DeVotchKa lanzará «This Night Falls Forever» el 24 de agosto

Después de la gira de 2012, el líder de la banda DeVotchKaNick Urata, se quedó con un sentimiento conflictivo. Por una parte, su banda era más popular que nunca, tocando sus reconocidas canciones a sus fans en conciertos con todas las entradas vendidas en todo el mundo, y además, estaba disfrutando de una carrera floreciente como compositor de películas, con una nominación al GRAMMY por ello. Pero la noche del último concierto de la gira, sobre un escenario enorme en México, Urata acababa de comenzar a cantar cuando se dio cuenta de que el micrófono se había apagado – un fallo inocente, que le haría más tarde reflexionar sobre su participación en la vida.

Intentas que no sea un problema, pero no te recuperas de eso en el resto del concierto», dice Urata, ahora sonriendo con el recuerdo. «Pasó más de una vez durante la gira, me vine abajo después de eso. Me pregunté si el universo me estaba tratando de decir algo que no quería escuchar. Me di cuenta de que casi cualquiera puede cantar, casi todo el mundo tiene la habilidad de hacerlo, pero si quieres tocar frente a un público, tienes que luchar por ello.

Después de la gira, Urata (voz, guitarras, Theremín, trompeta, piano), Jeanie Schroder (bajo acústico, sousafón), Shawn King (batería, percusión, trompeta), and Tom Hagerman (violín, viola, acordeón, piano)- disfrutaron de una serie de conciertos en salas más pequeñas y redescubrieron su amor por su trabajo. Fue un momento necesario que le inspiró para comenzar a trabajar en el siguiente disco de la banda – un proceso que le llevaría mucho más tiempo del que todo el mundo pensaba, pero que probó ser esencial.

Me di cuenta de que la motivación era simplemente cuánto me gusta cantar», dice Urata, «y quiero seguir manteniendo esa conversación con la gente que conecta con nuestra banda. Esos conciertos después de la gran gira fueron los que pusieron las cosas en su sitio, pude ver a la gente emocionarse con las letras y cantarlas conmigo. Es algo raro y poderoso el conectar con la gente a ese nivel. Es lo que nos hace seguir adelante.

Urata empezó a trabajar en el nuevo álbum, usando esa dinámica íntima con sus fans como motivación. A pesar de la fuerte ética de trabajo que le hace trabajar todos los días, el proceso de trabajo demostró ser lento, aunque catártico. Naturalmente, su trabajo para el mundo del cine le mantenía ocupado también – desde la nominación al GRAMMY por Litlle Miss Sunshine, Urata ha compuesto el score para varias películas incluyendo Crazy Stupid Love, Whiskey Tango Foxtrot, y Paddington. Recientemente ha compuesto el tema principal y la banda sonora para la serie original de Netflix Una serie de catastróficas desdichas.

Con persistencia, esfuerzo y paciencia, Urata encontró su camino. Perfeccionista musical, el tener tiempo a su disposición sin límites demostró en su caso ser útil. Como dice Urata, si vas a tener el lujo del tiempo a tu disposición, úsalo en tu beneficio – y tiempo suele ser a menudo lo que él necesita.

Me llega una chispa creativa y tengo que seguirla, a veces durante años», dice. «Una cosa que he aprendido de los grandes escritores es el forzarte a ti mismo a trabajar cada día, incluso cuando sientes que no tienes nada que ofrecer – aplícate y saldrá. De verdad funciona. Escribir música siempre ha sido la única cosa en mi vida que subconscientemente me come por dentro. Tengo que hacerlo.

Urata rebuscó en viejos cuadernos e ideas a medio formar y también en materiales nuevos de la actualidad. Pero al escribir las letras se dio cuenta de que casi cada idea útil provenía del pasado – a pesar del tiempo verbal en el que canta. «Tengo un archivo en el fondo de mi mente con cosas que me han pasado, y de ahí saco mis canciones. No soy solo yo el que lo ve así. Mucha gente piensa que la canción está sucediendo en el presente y me dicen ‘debes de estar pasando por una horrible ruptura ahora mismo’. Estoy reconectando con el pasado. Cuando le añades música, puede transportarte a ese momento. La música es la gran persuasora de esos sentimientos, y es por lo que la gente conecta con las canciones. La música te abre a los demás».

Al escribir lo que terminaría siendo This Night Falls Forever, Urata conectó directamente con su pasado, uniendo los puntos entre esa relación artista-público y un período de intenso auto descubrimiento. «Uno de los hilos comunes de estas canciones es su sentimentalismo» dice. «Cuando descubres el rock and roll por primera vez, que suele ser cuando descubres a los chicos o las chicas, cuando todo es tan romántico y enorme – esa época de tu vida es de donde salen estas canciones. Los temas son normalmente los mismos, desde el punto de vista temático: por qué no me quieres, por qué me dejaste, no te quiero ya, te echo de menos, quiero morirme…solo hay un par de temáticas que no entran ahí. Siempre me ha enganchado el romance. No sé escribir sobre nada más».

Y desde las primeras líneas del álbum («Puedo dibujar una línea recta en mi mente que me lleva directamente a los buenos tiempos / a cuando todas las estrellas se alinearon») queda claro que This Night Falls Forever es una mirada al pasado y al futuro desgarradora – el sonido de un hombre que mira a su interior para afrontar el futuro. Desde el rítmico riff del tema que lo abre,«Straight Shot», hasta el vals exótico de «Let Me Sleep» y el sonido de sus cuerdas en espiral, el vuelo es inmediato.

«Done with Those Days» es un exuberante silbido, mientras que la juguetona «My Little Despot» es un cuento admonitorio sobre las penurias de un amante-dictador, que Urata reconoce que podría ser interpretado fácilmente desde el punto de vista político en los tiempos que corren a pesar de sus buenas intenciones. «Era una idea estupenda hace dos años pero ahora tiene una connotación totalmente diferente», dice. «El clima político de hoy ha cambiado la disponibilidad de nuestro léxico. Existe la tentación de incluir el tema político y de protesta en nuestras canciones, pero tenemos que darnos un respiro con esto o nos volveríamos locos. La música es una fuerza de la naturaleza que hace que la gente se enamore, de ahí vendrá el cambio».

La exuberante «Love Letters» cubre el espectro completo de una relación. La canción representa otro incidente donde el tiempo y la distancia demuestran el fin del encanto, «la canción nunca me dice dónde ir», dice Urata. «Cuando volví a ella, la segunda parte se escribió sola. Fue una de esas raras ocasiones cuando todo pasa en un solo día. Te hace una pregunta muy directa: ‘¿Todavía estás enamorada de mí?’ Puedes pensarlo como una metáfora de estar en una banda, también: ‘¿Debería estar haciendo esto todavía?’ Por favor, mándame una señal porque todavía estoy enamorado de lo que hago’. Y estoy dándome cuenta solo ahora que seguir haciendo lo que te encanta es lo único que puedes hacer, y que tienes que dejar que las cosas sucedan si tiene que ser así».

Urata cita el alcance del disco como el más ambicioso que ha hecho DeVotcKa, con increíbles detalles en los arreglos, más gente implicada, incluyendo orquestas, y, sobre todo, un sonido grandioso. Alaba el trabajo de sus compañeros de banda, cuya habilidad para construir canciones a partir de sus demos hace que las canciones sean de carne y hueso. «Las mejoran, finalizan y las hacen geniales», dice Urata. «Añaden ese sentimiento del directo que lleva a las canciones a otro nivel. Una gran parte de hacer un disco es el capturar su humanidad».

Sobre el título del disco, Urata dice que se inspiró en otro periodo de transición, uno que ocurre cada día: el paso del día a la noche. Es un motivo que se ajusta perfectamente a su proceso creativo, un constante recordatorio de que el trabajo duro finalmente da sus frutos.

Quería capturar ese momento en el que se pone el sol, cuando la electricidad está en el aire y tienes esa sensación de que todo va a ir bien», dice Urata. «La fuerte luz del Sol se ha ido, y empiezas a recibir mensajes de tu parte espiritual, y no todo va de lo que ha pasado en el trabajo, en la política, en la lucha diaria. Hay un sentimiento de que existe algo más grande que el crepúsculo; de ahí viene todo para mí. Cuando pasé por una época dura de mi vida, una ruptura muy dura, los días eran terribles y solitarios y estaba hecho polvo – pero una vez que llegaba la noche, estaba la música. Pensaba, ‘si solo pudiera llegar a la puesta del sol, las cosas irán mejor’. Me supongo que ese sentimiento se me ha quedado grabado. Quieres que la noche dure eternamente. Es la estética del álbum, la imagen que visualizo cuando cierro los ojos.

DeVotchKa this night falls forever

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close