DeWolff – Tascam Tapes (Review)

La banda neerlandesa de hard rock, rock psicodélico y blues rock DeWolff fue fundada en Geleen en el año 2007. Con todos sus componentes menores de edad, firmaron su primer contrato discográfico. Contrato que les permitió publicar su primer disco de estudio, titulado Strange Fruits and Undiscovered Plants.

Tras agotar todas las salas de su país, en el año 2010 dan el salto a países como Bélgica y Alemania, contaminando allá donde pisan de su particular tributo al sonido de bandas como Led Zeppelin, Cream y Deep Purple. En el año 2011 el trío neerlandes consolida su carrera con su segundo álbum de estudio, de título Orchards/Lupine, poco después vendrían Letter God, en 2012 DeWolff IV, en 2014 Grand Southern Electric, Roux-Ga-Roux publicado en 2016, y en el año 2018 Thrust, trayectoria de vértigo que les ha consolidado como una de las bandas clave en el revival nacimiento del sonido Hard Rock de la década de los setenta. A finales del año 2019 DeWolff anunciaron un nuevo trabajo, una obra original titulada Tascam Tapes, grabada durante su gira europea y con un coste de 50 dólares, grabado por un casete Tascam Porta Two de la década de 1980.

“North Pole Blues” es el primer tema de esta grabación, y desde la primera escucha ya podemos sentir esa esencia vintage tan propia de esta formación. Un sonido añejo que nos recuerda a viejos vinilos de bandas míticas como The Allman Brothers. Un tema breve, que apenas llega a los dos minutos de duración, repleto de armonías e imperfecciones. Le sigue “Blood Meridian I” una canción que hereda del soul el cálido juego de las armonías vocales a través de una melodía de tonalidad grave. Un riff cíclico nos transporta hacia un rock psicodélico muy pegadizo. Algo que DeWolff repetirán en “It Ain’t Easy” una canción que refleja a la perfección el sonido de grandes bandas de funk como Ohio Players. Un tema que muestra a una banda experimentando con el rhythm and blues y el soul, sin ningún tipo de pudor, creando una canción de gran calidad.

En “Rain” nos encontramos una canción pausada, excesivamente pausada. Tanto que llega a aburrir, y que creo que no solo no aporta nada al álbum, sino que, además, le hace perder calidad. No puedo opinar demasiado de esta canción, no he podido escucharla entera. Con “Made It To 27” la cosa cambia sustancialmente, afortunadamente. DeWolff nos trae una canción de sonido cálido y grandes armonías vocales, patente sobre todo en los coros, que nos hace recordar a Creedence Clearwater Revival. Una canción donde el patrón rítmico dibuja la textura perfecta para recordar las melodías de John Fogerty.

En “Nothing’s Changing” DeWolff pretende innovar su repertorio mostrándonos una faceta de su sonido que hasta ahora no habíamos escuchado. Un ritmo pétreo y rigido sostienen unas guitarras saturadas a través de una cancion simplona. “Let It Fly” sigue el mismo patrón. Un corte en el que recuperan la esencia soul y funk de los primeros temas de este álbum. Una melodia que nos recuerda a Sly & the Family Stone o The Isley Brothers. Con “Blood Meridian II” escuchamos una melodía densa y oscura que bien podría estar editada por los australianos Wolfmother. Uno de los mejores momentos del disco. Con “Awesomeness of Love” el protagonismo es para el soul, al igual que en “Love Is Such A Waste”. Medios tiempos, pausados, donde la base rítmica ejecutada por Luka van de Poel aporta la intensidad necesaria como para mantenerte en vilo a lo largo de los tres minutos y medio que dura esta canción.

“Am I Losing My Mind” es otra muestra más de la capacidad que tiene DeWolff por crear melodías pegadizas a través de grandes armonías, sin artificios ni adornos. “Life In A Fish Tank” es el tema encargado de poner fin a este trabajo. Una canción dinámica, de guitarras crudas y llena de frescura que nos trae a la cabeza el recuerdo de bandas vocales de la década de los 60.

DeWolff nos trae con Tascam Tapes un álbum compuesto y grabado durante la anterior gira, sin contar con batería ni amplificadores de guitarra. Un disco grabado con un grabador de bobinas Tascam y con una producción humilde que refleja el sonido vintage de las bandas de las décadas de los 60 y 70. Un disco interesante, pero irregular.

Formación

Luka van de Poel: batería
Pablo van de Poel: guitarra y voz
Robin Piso: teclados, Hammond y voz

dewolff tascam tapes

Tracklist

1. North Pole Blues
2. Blood Meridian I
3. It Ain’t Easy
4. Rain
5. Made It To 27
6. Nothing’s Changing
7. Let It Fly
8. Blood Meridian II
9. Awesomeness of Love
10. Love Is Such A Waste
11. Am I Losing My Mind
12. Life In A Fish Tank

Israel López

6
  • Puntuación 6

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close