ELUVEITIE + ARKONA + SKÀLMÖLD – Sala Arena (Madrid) – 05/11/2014

El frío ha azotado la capital, pero eso y el ser miércoles, no impidió a una gran cantidad de metalheads hacer cola en las inmediaciones de la Sala Arena desde horas antes de la apertura de puertas para disfrutar, lo más cerca posible del escenario, de las actuaciones de Skàlmöld, Arkona y Eluveitie.

skálmöld (1)

Una vez resguardados en el interior de la sala, y con mucho calor humano, salieron puntuales a las tablas Skàlmöld. Los de Islandia apenas estuvieron en el escenario 40 minutos. El hecho de ser seis no les permitía mucho movimiento debido a el montaje que Eluveitie traía. Este les restaba una cantidad considerable de espacio pareciendo fieras enjauladas. Aún así, las perpetuas sonrisas de sus miembros, destacando las de su batería, destilando gran humor incluso al chocar las baquetas al comienzo de los temas y un gran carisma, hicieron de su actuación uno de los puntos fuertes de la noche.

skálmöld (3)

Aunque su último disco, “Með vættum”, no se publicará hasta el 14 de noviembre, dejaron caer alguno de los temas del mismo, pero me vais a permitir que no os diga nombres, ya que a oído su idioma para mí es simplemente imposible, pero sí puedo asegurar que los disfruté como un enano. Un show sensacional para calentar el ambiente.

arkona (5)

Para continuar dieron el relevo los rusos Arkona. Aunque lo he intentado en varias ocasiones, su discografía y yo no nos llevamos bien, pero no estoy aquí para decir lo que me gusta su música sino su directo. Lo primero he de decir que su vocalista Masha «Scream» Arkhipova lo dio todo, contrastando con el bajista Ruslan «Kniaz» que abandonó su posición en ningún instante.

arkona (1)

Su sonido no llegó a los niveles de Skàlmöld y ni de lejos a lo que luego escuchamos con Eluveitie. Cada vez que sonaba el doble bombo no se escucha otra cosa. Esto hizo que su show tardara en arrancar, ya que incluso, aunque tocaron en segundo lugar una de sus canciones más conocidas, “Go rode goi”, el pie de micro del guitarra Sergey «Lazar» Atrashkevich se precipitó al foso, por suerte sin consecuencias. A pesar de ello se las apañaron para conseguir animar al público guardando para el final temas festivos como “Stenka Na Stenku” (con un wall of death) y “Yarilo”. A mí sin embargo, más por los problemas de sonido que por su actitud, me dejaron frío.

Con Arkona ya habían empezado los primeros pogos (algunos sin sentido) pero con Eluveitie estos se multiplicaron y es que el octeto suizo invitaba a darlo todo. Si bien es cierto que varios de sus componentes tenían casi una posición estática, el escenario, montado a dos niveles, permitía un relativo dinamismo que hizo más amena si cabe la actuación. Además contaron con un sonido de mucha más calidad que Skàlmöld y Arkona.

eluveitie (14)

Eluveitie dejaron claro que se encuentran muy contentos con su último álbum, “Origins”, ya que gran parte de su setlist se compuso de cortes del mencionado disco. Así sonaron “King”, “Carry the torch”, la preciosa “Vianna”, “The silver sister”, “Inception” (con otro wall of death donde mi muñeca derecha casi dice basta) o como no, “Call of the mountains”. Anna Murphy se disculpó por no haber grabado este tema en español ya que sí lo había hecho en otros idiomas. Ofreció la posibilidad de cantarlo en inglés o en alemán, ganando, por alguna extraña razón, esta última opción, eso sí, cambiando el “De Ruef Vo De Bärge” por “La llamada de las montañas”, provocando más de una risa debido a lo forzado que quedaba.

Ni que decir tiene que hubo tiempo para temas de anteriores discos como “Thousandfold”, “A rose for Epona” “Havoc”, una versión eléctrica de “Omnos” y por supuesto, como colofón final, “Inis Mona”. Pero para mí jamás habrá un setlist excelente de Eluveitie, ya que fácilmente se me ocurre un setlist alternativo con otras piezas como “Primordial breath”, “Slania’s song”, “Alesia”, “Quoth the raven”, “Luxtos”, “Brictom” y un largo etc. Pero tampoco quitaría ni una de las que tocaron.

eluveitie (9)

El calor y la emoción de vibrar y cantar como si no hubiera un mañana me hizo que en el camino de vuelta a casa, con casi media hora voluntaria andando hasta el transporte, no notara frío alguno y estábamos a menos de diez grados. No fue una noche perfecta, pero si tuvo un perfecto final.

 

Texto: Alberto Sanz – Fotografía: Michelle Alexandra

1 comentario
  1. […] la suerte de asistir a sus dos directos de este año, puedes o bien echarle un vistazo a nuestra crónica, o bien (y te lo recomendamos), ir adquiriendo tu entrada para los shows de 2015, de los que os […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close