Crónica y fotos de Pablo López – Palacio Vistalegre (Madrid) – 20/09/2019

No voy a negarlo, sobre el papel hay conciertos que dan más pereza que otros y uno que encajaba perfectamente en esa categoría era el de Pablo López solo a piano y voz. Bendita música, sé que muchos no lo entenderán, y otros a los que la juventud les impida abrir sus mentes hasta el punto de estar dispuesto a escuchar todo tipo de música tampoco pero, si algo agradezco al ver que en mi pelo asoman canas es que ahora si estoy disfrutando de verdad de la música, de toda y sin prejuicios estúpidos.

Pablo Lopez Vistalegre Raul Blanco 2019 20 09

Aprovechando el recinto Pablo López apareció por una de las puertas de acceso al ruedo con paso decidido y agradecido hacia su escenario situado en el centro de la arena, y como no podía ser de otra forma, antes de subir hizo su personal vuelta al ruedo saludando a las primeras filas. Ya me habían avisado, no busques set list, este es un artista que hace lo que le viene en gana en cada concierto, no hay reglas ni corsés. Cuantas veces habré escuchado eso pero, si, esta vez era con razón, comenzando por su principio con “Pongamos que hablo de Madrid”. Al hilo de esto el mismo Pablo lo confirmo “¿Os digo la verdad? No sé ni lo que voy a cantar. Hacemos una cosa, elegid un portavoz, mejor si es un niño o una niña y le vais diciendo los temas que queréis escuchar para que me los diga”. Esto, si te lo crees, y parece ser que si ya que no vi ni un solo setlist por todo el escenario, puedes calificarlo de dos formas, irresponsabilidad o genialidad Yo que queréis que os diga, bendita locura.

Pablo Lopez Vistalegre Raul Blanco 2019 20 09

El escenario tenía cuatro distintos ambientes, cinco si incluimos el piano más clásico en el centro del mismo como gran protagonista, unas mesas de un típico café por un lado, un sofá con un ambiente cálido en el único en el que el teclado era sustituido por una guitarra en otro de ellos, algo más frio el tercero con un pequeño teclado únicamente y un cuarto con un órgano mas clásico, todo esto al mando de un único artista y su talento. No escuchamos únicamente canciones de Pablo López, fueron muchos los fragmentos e incluso temas completos de otros artistas que sonaron como Antonio Orozco, Alejandro Sanz, Mecano, el “peces de ciudad” de Ana Belén que según nos contó es un tema que le marco y que escucho de una cinta de cassette que su madre compro en el círculo de Lectores e incluso se atrevió con una estrofa de “Salir” de Extremoduro en el que tuvo que decirle a una pequeña fan que había subido al escenario con el que no escuchara esa frase de “Yo ¿Qué en que coños ocupo el tiempo?”.

Pablo Lopez Vistalegre Raul Blanco 2019 20 09

Hablando de versiones, este es el primer concierto “en el que los artistas invitados entran por FaceTime” como el mismo dijo, y es cierto, móvil en mano realizo una video llamada a Antonio Orozco y a Alejandro Sanz para enseñar el ambiente de Vistalegre y que escucharan como tanto el cómo su público interpretaban “El viaje” (Orozco) y “Lo ves” (Alejandro Sanz), esta última interpretada a petición de una asistente cartel en mano. Sucede muy a menudo que este tipo de artistas conviertan sus conciertos en Karaokes, con la rabia que eso me da, y esto sucede con sus temas más famosos como «El mundo” o “Tu enemigo”. El espectáculo llegaba a su fin pero antes de interpretar “El patio” nos dejó una reflexión: “Puede que mañana o pasado me suceda en otro sitio y lo diré, no soy un hipócrita, si me pasa lo voy a decir pero a día de hoy, este ha sido el mejor día de mi vida sobre un escenario”.

Pablo Lopez Vistalegre Raul Blanco 2019 20 09

Puede gustarte más o menos el estilo e incluso el artista en cuestión pero a mí me ha quedado clara un cosa sobre el resto, Pablo López se ha ganado mi más absoluto, total y rotundo respeto. El espectáculo que ha ofrecido en Vistalegre no está al alcance de cualquier artista, y como guinda a un pastel de repostería fina francesa el de Fuengirola se bajaba del escenario dirección a la salida mandando callar al público para que le escucharan cantar a capela y sin micrófono las ultimas estrofas de “El patio”. Yo estaba casi en la parte más alta del recinto y tengo que decir que le escuche perfectamente desgañitarse. Soberbio.

Texto y fotografía: Raúl Blanco

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close