Crónica y fotos de Desvariados + Calibre 91 – Sala Mon (Madrid) – 06/04/2019

Enmarcado dentro de la apuesta cultural Escenarios Mahou, como comento Adri vocalista de Desvariados “nosotros nos bebimos sus litronas de botellón y ahora ellos nos pagan las salas, es un trato justo”, el rock llegaba a la Sala Mon de la mano de unos recién aparecidos en el circuito Calibre 91 y Desvariados que están dando sus últimos coletazos a un álbum, café caimán, al que ya resulta imposible sacarle más rendimiento después de tres años de vida. Prácticamente lleno y un público muy joven devuelven la esperanza en el ser humano y sus gustos musicales.

Calibre 91 Sala Mon Madrid Raul Blanco 2019 06 04

No tenía absolutamente ninguna referencia de Calibre 91, me pillaron completamente a contrapié pero fueron una maravillosa sorpresa. Ahora mismo estaba dándole una vueltecita al disco que pille en su merchand y como suele suceder en estos casos, y más en bandas muy jóvenes y noveles, no les hace para nada justicia a su enérgico y divertido directo. Disfrutaron de cuarenta y cinco minutos pero los aprovecharon muy bien para dar a conocer el disco, siempre me engaña el rock´n´roll, aunque a juzgar por la reacción del público yo era de los pocos que no conocía a la banda. Puede que haya sido la incorporación de un segundo guitarrista en relación al disco pero solo hay que escuchar el tema “Siempre me engaña el Rock´n´roll” en directo y en disco para rápidamente apreciar la tremenda potencia de su descarga, completamente diferente a su toque edulcorado en el cd. Una banda muy joven que puede ofrecer mucho en un futuro no muy lejano.

Desvariados Sala Mon Madrid Raul Blanco 2019 06 04

Era la tercera vez que veía en directo a Desvariados y sin duda la mejor de todas. El crecimiento que esta adquiriendo la banda es serio, muy serio, puede que sea por lo comentado anteriormente de que ya tienen muy trillados los temas pero la seriedad, musicalmente hablando, que han incorporado en su directo es para tenerla muy en cuenta. Sin perder ni un ápice de su agresividad han conseguido tener ese aplomo que te da el tiempo, y tan solo en tres años, que te hacen dar una imagen de profesionalidad que es la base imprescindible para llegar a ser alguien en este duro mundillo. Como muestra, comienzo con “El ultimo blues sincero” en el que no había forma de que sonara la guitarra de Víctor algo que solvento Adri sin ningún problema, con aplomo y profesionalidad.

Desvariados Sala Mon Madrid Raul Blanco 2019 06 04

En la sala había una buena representación infantil algo que no corto a Adri en la presentación de “Escúpeme”, esto es rock and roll para bien y para mal. Después de escuchar un tema de que apareció en su primer maqueta llamado “Todavía hay tiempo” con el habitual final torero de Adri, por fin, los que estuvimos en la Sala Mon hemos sido los primeros en escuchar un tema nuevo de la banda, un corte que sigue el sonido Café Caimán. “Pantera” es un rock and roll con ritmo “locomotora” y un estribillo que con una pequeña lección previa, su dictadura animal hasta que acabe conmigo, su dictadura animal hasta que me mantiene encendido, resulto suficiente para ser coreada como si de un tema de Café Caimán se tratara. Muchas ganas ya de escuchar el disco que se están tomando con tanta calma crear.

Desvariados Sala Mon Madrid Raul Blanco 2019 06 04

Aun teníamos un regalo más, la versión del tema de Sabina “Conductores suicidas” a lo “Desvariados” ¿Necesitáis más ejemplos sobre la madurez de la banda actualmente? Su tema bandera “La chica de Dylan” cerraba su set list antes de los bises de lo que estaba siendo un impecable concierto y para rematarlo, visualmente hablando, Adri apareció en escena con la preciosa Grestch g9200 boxcar, algo que la juventud de la audiencia no aprecio del todo ya que es una guitarra que no suena muy alta y necesita silencio, aun así, ese mágico sonido metálico que ofrece y que le dio a la pincelada en la intro de “Mama, me quiere matar” fue directamente para enmarcar, los pelos como escarpias. Y…se acabó lo que se daba, “Camina solo” y “A mil kilómetros” nos daba la patada en el culo dirección a la vida real de nuevo después de hora y media de rock and roll sincero de ese que nace de las entrañas, del que es imposible fingir. Aún les quedan algunas fechas a esta gira, si te cae cerca alguna no lo dudes porque si no ya hasta el año que viene no creo que tengáis ocasión de volver a disfrutar de la banda ¡Qué demonios! Que se metan en el estudio de una santa vez y nos regalen esos temas nuevos que estamos deseando escuchar.

Texto y fotografía: Raúl Blanco

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close