Crónica del Mad Cool Festival 2019 día 3 – Espacio Mad Cool (Madrid) – 13/07/2019

Cómo era de esperar, siendo sábado, la frecuencia de paso del autobús iba a ser una autentica castaña. Así que allí estaba yo esperando en una parada de bus trucada, vamos de esas que te dicen cuando tiempo le queda para llegar a tú autobús y durante media hora te dice que le quedan tres minutos para llegar. Cuándo por fin llegó aquello parecía Camboya, más gente que en la guerra. Por fin llegué hasta Valdebebas y derecha a ver a Cat Power.

El ambiente en general era bastante tranquilo. La mayoría de la gente que estaba en el concierto estaba sentada en el césped de cháchara. En el escenario, vestida de negro y con unas grandes hombreras la cantante transmitía bastante calma, la verdad.

El contraste fue brutal con el siguiente concierto que nos fuimos a ver, (el sábado nos juntamos un grupo de amigos y nos hicimos la foto de postureo delante de la noria y todo) The Gossip. Beth Ditto, su cantante apareció en el escenario con un vestido negro con grandes lunares dorados, todo en ella es grande, lo que más su pedazo de voz.

Durante “Vertical Rhythm” hicieron un pequeño guiño a “The show must go on” mientras que Beth carraspeaba y se aclaraba la voz. Hizo varias bromas a lo largo del concierto imitando a la niña de El Exorcista. Ella pedía disculpas y decía que tenía la voz como un adolescente al que le salen gallos. Lo cierto, es que era como cuando el listillo de clase decía que llevaba fatal el examen y luego sacaba un diez. En “Move in the right direction” metieron aquello de “Just Like Heaven”, horas mas tarde sobre el mismo escenario estarían los The Cure. “Get lost”, “Yr Mangled Heart” y “Four Letter World”se pasaron volando mientras Beth, que estaba asada de calor la pobre, se quitaba su peluca estilo Bob para soltarse su melena pelirroja. Terminaron con “Standing in The Way of Control”

Cambio de escenario, de hecho en la otra punta del recinto, y los Mogwai. Su post-rock de un rollo mucho más tranquilo sirvió para tener un impasse para lo que se avecinaba después. “New Paths to Helicon” con su intro de teclado y batería contundente nos dejó la mar de relajados. La estructura de sus temas son tremendamente barrocos. Cánones en los que uno solo empieza a tocar mientras se van añadiendo instrumentos y melodías.

Parada técnica para cenar algo mientras de fondo tocaban Prophets of Rage. Pedazo de banda que, para quién no lo sepa, aúna entre sus filas a componentes de Rage Against The Machine, Public Enemy, Audioslave y Cypress Hill. Acabé viendo muy poco, en concreto como cerraron conKilling in The Name”.

Corriendo al escenario principal, dónde por fin Robert salió con su cardado ondeando al viento. Y así comenzó el concierto de The Cure“Plaisong”, “Pictures of you”fueron las primeras canciones. “High”, “A Night Like This” durante la que los punteos recordaban a la musiquilla de “Killing the Arab”.

El ambiente está impregnado de buen rollo, sobre todo mientras sonaba “Lovesong” y “Last Dance”. Yo, mientras, me imaginaba a Robert Smith arreglándose para salir a escena. Alguien le entregaba una camisa recién planchada, y entonces él la cogía, la hacía una bola y ¡Listo para salir a escena!

Durante “Burn” y “Fascination Street” el sonido falló. Fue muy divertido ver como a nuestro alrededor una especie de espíritu hippie se apoderó de la gente, que sin saberse la letra tarareaban “Just Like Heaven”. El fondo del escenario se llenó de colores, muy a lo portada de Wild Mood Swings con “Shake Dog Shake”. Reeves Gabrels, el ex-guitarrista de Bowie se acercó a la zona dónde estábamos. Una maravilla ver como toca.

Cerraron con “Disintegration” una de mis favoritas. Pero para los que no lo sepan, esto no había acabado. Los conciertos de The Cure suelen duran unas tres horazas, servidora con mucho gusto lo hubiese disfrutado. Tratándose de un festival se cortaron un poco y en los bises tocaron “Lullaby” llenando todo el escenario de telarañas de láser y luces violetas y verdes. “The Caterpillar” fue la menos esperada por muchos, al contrario que su mainstream “Friday I´m in Love”y la bailonga “ Close to Me”, muy para cantar aquello de “vamos Robert sal a bailar”jajaja ya sabéis a lo que me refiero.

Para despedirse mientras Robert se pegaba sus bailecitos de manitas pegadas y giro de torso (a lo mi pequeño pingüino) tocaron su ya mítico “Boys Don´t Cry”.

De camino a Greta Van Fleet me asomé por el escenario de al lado donde estaba actuando la sueca Robyn, que iba vestida con una camiseta muy en la línea del “free nipples”. Encontré que su escenografía con grandes telas colgando del trust eran una mezcla entre el video de “Lullaby” de los The Cure y Bonnie Tyler en su “Total Eclipse of the Heart” Justo estaba tocando “Indestructible”.

Para cerrar por todo lo alto el último día de Mad Cool, los Greta Van Fleet. Sin escenografía, solo ellos tocando con una maestría bestial para lo jóvenes que son, (la media de edad anda entre los 24 añitos), el grupo de Míchigan nos hizo viajar al pasado. Nos os podéis imaginar usando un adjetivo muy flamenco el poderío con el que me encontré. ¿De dónde saca la voz Jake Kiszka? Ese hombrecillo embutido en un mono con bordados en el pecho y micrófono en mano estaba soltando un torrente de voz que no era ni medio normal. Uno de los primero temas fue “Black Smoke Rising”.

Las pantallas durante su concierto emitían en blanco y negro y los sonidos no se quedaban atrás. “Flower Power” dejaba claro su conexión con los setentas. Muchos los han criticado, a mi me suenan a una mezcla entre Black Sabath y los Led Zepelin traída hasta el futuro. Continuaron con “Black Flag Exposition”, “Watching Over”y “Highway Tune”. Para cerrar, mientras la silueta de Jake en las pantallas recordaba a Bob Dylan, sonó“When the Curtain Fall”. Con este temazo, cuatro días de conciertos y habiendo bailado y cantado de todo cerré mi paso por el Mad Cool 2019. Tras haber cruzado la valla del perro de Paulov, intentado regresar a casa, para que el año viene, más y mejor.

Texto: Laura Delville

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close