Crónica y fotos de Skid Row + Double Crush Syndrome – Sala Mon (Madrid) – 27-05-2018

Estamos en el año 2018 después de Jesucristo. Todo Madrid está ocupado por los futboleros… ¿Todo? ¡No! Una sala poblada por irreductibles bandas resiste, todavía y como siempre, al fan del deporte rey. Y la vida, sin que sirva de precedente, es buena para los asistentes del campamento Mon Conciertos.

Suponemos que pocos habría en la sala, con el centro cortado, que no se hubiesen enterado de la “proeza histórica” de este año en el terreno furgolero. Pero los asistentes al concierto de Double Crush Syndrome y Skid Row celebraban que de nuevo los americanos estaban en su ciudad. Aunque antes, tocaban unos -hasta el momento- desconocidos alemanes.

Double Crush Syndrome Sala Mon 2018 05 27 Andrés AbellaDouble Crush Syndrome, o esos tíos que suben desharrapados al escenario, que parecen hacer industrial metal… nos dejaron con el culo torcido a todos. Las aproximadamente 60 personas que había al principio de su concierto, hasta la sala casi abarrotada que hubo cuando dejaron sus instrumentos, pueden dar fe. De pensar “y estos tíos quienes son”, a afirmar, con rotundidad que muy bien lo tendrían que hacer los de New Jersey para superar el señor conciertazo que dieron estos tres, a pesar de tener menos de la mitad del escenario para moverse.

Porque los Double Crush Syndrome tocaron en un espacio bastante reducido. Tanto, que para poder cruzarlo de lado a lado, poco más y pateaban a la primera fila, por tener su batería no en la tarima, sino a pie de escenario -y casi a pie de público-. Pero aún así, lo dieron todo a lo largo de los siete temas, e hicieron que a pesar de no sabérsela, todos acabasemos cantando el “Die for Rock n’Roll”.

Y tras este conciertazo, les tocaba el turno a los Skid Row, sin Sebastian Bach, pero que siguen siendo Skid Row. ZP Theart lo sabe bien y lo asume, con las tablas que le han dado sus bandas anteriores, especialmente DragonForce. Comienzan bien con “Slave to the grind” para pasar a “Sweet Little Sister”, aunque a partir de ahí, hasta la mitad del concierto… se hace un tanto aburrido y monótono, y más, después de la apisonadora que tuvimos para calentarnos.Skid Row Sala Mon 2018 05 27 Andrés AbellaAunque casi la totalidad de su setlist siga varado entre los años 89 y 91, Skid Row hacen solamente una concesión a su más reciente trabajo editado, ese Rise Of The Damnation ArmyUnited World Rebellion: Chapter TwoUnited World Rebellion al completo no saldrá, recordemos, hasta el año que viene, con suerte-, hecho que hace que absolutamente todo el mundo se conozca los temas que van a tocar. Casi, si me apuras, incluso el momento de la jam -“Monkey Business”, por si te lo preguntabas, justo antes de los bises-, lo que le resta bastante potencia al show.

Quizás, lo menos previsible para este fin de gira europea -si, The Snake, Rachel Bolan, Theart, Scotti Hill y Rob Hammersmith terminaban en Madrid esta parte del tour- fue el sacar a una chica de ocho años al escenario, darle un par de botellas de agua, y animarla para que rociase al público con ellas durante “Youth Gone Wild”, al tiempo que Andy Brings y Slick Prolidol, guitarra y bajo de sus teloneros hacían crowdsurfing.

Skid Row Sala Mon 2018 05 27 Andrés AbellaPor cierto, ¿os he dicho ya que Skid Row bien, pero que Double Crush Syndrome se los comieron sin falta de patatas?

Texto y fotografía: Andrés Abella

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close