La web más despiadada del panorama underground

Crónica de Leprous + Agent Fresco + Alithia + Astrosaur – Sala Bikini (Barcelona) – 10/11/2017

En un año Leprous ha visitado cuatro veces Barcelona y ya la última vez (en el Be Prog) me arrepentí de no haberlos podido ver. Leprous es una banda que está creciendo en popularidad dentro de la escena de progresivo y eso se notó nada más entrar en la sala Bikini. Llena, aunque no al máximo de su capacidad. Y con muchas camisetas de la banda, pese a que era una de las cuatro que tocaba en el escenario aquella noche. Aunque siendo sinceros, la gira era en motivo a Malina, el último álbum de estudio de la banda noruega que ya reseñé en su momento.

El concierto empezó temprano y puntual y a las siete ya estaban Astrosaur sobre el escenario. Esta banda de post rock noruega entraron con mucha fuerza en el escenario y desde la primera nota, aportaron una fuerza envidiable. Su post rock, con influencias también del metal progresivo, fue una manera buenísima de empezar la velada. Tres integrantes, a destacar sobre todo el bajista, cuyas líneas de sonido resaltaban por encima del resto del grupo. Se despidieron del escenario con la mejor canción de su actuación, de un post más melódico y ambiental.

Les siguieron la banda australiana Alithia, quienes habían tenido que buscar una cantante para substituir a John Rousvanis. Alithia es un grupo progresivo con una clara influencia del género más clásico, para lo bueno y para lo malo, pues aunque tienen una libertad y energía contagiosas, en ocasiones eran algo caóticos. Su concierto fue como mezclar muy buenos ingredientes: A veces salen platos deliciosos, otras veces patos menos apetecibles. En general, las sensaciones que dejaron fueron muy buenas, pero en algunas ocasiones la mezcla me pareció demasiado caótica para mi gusto. Muy interesante la fusión de varias voces (una gutural, una melódica y dos coros). Pese a todo, se notaba que se lo estaban pasando bien en el escenario y eso hizo disfrutar también al público.

Y llegó una de las estrellas de la noche, al menos para mí. La banda islandesa empezó con “Anemoi” y siguieron con la potencia de “Howls”. Ya desde el primer momento en el que el grupo pisó el escenario, tanto el público como ellos mismos enloquecieron de energía. Es la segunda vez que los veo en directo y en ambas ocasiones he tenido esa sensación de estar viendo potencia en estado puro. No solo porque la magnífica voz de Arnor Dan mejora en directo (sobre todo en canciones como “See Hell”, “Dark Water” o “Eyes of a Cloud Catcher”), también porque todo el grupo se desvive para mostrar su música al público. Tuvieron tiempo también de tocar una canción dentro del álbum nuevo que, si mantiene el nivel de ésta, seguro que será buenísimo.

La selección de canciones fue muy acertada y la ausencia de Vignir Rafn Hilmarsson, el bajista del grupo, apenas se notó; el grupo estaba en muchísima sintonía con Nicolai Morgensen de Vola, en parte seguramente por todo el tour que llevaban conjuntamente. Destacar especialmente algunas canciones como las ya nombradas arriba o “Autumn Red”, canción con la que acabaron y con la que Arnor, siguiendo su tradición, se bajó del escenario para cantar junto a sus fans. Solo por esa actuación ya habría valido la pena pagar los 25 euros que valía la entrada. A pesar de haberlos visto en concierto dos veces, puedo decir que Agent Fresco es de esas bandas que mejoran magistralmente cuando tocan en directo.

Pero aún quedaba la guinda del pastel, la estrella de la noche. Leprous entró en el escenario de una manera atípica, dejando que fuera el violonchelista el que los introdujera. Pisaron el escenario con fuerza y ya desde un principio, desde las primeras notas de “Bonneville”, eso se notó. No me pareció una canción muy adecuada para empezar el concierto (quizá porque de esta forma parecía que fueran a recrear su último álbum entero), pero una cosa no quita a la otra. No se notó para nada el cansancio que una gira conlleva ni el hecho de que esta fuera la cuarta vez que pisaban Barcelona en un año. Al contrario, parecían tan contentos de estar ahí como lo estaba el público, viviéndolo todo.

La escenografía (con varias pantallas puestas detrás y a los lados), el juego de luces, la posición de todos los miembros de la banda… todos los elementos del escenario estaban puestos para dar un buen espectáculo y sin duda Leprous cumplió. Einar se dejó la voz en algunos de los agudos, vibrando y conectando con el público, pero también los dos guitarristas (Tor Oddmund y Øystein Landsverk) interactuaban con el público.

Tocaron bastantes canciones de Malina, como “Stuck”, “Captive”, “Illuminate”, “Mirage” o “Malina”, entre otras, pero se acordaron también de sus anteriores discos (lamentablemente, no tocaron ninguna del primero, que es mi preferido). Destacar sobre todo la energía de “The Flood”, “Stuck” o “The Price”. Y por supuesto, esa guinda final que fue “From the Flame”, una de las mejores canciones del concierto, por no decir la mejor, que dio la nota final a lo que había sido hora y media de pura adrenalina.

En la reseña de Malina, comenté que Leprous es una banda de progresivo que tiene aún mucho que ofrecer. Ese sentimiento ha crecido, sin duda, después del concierto del viernes. La energía, la conexión con el público y la tremenda fuerza que tenían los noruegos sobre el escenario fue algo que recibimos todos los que estábamos allá. Solo espero que no se hayan cansado de visitar tantas veces Barcelona y se animen a volver una vez más. Aquí los estamos esperando con ganas.

Texto: Isa J. González

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close