Killus – Devilish Deeds (Review)

Killus vuelve a las andadas con su nuevo album Devilish Deeds bajo el brazo, tras un lavado de cara en el grupo, con Javi Ssagittar al frente de la banda.

El disco abre de la forma que ya nos tienen acostumbrados con una intro que nos prepara para lo que viene. Bueno, mentira, el guantazo que te mete en toda la boca la canción homónima al disco no te la ves venir por ningun lado.

Pasemos a hablar un momento del cambio más notable: La voz. Tuve muchísimas dudas cuando llegó sangre nueva a la banda, y más cuando hablamos de una formación que roza los 20 años juntos, y para empezar esta crónica ni hablamos. Me alegra decir que con solo un par de canciones esas dudas desaparecieron totalmente, Ssagittar ha sido un añadido a la banda que les ha sentado como un guante, y si bien no tiene ese deje «chulesco» que caracterizaba la voz de Supersixx, tiene una fuerza que y seguridad que arrasan, además de unos cambios de registro entre el growl y las partes más limpias (Vease el puente de «Vortex» por ejemplo) que no dejarán indiferente a los fans más cerrados (como era mi caso)

Volvemos a los cortes más rápidos y frenéticos de la banda con «No More Hope», la cual choca directamente en sus versos y estribillos, siendo los primeros pura tralla y los segundos Eurovisivos, en un buen sentido de la palabra. Más o menos por esta linea va también la inmediata a esta, «Ascending Antichrist».

Bajamos la intensidad un poco en «The End of The Vatican» y «Flash Of Mercy», notándose en esta última la gira que hicieron con Avatar, de donde me parece que han bebido mucho en este tema. Con ese pequeño parón volvemos a la acción con «For Death I Lust», en una forma de Killus mucho más pesada, con pequeños breakdowns en el propio estribillo, recordandome al grito de «Let me in» el tema de entrada actual de Bray Wyatt en la WWE.

No se cual sería el orden de composición del album, pero con «Nemesis» parecen volver un poco a la época Imperator, y con ello un poco la forma de cantar de Supersixx, incorporando nuevas figuras sobre esa base. Casi al final del disco encontramos la sorpresa del disco con «El Péndulo», primer tema en español de la banda desde su album Extinción en 2009.

El disco cierra con una nueva versión del tema con el que presentaron a Javi, «A perfect Paradigm», y la versión de Roxette de la canción «The Look», la cual ya estrenaron poco antes del fallecimiento de Marie Fredriksson.

En el apartado técnico, han hecho una producción impecable, con una mezcla ajustada en todo momento, y sobresaliente. Quizas la única pega que pondría (Por poner alguna) sería que la caja en todo momento se siente demasiado triggereada, y llega a cantar un poco tras varias escuchas en las canciones. En resumen, Killus no decepciona y una vez más han sabido demostrar porque es una de las mejores bandas que tenemos en Españita, por infravalorados que estén.

killus devilish deeds

Formación

Javi Ssagittar: voces
Ruk: guitarra, programación
Kun: guitarra
Premutoxx: bajo
Nano: batería

Tracklist

1. Canticum apocalyptica
2. Devilish Deeds
3. Vortex
4. No more hope
5. Ascending Antichrist
6. The end of the Vatican
7. Flash of mercy
8. For death I lust
9. Ephemeral
10. Nemesis
11. Raise me up

Manuel Grande Fernández

10
  • Puntuación 10

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.