del primer álbum. A estas alturas, pese a que había aun luz diurna, muchos móviles habían agotado la mitad de su batería por estar permanentemente encendidos a modo de estrellas en el atlético campo.

Hablemos del escenario ahora que sabemos que estaba más vacío que una sala el día de un concierto de bandas locales (desde aquí un abrazo a los padres de los músicos, “la escena” un 90% de las veces). Todo led para mayor magnificencia de la pelirroja figura que asomaba en el centro, con cambiantes efectos durante todas las canciones, pasando desde simples imágenes del músico adornado con videos de libre uso, así como trozos de letra rozando casi el Lyric Video. Destacar el buen uso de las contadas luces (visibles) que había junto a las pantallas, sobretodo en el tema “I see fire”, contando con imágenes de la película El Hobbit: La Desolación de Smaug, de la cual fue parte de la banda sonora.

Llegando el final del concierto, con un falso final que dejó al respetable cantando, Ed reapareció con la camiseta de la selección española, para tocar “Shape of you”, tema que, comparado con otros esa noche, esperaba mucha más respuesta por parte de la gente, y sin embargo se quedó a medio gas, cosa que también se notó en el tema que finalizó la noche, donde el único momento de euforia fue para la foto-finish con la bandera.

Siendo mi primerita vez en el pez llamado La Peineta, había oído que el tema de acústica para los conciertos brillaba por su ausencia, pero quitando un público trasero algo descompensado en el tempo con el resto del estadio, y que yo me amorré a la pared de la tienda de sonido/luces, el concierto fue bastante cristalino, también contando las pocas líneas que había para sonorizar comparado con sus propios teloneros.

En resumen, obviando el granizado de horchata que tiene este hombre en las venas, y que la gente en algunos momentos seguía de martes, la analogía de “no ir a septiembre de milagro” en las fechas que estamos de clases sería bastante acertada.

Texto: Manuel Grande

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close