La web más despiadada del panorama underground

Crónica de Infected Rain + Astray Valley + Reset in May – Sala Rocksound (Barcelona) – 02/11/2017

He de decir de buenas a primeras que ya esperaba una visita de los moldavos Infected Rain, y más aún después de sacar un disco como 86. El primer punto de la ruta se destina a Barcelona, para ser más concretos en una pequeña sala situada en el decaído barrio heavy de las estrellas: Rocksound.

Nada más llegar a la sala se puede apreciar un escaso afluente de público a comparación de los tapones humanos que normalmente se llegan a ver a escasos metros de la puerta de acceso.

Los primeros en estrenar el escenario son Reset in May, banda de metalcore melódico formada en Granollers, aun empezando con un público bastante limitado he de decir que consiguieron una notable presencia encima del escenario, gracias sobretodo a la unión que se puede ver en estos a lo largo de 5 años de formación y a la naturalidad de Sergio a la hora de comunicarse con los oyentes. Pese a todo lo positivo que he comentado se aprecia su poco recorrido entre salas, provocando con esto una bajada gradual entre pausa y pausa. Sin duda las bandas de metalcore y otros derivados del estilo no forman parte de mi repertorio musical, pero a pesar de esto mentiría si digo que no disfruté con ellos. Está claro que Reset in May tienen tiempo de recorrido, pero gracias a la energía que demuestran pueden llegar a buen puerto a lo largo de su trayectoria.

Astray Valley son los siguientes en salir, los encargados de estrenar el Rock Fest 2017 se vuelven a batir en Rocksound, he escuchado bastante de ellos a través de estos dos años y siendo sinceros estaba impaciente por ver lo que estos colomenses podían hacer en directo. Desde luego el primer contacto con ellos resulta satisfactorio, sus años de carrera se notan con fuerza, desde una primera instancia notas la potencia y lo que pueden hacer estos si se lo proponen. Aún con su recorrido por la ciudad condal y la popularidad que han ido creando me parece interesante no haber escuchado noticias suyas por los diferentes lares que forman España, pero viendo lo que pueden crear estoy casi seguro que estas llegaran en breves.

Para ser honestos lo negativo también pasa factura, a lo largo de su concierto la puesta en escena es lo que más se puede destacar, pese a tener una satisfactoria calidad musical y una profesionalidad visible, produce un agotador ambiente al finalizar su show, provocado especialmente por los silencios entre canciones.

Ahora llega el momento de Lena Scissorhands y su banda Infected Rain. Una lograda puesta en escena crea una barrera invisible entre ellos y las otras bandas de la noche, detalles como la incorporación de un técnico de sonido o la importancia del juego de luces destacan ante lo anteriormente visto. Sin duda los moldavos llevan kilómetros de rodaje entre sus tres discos, consiguiendo hacer de la desventaja de tocar en un escenario pequeño, que imposibilita la caracterización que normalmente llevan a juego, la posibilidad de tocar en un contexto más cercano e íntimo con sus seguidores. Tristemente, aún con la ayuda sus propios técnicos, la sala juega un gran contra para lo que la banda trae, el sonido enlatado de las pistas se hace cada vez más notorio entre canción y canción.

“At The Bottom Of The Bottle” es el patito feo de la velada, contiene grandes fallos como el sonido cargado y la falta de voz en depende de que momentos por parte de Lena, pero curiosamente llega a ser la estrella de la noche dados los ánimos del ambiente. En contraposición encontraríamos a “Intoxicated”, el “famoso” tema trap de 86, empujado en gran medida por los sonidos proyectados por línea y la voz de Scissorhands.

A pesar de los constantes problemas que he podido ver no puedo decir que haya sido un mal concierto y mucho menos una mala experiencia, incluyendo en estas palabras tanto a Infected Rain como a sus teloneros. Una buena gestión de los recursos puede dar la vuelta a los problemas, sea de la sala, los músicos, los espectadores… Si pensábamos que esta primera visita iba a pasar sin pena ni gloria, dada su escasez de medios, poco a poco llegamos a olvidar este pensamiento gracias a la capacidad que las bandas reflejaron a la gente que pudo pasarse este jueves por la sala.

Texto: Aitor Lakhwani Sánchez

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close