Crónica del Mad Cool Festival 2019 día 1 – Espacio Mad Cool (Madrid) – 11/07/2019

Igual que cuando empiezas a nadar, al principio cuesta. Luego, largo a largo vas cogiendo ritmo. Un mar de gente en el segundo día de Mad Cool era perfecto para ponerlo en práctica. Desde el Océano Índico, Tash Sultana. Con tan sólo veinticuatro años la multinstrumentista nos dejó a todos gratamente sorprendidos. Lo difícil es clasificarla. Se mueve entre el rock alternativo, el reggae y el pop y hace autenticas maravillas con la pedalera. Pasó por una etapa oscura de la que salió y en sus canciones se plasma convertido en una especie de cadencia melancólica.

La impuntualidad de Lauryn Hill ya es conocida en el mundo entero, así con calma me fui hacía su escenario, ¿Qué me encontré? A Dj Reborn. Durante 20 minutos estuvo pinchando y bailándoselo todo a ritmo de Bowie. Al ver que Lauryn Hill no salía me fui para ver en primerísima fila a Iggy Pop. De camino pasé para ver terminar a la banda Kokoshca. Un grupo joven, cuya cantante que llevaba un vestidito blanco engaña bastante. Muy cañera a la guitarra y caja de ritmos mientras cantaba en castellano.

Para cañero Iggy Pop. ¿Para qué irse quitando ropa cuando ya puedes salir descamisado y darlo todo mientras cantas “I Wanna Be Your Dog”? Hizo todo un recorrido por la discografía de The Stooges sin parar de moverse. Sonaron “The Passenger”, “Lust for Life”, “I’m Sick of You”, en la que no paró de repetir «chicks and money” mientras se agarraba el paquete. Otro que iba sobrado de potencia es el trompetista que lo acompaña.

Le habían puesto una silla forrada con un estampado de tigre, pero él prefirió tirarse a los leones y bajarse al foso a cantar entre la gente durante su “Search and Destroy”. Cerró la apoteosis colectiva con “The Jean Genie”, “No Fun” y “Sixteen”.

Tiré hacía la otra punta del recinto para ver a Bon Iver. Ya había empezado y lo que me encontré fue un contraste bestial con respecto al anterior concierto. “Hey, Ma” mucha calma. La gente estaba a lo suyo, hablando, bebiendo… Tocan con una perfección impresionante, pero tal vez sus melodías trajeron demasiada calma, tanta que algunos lo vieron en posición fetal tirados sobre el césped artificial.

Perry Farrel, el ex Jane’s Addiction apareció en un escenario como robado del musical de El Rey León con siluetas vegetales y mucha proyección con animalejos durante su “Snakes Have Many Hips”. La banda de once componentes ofreció un show hipersexualizado, contoneos, striptease, proyecciones de chicas Play Boy… Increíble el baile en botas de vinilo de tacón a lo más puro estilo RuPaul que se pegó el corista. Cerraron con “Jane Says” y “Let’s All Pray For This World”.

Me quise pasar a ver un rato a Noel Gallagher y justo llegué mientras tocaba “Wonderwall». Me senté un rato en el césped, que ya tocaba, y aproveché para mandar un audio por Whatsapp mientras sonaba este súper himno de fondo. Había un rollo muy hippie todos cantando “Stop Crying Your Heart Out” y “Don´t Look Back in Anger”.

Asomé la cabeza por la carpa para ver a The Snuts. Banda joven y guitarrera que sonaban muy bien. De ahí a Vampire Weekend, que siendo cabezas de cartel lo cierto es que no había demasiado entusiasmo entre el público.

Todo el mundo hablaba de la juerga que tenían montada los The Hives y tiré para allá. Vestidos con smoking blanco y acompañados de unos técnicos ninja, el show era impagable. Su cantante es un sueco muy “salaó”, hace sus pinitos con el castellano entre canción y canción. Saltos y head banging durante su “Hate to Say I Told You So”. Se sacó entonces un peine del bolsillo y como si fuese un guerrero suevo antes de entrar en combate empezó a peinarse el tupé. Varias veces dijo camello en lugar de cabello, unas risas vamos. “I’m Alive” y “Tick Tick Boom” para hacer las presentaciones de la banda metido entre el público mientras decía que nos agacharamos para luego levantarnos todos a la vez y terminar de liarla.

Como os podréis imaginar acabé muerta, mientras me alejaba se oía de fondo a The Chemical Brothers a los que por desgracia me fue imposible quedarme.

Texto: Laura Delville

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close