Crónica de Slash con Myles Kennedy & The Conspirators + Bishop Gunn – WiZink Center (Madrid) – 13/03/2019

Una vez más el carismático guitarrista de Guns n’ Roses, Slash, visitaba nuestro país en una gira de su proyecto junto al líder de Alter Bridge, Myles Kennedy, y sus Conspirators para presentar sus más recientes creaciones publicadas en el álbum Living the dream que vio la luz a finales del año pasado. En un WiZink Center en su formato The Ring, lo que viene siendo únicamente la pista del mismo, y con una afluencia de público menor de la que cabía esperar en un principio las luces cayeron para dejar paso al espectáculo de una noche que prometía ser fantástica…y por momentos lo fue.

No tenemos cultura de teloneros en este país, está claro, y quien estuviera allí cuando pisaron las tablas Bishop Gunn sabrá a lo que me refiero, posiblemente ni el público de una Riviera había, para que os hagáis la idea. Y esas cosas me encantan sobre todo porque cuando lean esto, si es que lo leen, van a acordarse de esa última cerveza apurando al máximo el tiempo en los alrededores del Wizink Center. ¡Qué importante es el marketing para todo en la vida! Hay que saber venderse bien, no puedo llegar a entender como todo el panorama musical habla sin parar de unos chavalitos por que hacen un “rollo clásico copia de unos tal Led Zeppelin” (pongan ustedes aquí el nombre) y sin embargo pocos o nadie habíamos escuchado hablar de estos tipos. Capitaneados por un visualmente llamativo Travis McCready a las voces, Bishop Gunn dieron una auténtica lección de rock con saber añejo aderezado por un Stoner de época.

La banda del Delta del Mississippi que cuenta únicamente con un EP y un álbum se ganaron un buen puñado de nuevos seguidores por su desparpajo y buen hacer. Algunos de los temas que pudimos disfrutar fueron “Let the people know” de su EP homónimo,Anything you want y el que es su último video clip como nos comentó Travis, la balada semi-acustica “Makin´ it”. Me quede con ganas de escuchar más de estos chavales e ncomprensiblemente me quede también sin su CD ya que al finalizar el show solo podías encontrar en el puesto de merchand los artículos del artista principal. Recomendación, si gustas de los sonidos clásicos del Rock con raíces no dejes pasar la oportunidad de escuchar a Bishop Gunn, me lo vas a agradecer.

Con exquisita puntualidad, y ahora si con un WiZink presentando una buena entrada, sonaban los acordes de la intro “Ray´s goodbye” previa a que atronara “The call of the wild” con un público que no espero apenas tiempo para demostrarle a Slash el afecto que le procesa. The Conspirators son una maquina perfectamente engrasada y adherida a una locomotora llamada Slash avivada por el mejor combustible posible, el que proporciona un frontman del que se desconoce la última vez que cometió un error a las voces, el gran Myles Kennedy. No había problema que sonaran temas del proyecto en cuestión o de la etapa en solitario de Slash como “Ghost” o “Back from Cali”, Myles los llevaba a su tonalidad, si bien es cierto que en ocasiones excesivamente nasal, dándoles un plus de efectividad y calidad que las canciones agradecen sobre manera.

Pero el show tiene descansos prácticamente para todos y el del mencionado Kennedy debe agradecérselo a un bajista atípico de esos que no paran y montan su propio show. Todd Kerns toma posición en el centro del escenario para interpretar vocalmente dos temas que aparecían en el álbum en solitario del guitarrista publicado en 2010, “We all gonna die” y “Doctor Alibi”, con mensaje incluido al tristemente desaparecido líder de Motörhead, Lemmy. Tener instrumentistas capaces de este tipo de cosas dota a una formación de una seguridad y calidad que les coloca un escalón por encima de un gran número de grupos incapaces incluso de defender en directo los coros plasmados en sus discos. Cual motor diésel, Myles vuelve a escena con un tema lento, “The one you loved is gone”, que le permite calentar la voz sin sobresaltos nuevamente.

Ahora es cuando me diréis, estas en un concierto de SLASH, así con mayúsculas, ¡qué quieres!, pues bien, sé lo que no quiero. Todos sabemos el gran carisma y las virtudes a la guitarra de alguien como Slash, bueno, todos menos el al parecer ya que decide alargar hasta la extenuación en un sinsentido el corte “Wicked Stone”. Esto solo se puede definir como un ejercicio de autocomplacencia que no va absolutamente a ningún lado más que a convertirse en un frondoso y pesado solo al que sus compañeros tratan de seguir musicalmente ante el bostezo progresivo del respetable que aguanta estoicamente aplaudiendo en ciertos momento yo diría más bien en un signo de “muy bueno, pero ya”.

No quiero dejar pasar mi agradecimiento a Slash por ofrecerme cerca de seis minutos en los que solo escuche música. Gracias al único corte de la noche que interpreto de Guns n’ Roses pude descansar de escuchar la mierda de vida de la persona que tenía a mi lado, eso sí, una vez que sonó el ultimo acorde de “Nightrain” retome la historia de su mujer en el parque con los críos, lastima. Con “World on fire” que sirvió también de presentación de la banda, el grupo abandono momentáneamente el escenario para tomarse un breve respiro.

“Slow grind” y una brillante “Anastasia” echaron el telón a las más de dos horas de actuación que debido a los altibajos llego a hacerse un tanto pesada. El principal lastre de la descarga fue sin lugar a dudas el ritmo del show debido a las innecesarias demostraciones de virtuosismo que si no se hacen de una forma amena pueden llevar a que el espectáculo por momentos decaiga y tengas que estar dejando salir a gente del publico de las filas de delante para que vuelvan al rato con su porción de pizza y su cerveza como si fueran a ver la última película de Marvel ¡Bienvenidos a España!

Texto: Raúl Blanco

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close