DAKIDARRÍA + DPYSS – Sala Super 8 (Ferrol) – 09/04/2016

A tan solo unas horas de que pase una semana, vengo a contaros el concierto de Dakidarría del pasado sábado, 9 de abril, en la Sala Super 8 (Ferrol), que tuvo por teloneros a DPYSS.

Quiero adelantar que hacía tiempo que no iba a un concierto tan bueno y animado, a pesar de que para fotografías el lugar no es muy idóneo, ya que la iluminación deja bastante que desear.

DPYSS_09.04.16_Super8_23

Cuando llegué al local no estábamos en lista, seguramente un despiste de alguien, pero no hubo ningún problema para entrar. Después de esto el inicio se hizo esperar, ya que DPYSS comenzaron media hora más tarde de lo esperado, a las 22:30h, probablemente para llenar un poco más la sala. Cuando comenzaron el público era un poco más notable que al principio, por lo tanto, objetivo conseguido.

Fueron once las canciones que introdujeron los teloneros en su repertorio: “Crisis”, “Kien Dirige”, “Vividores”, “El Infierno”, “Sois lo peor”, “22 M”, “Miedo a despertar”, “Fusilados”, “Rata”, “Astano” y “No cambiaré”. Todo el repertorio pertenece a DPYSS, excepto una de sus canciones, cuyo compositor es externo al grupo.

DPYSS_09.04.16_Super8_12

Personalmente opino que la mejor canción fue “Astano”, que trata sobre la situación actual del astillero de Ferrol; muy importante en la zona. Además se notaba en los integrantes, que también era un tema importante para ellos.

¿Algo destacado del grupo? Pues su cantante es propenso a enseñar barriguita. En cada canción iniciaba a acalorarse y levantaba su camiseta para ventilar, llegando incluso a quitársela en los temas más movidos.

DPYSS_09.04.16_Super8_06

Los teloneros tuvieron un público constante, que no se acercaba mucho al escenario, dejando un hueco vacío por el que pulular. Llegado el final entraron tres personas nuevas al concierto con las pilas muy cargadas y animaron un poco el ambiente, coreando a gritos las letras, llegando incluso el cantante a pasarles el micro para que cantaran.

Cuando finalizó DPYSS el cambio fue muy rápido. Dakidarría lleva a sus técnicos específicos y trabajan de forma rápida y eficaz en todo momento. En este momento el local se llenó y todo el público se aproximó al escenario, deseando el comienzo de un concierto que ya antes de comenzar daba sensación de que sería estupendo. Los espectadores hablaban diciendo comentarios como “Va a ser un conciertazo” o “Menuda bomba”.

Dakidarria_09.04.16_Super8_22

En este caso el repertorio fue más amplio, tocando 18 canciones en total, sin tener en cuenta la intro, que también tiene la música presente. La set list llevada a cabo durante el concierto completo es la siguiente: “A Memoria”, “Punto de mira”, “Mocidade Activa”, “Despertar”, “Reivindicar”, “Carreteras”, “Segue ardendo”, “Futuro”, “La ventana”, “Generación perdida”, “Linguas ceives”, “Ke tiemble la tierra”, “Non se vende”, “Zambra”, “Algo ke romper”, “Skacha”, “Mil berros” y “Terra”.

Durante todo el concierto tanto los asistentes como los componentes del grupo estuvieron muy activos. Para los fotógrafos resultaba complicado el trabajo, ya que el espacio era muy reducido y había batallas de empujones en el baile. Incluso el propio dj de la Sala Super 8, que se encarga de grabar los conciertos, tuvo que cerrar una pequeña zona con cajas para que el público no le tirara su cámara, colocada en el trípode. A pesar de este cierre en un lateral, no se facilitaba mucho el trabajo e incluso en ocasiones el público se metía en la zona.

Dakidarria_09.04.16_Super8_07

Todas las canciones eran coreadas a gritos por el público y la gente no paraba de bailar y saltar. Con mirar un poco alrededor se podía ver la alegría de la gente y también de Dakidarría, gracias a ello.

En la mitad del concierto a Gabri le cayó el cubata encima de una regleta y se fue la luz. Podían haber continuado, ya que la iluminación era mala e incluso se veía mejor así, pero tras finalizar “Linguas ceives” pararon para que los técnicos solucionaran el asunto, cambiando la regleta y secando el suelo. Eso sí, para no dejar de lado al público Beler seguía tocando su trombón y la batería, que en este caso no estaba ocupada por Maki, también continuaba con canciones que todo el mundo conocía y que los espectadores seguían coreando.

Dakidarria_09.04.16_Super8_10

Otro lado negativo era el tamaño del escenario, que siendo ocho Dakidarría se hacía muy pequeño y casi no podían moverse, pero esto no logró en ningún momento desmotivar al grupo, que estuvo también saltando y bailando durante todas las canciones. Y tanto fue así que un tablón de dicho escenario rompió mientras sonaba “Mil berros” y Juaqui se hizo daño en la pierna, perdiéndose la última canción.

Para las canciones que en el disco tenían colaboración de algún cantante, fue Anxo quien puso la voz, dejando a todos boquiabiertos con su talento.

Dakidarría 09.04.16_Super8_05

Después de “Algo que romper” se hizo el parón final, donde todo el mundo grita “otra” mientras el grupo se hace de rogar, pero fueron al cubículo y salieron sin rechistar a los primeros gritos, porque como dijo Gabri “estaban peor dentro que fuera”, ya que durante el concierto todos estábamos sudando del calor, pero para ocho personas el camerino de la Sala Super 8 es muy pequeño.

Cuando finalizó el concierto pusieron música para despedirse y aun con su pierna dolorida Juaqui salió al escenario también. Después Isra y Gabri se quedaron a sacarse fotos con el público y fueron muy amables con todo el mundo.

Ya estoy deseando ir a otro concierto de Dakidarría.

Texto y fotografía: Iria Santos

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close