El rock, el metal, lo qué es, lo qué no… ¿A quien le importa?

¿Existe algo más cómodo que distinguir entre la música que te gusta y la que no? Si lo hay, yo no lo conozco. Además, poner unas etiquetas a los estilos ayuda bastante a hacerse una idea de lo que se va a escuchar y ver si invertir tiempo o no. Que esa etiqueta lleve la palabra «metal», «rock» o lo que sea, no me podría importar menos.

Mi historia (como si importara)

Con 15 años principalmente escuchaba eso, rock y metal, y en mi incipiente adolescencia me sentía un dios. Empecé a usar camisetas de grupos y abracé el negro como un guardia de la noche. Menospreciaba a todo aquel que escuchaba la música que salía en la radio, en los anuncios… Y a su vez repetía «Up the Irons!» como si de un mantra se tratase. Repito, tenía 15 años.

Aunque había que odiar al nu-metal, eso decían en los foros, no me podía resistir a muchos de esos grupos que formaban parte de ese cajón de sastre como System of a Down, Korn, Deftones… Pero era consciente de que se alejaban de lo que realmente era considerado metal por personas que a priori sabían más que yo. Personas que me ridiculizaban cuando hablaba de estas u otras españolas como Sugarless, Kannon o NdNo.

Por lo que sea esto no me afectó en absoluto y pude disfrutar de esta música (y sin llevar chándal), de otros estilos «polémicos» que surgieron después como el metalcore y derivados, y por supuesto de algunos alejados completamente alejados de todo esto. Hoy en día Amaral es uno de mis grupos favoritos y tanto me da lo que otros opinen.

Lo que es o no el metal

Sin embargo estos matones, bullies o perdonavidas en general, siguen existiendo y no soportan que la música no suene como sus amados grupos de los 80. Mucho menos que, a pesar de que estos grupos tengan riffs que enganchan, solos… y esos términos tan manidos y vacíos de significado como baterías atronadoras y guitarras afiladas.

Así llegamos a que Babymetal, aunque lo tenga en el nombre, no es metal. Linkin Park tampoco. Ni Five Finger Death Punch. Mucho menos Sabaton, aunque sean una banda que practica un power metal de manual.

Me voy a poner serio un momento. Todas estas mencionadas, por multitud de características, son metal, aunque alguien opine lo contrario. Lo que es irónico es que nadie haya manifestado que el sleaze no es rock.

En todo caso, ni rock ni metal son sinónimo de calidad, aunque haya un grupo de seres con la capacidad mental de un neandertal piense que sí. De hecho, cuando empiezan con sus discursos inquisitivos dando o no metalidad a las bandas, lo que quieren decir realmente es que tal o cual banda no sólo no les gusta, sino que además no la consideran digna de tocar o sonar en los mismos lugares que sus vacas sagradas.

Abriendo los ojos a una suerte de realidad

¿A qué se reduce todo esto? A una suerte de clasismo rancio sin ninguna base, que unos pocos, pero que hacen mucho ruido, predican como si su opinión fuese la única verdad. Donde aquello que no encaja con sus estándares es comercial y merece ser insultado.

Son esos mismos que no disfrutan la música, la padecen. Que hablan y presumen de los logros de Bruce Dickinson, atribuyéndoselos como propios, cuando en el mejor de los casos, rara vez han abierto un libro (no, Los Trapos Sucios de Mötley Crüe no cuenta).

Y además, se llame metal, rock, viento negro, fuego o acero, ¿importa? ¿En serio hay que responder esa pregunta? La música puede tener más o menos calidad y gustarte o no, y estos dos puntos pueden coincidir o no. A partir de ahí todo debería dar lo mismo. Escuchad lo que os dé la gana, llamadlo como queráis y disfrutad haciéndolo.

Alejandro Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close