Editorial: Sólo nos vemos en los funerales

En diciembre del 2014 se celebró el último Dimefest, el concierto homenaje a Dimebag Darrell de Pantera. Por allí pasaron músicos de Crisix, Skunk D.F., Somas Cure… La sala a rebosar terminó con el suelo lleno de sudor. Fue un fiestón, muy bien montado, divertidísimo. Yo me lo pasé como pocas veces y eso que por entonces no conocía mucho a Pantera.

Casi cinco años después va a tener lugar un concierto similar, el homenaje al recientemente fallecido Andre Matos, por el que van a pasar componentes de Obús, Dark Moor, Lujuria… Y un sinfín más de integrantes de muchísimas bandas del metal español. He seguido muy de cerca la carrera de Andre y su muerte fue un golpe muy grande. Me parece un acto muy merecido.

No sé la repercusión que tendrá el concierto, pero auguro un éxito, como tuvieron los Dimefest. No es tanto el homenaje al fallecido, que también, lo que mueve tanto, sino ver desfilar por el escenario a un montón de músicos que se mezclan en combinaciones imposibles, en un no parar y que da lugar a momentos que no se volverán a repetir. Como esas colaboraciones en festivales que pasan una única vez y que siempre recordaremos.

concierto homenaje andre matos

Estos conciertos gustan, parece claro. ¿Y si los hacemos más a menudo? Hay mil excusas para convocar un evento de este tipo y no necesariamente se tienen que apoyar en noticias trágicas.

Salgamos del rock y el metal y encontramos en un simple vistazo el Vive Dial, La Noche de Cadena 100, Coca-Cola Music Experience, Los40 Primavera Pop… Por si no estáis familiarizados con cómo son os lo cuento en un momento: un montón de artistas que tocan un poco cada uno, se mezclan y convocan, en general, más público de lo que conseguirían de manera particular.

Los eventos que he nombrado son capaces de llenar un recinto de la magnitud del WiZink Center, con capacidad para más de 15000 personas. Está claro que juntar a artistas de gran fama va a funcionar, pero repito, en general, por separado no tendrían tanto éxito. ¿Se va viendo a dónde quiero llegar? En otros géneros el público que acudirá será menor, mucho menor, y está claro que la puesta en escena no va a ser como la que se ve en esos conciertos, pero no por ello deja de ser muy interesante, sólo que en otra magnitud. Además de los múltiples beneficios para las agrupaciones más pequeñas que de repente se ven arropadas por mucha más gente que lo que normalmente están acostumbradas a ver.

“Solo nos vemos en bodas y funerales” decían en The Umbrella Academy, aunque aquí parece que sea sólo en los segundos.

Alejandro Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close