Crónica del Okkult Session – Sala Mon (Madrid) – 29/09/2018

Como era de esperar Okkult Session del pasado sábado 29 de septiembre fue una tarde para no olvidar. El calibre de las bandas que compartieron escenario Louise Lemón, Sinistro, Dool, Amenra y como cierre Godflesh consiguieron tenernos en vilo toda una tarde y parte de la noche.

Los más madrugadores, pudimos ver a Louise Lemón, que comenzó a primera hora de la tarde con su death góspel. Quienes estábamos allí sabíamos que merecía la pena el madrugón. Servidora tuvo el placer de entrevistarla en las semanas previas al concierto y ya ahí, quedó claro lo ecléctico del evento. Tocó su álbum Purge y nos dio un adelanto de su próximo trabajo A Broken Heart Is an Open Heart’ al tocar el single, “Cross”, canción, en la que habla del crecimiento personal y de como continuar adelante.

Ella misma se confiesa seguidora de Anna von Hausswolff y lo cierto es que en ocasiones nos la recuerda.

La siguiente banda en pisar el escenario fueron los portugueses Sinistro. Tocaron temas de su último trabajo Sangue Cassia. Los guturales de Patricia Andrade resonaron aún más en directo, llevándote hasta una sensación de descenso a los infiernos. Sonó también muy contundente el bajo. Los movimientos de pequeño autómata de Patricia nos tuvieron toralmente enganchados. Tanto los que ya los conocíamos, como los que los escuchaban por primera vez no dudaron en despedirlos con una gran ovación, y no era para menos.

Continuando con el cartelazo, la banda holandesa de progressive rock y el  doom metal Dool. Supieron combinar perfectamente las suaves cadencias con el crescendo y la contundencia en los estribillos. Su cantante Ryanne van Dorst, demostró tener una fuerza y carisma en el escenario que pocos consiguen. En el tema “Golden Serpents” el protagonismo se lo llevaron el bombo de batería y la melodía creada con las guitarras. Por problemas técnicos sé cortó su actuación, pero con muchísima resolución Ryanne retomó el control con mucha caña tras un punteo.

Sus influencias de gothic rock nos quedaron claras al ver a uno de los guitarras vestido con una camiseta de los Fields of the Nephilim. Nos sonó mucho a los The Cult su “She Goat”. A continuación se marcaron una cover del mítico tema de los Killing Joke, “Love like Blood” más pausada que la original, pero bastante contundente.

Llegados a este punto, no sé si se me nota, pero fueron mis preferidos de todas las bandas que vi esa tarde.

De repente se hizo la oscuridad y un gran silencio lleno la sala. Entonces Colin H. van Eeckhout vestido con una especie de chilaba y baqueta en mano comenzó a entrar en escena golpeando un objeto metálico. Tras él, el resto de la banda, Amenra al completo. Continúan las guitarras, por ultimo batería. Mientras, su frontman nos da la espalda en todo momento mientras las guitarras muy pesadas siguen.

La gente no se callaba y quienes estaban metidos de lleno en el concierto, no paraban de chistar pidiendo silencio para oír la voz susurrada que rápidamente volvió a rasgarse con el sonido de fondo de la batería y las guitarras reiterativas y pesadas. H. van Eeckhout de repente, se quitó la chilaba y solo entonces se volvió hacia el público. Todos en vilo escuchábamos los temas de su próximo trabajo Mass VI. Una inmensa cruz invertida tatuada en la espalda. Siendo sinceros y pese a estar muy entregados a esa especie de misa, su intervención se nos hizo larga.

Como cierre los Godflesh. El dúo de metal industrial con guitarras pesadas, casi tan industriales como su ciudad de origen, Birmingham. Siendo como son ya una banda ya con solera, comenzaron con “Anything Is Mine” de su disco ‘Selfless’. Como excusa para arrancar con los temas de su último álbum Post Self tocaron la canción noventera con el mismo nombre.

Utilizaron recursos como la voz distorsionada acompañada de la caja de ritmos que ponía el componente electrónico con un punto insistente. Las guitarras empezaron a sonar como un motor en marcha que poco a poco fue cogiendo velocidad. Llegó un momento en el que los sonidos se antojaban mas para una rave que para una sala cerrada. Algunos que ya estaban en trance bailaban. Aquí ya quedaba espacio en la sala para ello, pues había menos gente, ya que muchos se marcharon tras Amenra.

De su último disco tocaron “No Body” y “Be God”. Lógico, ya que estaban de promo. Iban intercalándolo con temas más antiguos como “Spinebender”, “Head Dirt” y “Like Rats”, con los cuales cerraron su actuación.

Si hemos de poner una pega a Okkult Session sería la cantidad de bandas en un solo día y lugar. El punto altamente positivo sin duda alguna, la mezcla de estilos y bandas que resultó ser un acierto. Su afluencia de público avala esta cita que esperamos que se repita el próximo año.

Texto: Laura Delville

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close