Crónica del Zombie War Fest III – Gruta 77 (Madrid) – 01/11/2019

Noche oscura, brisa ténue, poca gente por la calle. El ambiente perfecto para una noche terrorífica de Halloween… De no ser porque ya era día 1 y la gente ya volvía de la resaca de los caramelos recogidos.

Vuelvo a Gruta77, un lugar del que guardo un buen recuerdo como músico, que celebra un festival del cuál guardo casi recuerdo mejor, el Zombie War Fest. Puntuales como relojes suizos, abrieron puertas y tras una media hora de espera para que entráramos toda la gente, subió al escenario Carlos Troncoso para hacer las veces de maestro de ceremonias, agradecer a la gente que había venido a dar su apoyo a la escena (no confundir con reciente festival naftalínico) y presentar al primero de los grupos, Embers of Pride.

Me sorprendió un poco el rollo que llevaban dado el evento que era; el festival que las anteriores ediciones había hospedado a grupos de Black y Death Metal primordialmente, comenzaba su noche con un nu-metal contundente pero melódico, con el que el técnico se tomó su tiempo para ponerlos a punto.

Viendo a la banda, estaba claro que el lado derecho del escenario eran los que más ganas tenían de tocar el concierto, incluso con alguno lesionado sobre las tablas no había forma de que el guitarrista y el bajista estuviesen quietos, aunque fuera moviendo la cabeza, todo el concierto. Nada que ver con un frontman que, si bien empezó bien la noche, fue cayendo en voz a pasos agigantados, y salvo un par de momentos clave, a lo más que llegó fue a agradecer a la gente el estar presente y un par de posturitas a los fotistas del lugar. En lineas generales, me gustaron bastante, sonaron super compactos y definidos, pese a los tejemanejes tras los faders y la voz.

Tras unos 15 minutos de relax y cambio de backline, Troncoso dió paso al mejor anuncio de Pantene de la historia, Ravenblood, grupo más acorde a lo que escucharías si ves una horda de no muertos venir a comerte la oreja.

Como me gusta ser un hombre informado, culto, sobre las bandas que voy a ver… Me llevé la sorpresa de la noche al escucharles, sobre todo a su cantante, un ejemplo como frontman de bien, sabiendo animar a la gente, divertido y que se hace de querer, y además de todo eso, además, con un gutural profundo y bien realizado. La combinación de elementos del black y del death, así como la utilización de ambientes entre temas y guitarras armonizadas hizo de lo más disfrutable su actuación, si bien es cierto que algunos solos me chirriaron un poco, intuyo que bien por nervios o bien por el sonido de la sala, el caso es que llegaban atropellados.

Tras acabar con un medley curioso de narices juntando Juego de Tronaos, El Señor de los Ovillos y Piratas del Pacífico Sur, salió la gente a tomar un poco el fresco, otros a hablar con los músicos que andan recogiendo bártulos, pero la gran parte enfilando el coche/metro/escoba/tractor. Pasaban ya de la 1:30 y se notó en la afluencia de gente marchando a casa.

Al volver a la sala, justo para que nuestro maestro de ceremonias presentara a la tercera banda, nos habiamos quedado como mucho 15 personas en total, sin incluir bandas. Teniendo en cuenta que además estabamos prensa y organizadores, me parecía poca gente, y cuanto menos curioso. Pronto entendí el por qué.

Tras una incomodísima, larga y demasiado silenciosa entrada al escenario, con el bajista soltando (no con estas mismas palabras, pero muy similares) «Gracias por los aplausos que vamos a recibir», y con una versión regular, MUY regular (se viene ensayado de casa, y las intros más. Os habla un perro viejo, aunque sea para una ocasión como puede ser Jalogüin) de «Esto es Halloween» de Danny Elfman, comenzó su concierto Retales.

A estas alturas os podréis imaginar que mi animo para con su concierto estaba por los suelos tras semejante introducción. Puedo destacar de ellos a su cantante, el cuál le puso nervio a una música que no estaba a su altura, y a su guitarrista solista, el cuál parecía ausente a todo lo acontecido y sonreía como un niño el día de reyes mientras sus dedos fluían rapidos por el mástil. Para compensar este hecho, tendríamos un guitarrista rítmico tímido (tuve que cruzar la sala por lo menos para verle la cara detrás del altavoz donde estaba colocado) un solo de batería ABSOLUTAMENTE NECESARIO, y un bajista que, si antes mencionaba al cantante de Embers por poner alguna postura, este estaba muy empeñado en salir guapo en las fotos.

Quizás el punto más alto fue el memético instante en el que hicieron una versión metal del «Mi gran noche» de un tal Raphael. De verdad que me hubiese gustado que hubieran acabado ahí, os lo prometo que esta crónica tendría un final feliz de haber sido así.

¿Os imagináis que pasó, verdad? Efectivamente, siguieron tocando.

Sobre las 2:30 los allí presentes enfilaban la puerta, en lo que los grupos empezaban a recoger bártulos del escenario. El evento en líneas generales estuvo bien, con una buena organización tanto para público como para bandas, pero para mí erraron en la elección de grupos, o como mínimo en el orden de las mismas. Poner a una banda de Nu como apertura esta bien, siempre que tu cierre no sea una banda de de Hard Rock, y menos si el punto intermedio es una banda que ha estado en EL PUTO WACKEN™.

En definitiva, una noche que comenzó bien, fue a mejor, pero acabó devorada por sus propios zombis.

Zombie War Fest Madrid

Texto: Manuel Grande

4 Comentarios
  1. Zombie dice

    Cuando voy a leer una crónica decente suelo esperarme algo más que un papanatas soltando bilis creyéndose ser periodista musical. Suelo esperarme un detalle más digno de cada banda y su concierto, que canciones tocaron y como se desarrolló su show, que ambiente se vivía entre el público, que intentaron transmitir y que pudieron mejorar.

    En su lugar me encuentro una bazofia escrita por un amargado que ese día no le apetecía salir de casa pero hizo el gran sacrificio de asistir al Zombie War Fest, con la mierda rebosando en su cabeza, cabeza de cuñado jebi casposo resabido y deseando soltar esa mierda en cuanto avistase el más mínimo detalle que no le hiciese gracia,

    Hay diferencia entre una crónica negativa con un mensaje de mejora hacia las bandas, a lo que tu has escrito, una crónica de un amargado faltón que ese día tenía que haberse quedado en casa porque no se aguanta ni él. Valiente cronista de pacotilla, perro viejo resabido, que lo sabe todo y no tiene problema en insultar desde su teclado a todo lo que pilla, agarrándose a detalles que no le gustaron y dejando a un lado la esencia de la velada con tal de sacarse la polla en una web que nadie lee.

    Es patético como buscas hacer daño y faltar al respeto a los músicos con comentarios como «a lo más que llegó fue a (…) un par de posturitas a los fotistas del lugar», «se viene ensayado de casa», «muy empeñado en salir guapo en las fotos»… no sé … ¿ a ti te parece normal esa clase de comentarios? Que pena, si tan perro viejo eres como dices, sabrás lo mucho que cuesta ser músico, invertir tiempo, dinero, ganas e ilusión en sacar una banda adelante y subirse a un escenario siempre sabiendo que puede ir a verte nadie, que vas a perder dinero y que no buscas la fama, solo disfrutar con lo que uno hace. Perro no sé, pero viejo muchísimo, demasiado, de mentalidad y de alegría, miratelo.

    Tanto organización como bandas intentaron disfrutar y hacer disfrutar a los presentes con toda su ilusión y con la pasión que meten a lo que hacen, sin beneficio alguno, sin lucro, sólo porque aman lo que hacen, supongo que tú lo deberías saber ya que «nos habla un perro viejo», un tío entendido, pero parece que solo quieres soltar la bilis, valiente tú, detrás de unas pobres líneas que nadie lee, utilizando el sarcasmo y la ironía en exceso, como si creyeses que eso da clase a tu texto y hace que parezca que sabes escribir.

    Si esperabas un show profesional, en un escenario donde puedas ver a todos los músicos, una sala llena,, si esperabas una calidad de sonido brutal y un ambiente espectacular, pues igual no deberías asistir a conciertos de este nivel o circuito, igual simplemente deberías quedarte en casa viendo deuvedés de los maiden y/o pagar 80€ de entrada por ver a dinosaurios del rock heavy de los que os gustan a los cuñaos amargados, de los que vienen ensayados de casa.

    A su vez yo esperaba una crónica digna de ser leída, pero me he encontrado a un insolente, un amargado que va de escritor, escondiéndose en un rincón de una web escribiendo mierda que nadie lee.

    Qué pena de perro viejo.

    1. Perro viejo dice

      Buenos días Zombie, aquí el perro viejo:

      Primero de todo gracias por leer mi bílica crónica, no esperaba que nadie lo hiciera dado que esta web, como bien comentas, nadie la lee.

      Gracias también por tu comprensión lectora, que ha destacado mi nuevo mote en esta página a partir de ahora, por usar perro viejo en mi contra constantemente, aun cuando me refiero al hecho de que no funcione una intro en un concierto no es algo que me pille de nuevas como músico. Aún por esas, no es excusa para los exasperantes 5 minutos que estuvimos esperando a que ocurriese cualquier cosa en el escenario, como tampoco veo excusa que un show de estas características no pueda ser lo más profesional posible, cosa que se hace, ¿sabes como? Sí, ensayando hasta el mínimo detalle.

      Un buen ejemplo de esto es Ravenblood. Es una banda que me sorprendió, y de la cual no puedo poner ninguna pega a ninguno de sus integrantes, ni al ambiente de la sala, porque realmente no los hubo, y tienen el mismo grado de «pofechonalidad» que el resto de grupos de la noche. Lo mismo con Embers, con la única pega a su cantante. Y sin embargo, Retales a su lado no estuvieron ni a media altura de ninguna de las dos.

      Si todavía tienes algún problema más, puedes ir a llorar a la buambulancia, allí te atenderán libre de sarcasmo e ironía.

  2. Zombie dice

    Que pena das, de verdad, te crees muy gracioso y más inteligente con tu respuesta de tipo superior.

    Es obvio que se pueden corregir fallos y mejorar partes del show de cada banda, con trabajo duro y ensayando mucho, como tú, bien espabilado y listillo, comentas con gracia y estilo en tu magnífico recurso retórico ¿sabes como? (te ha quedado genial, crack!), pero si tuvieses dos dedos de frente sabes que se puede hacer mención a esas carencias de maneras mucho más elegantes y menos insultantes que las que has tenido, todo por ir de guai y crear una controversia barata, patético.

    A mi me gustaron las tres bandas, únicamente por el esfuerzo que supone estar ahí arriba y pese a ser géneros diferentes creo que todas hicieron un buen show, con cosas a mejorar y cosas buenas a remarcar.

    La talla de una banda no debe reñir con la profesionalidad y ganas de hacer bien las cosas, algo que sin conocer a las bandas de esta edición en profundidad, creo que todas ellas pretendieron demostrar, fuerza e ilusión en el escenario, pero debes de tener el morro muy fino para escribir lo que has escrito y también la boca muy grande, por teclado claro, con la seguridad que te confiere.

    Debes de ser un tío muy listo que se fija en todo e incluso sabes determinar cuantas horas de ensayos les faltan a cada banda, determinar la pasión por ser modelo de fotografía de algunos sobre el escenario y demás sandeces que comentas en tu basura de crónica personal, que no musical, …todas ellas hiladas en comentarios que rozan la calidad periodística de Sálvame y sucedáneos.

    No tardaré en subirme a ese escenario de Gruta 77 con mi banda y te invito a venir y contarme en persona qué debemos mejorar y cuantas horas de ensayos nos hacen falta, joder! que tu eres perro viejo!, que sabes de lo que hablas! vende tus servicios a bandas como Retales o a cualquier otra banda que ya has defenestrado en tus crónicas vomitivas.
    Deja esto de escribir que seguro no te da ni para pipas, ofrecete como manager y así quizás alguien te escuche, tu lo sabes todo.

    Lo más triste es que lo poco que puede atraer de tu texto es lo mal redactado que está y la falta de respeto en tus comentarios, hacia dos de las tres bandas, si no contamos el penoso chiste Pantene que te marcas con Ravenblood, que ese no te lo ríen ni en el bar que hay debajo de tu casa aunque invites a una ronda de cañas.

    Voy a omitir lo de «alguno lesionado» de Embers of Pride, porque si conocieses la realidad de ese músico en concreto se te caería la puta cara de vergüenza, tú que fardas de informarte sobre las bandas previamente y ser un chucho viejales sabelotodo.

    Escribir como auténticos estúpidos parece técnica habitual en esta página para conseguir que crónicas vulgares e insulsas como la tuya llamen un mínimo la atención.

    Quieres ir de guai con tu crónica y tu posterior respuesta, quedar por encima, demostrar ser más inteligente , pero la triste realidad es que das puta pena, mírate, escribiendo para mí, tu único lector. Un perro viejo escribiendo para un zombie, planazo, para tí al menos. A mí ya me aburres, no creo que te tire más monedas.

    La gracieta final de que me vaya a llorar a la buambulancia ¿se te ha ocurrido a ti solo? joder! que profechional perro viejo!, que profechional!, se nota que tu si que ensayas antes de marcarte un buen comentario, estos son tus bolos ahora ¿no?, eres todo un erudito de la música, la crónica musical y el humor por lo visto.

    Termino aquí, porque responderte una tercera vez sería darte el placer de la atención y la importancia que en la puta vida merecerás y que tanto necesitas como gacetillero de mierda y payaso online.

    Nos vemos en el Gruta 77, llevaré unos premios por si levantas la patita y unas pipetas para esas pulgas que te tienen devorado.

    1. A. Sanz dice

      La directiva da fe de la inteligencia de Manuel y de que pedir elegancia a la vez que se insulta (aunque desde el más fino sarcasmo) no mola.

      En cualquier caso, estaría encantada de promocionar tu concierto y a tu banda. Puedes escribir a noticias@fotoconciertos.com Un saludo!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close