Mad Cool 2018: ¿más Mad?, ¿o más Cool?

Mad Cool, el macrofestival madrileño heterogéneo que se está desarrollando estos días en Madrid, parece un cúmulo de despropósitos, al menos, visto desde fuera. Porque todo lo que vamos a contar, os lo contamos de oídas, y vaya por delante que no es reproche: la organización ha decidido que no éramos dignos de ser acreditados. Aún no sabemos si por “pequeños”, o por “independientes” y decir las cosas como las vemos y las sentimos.

Estos días -y los que quedan, añadiría yo-, estamos viendo un aluvión de críticas hacia la organización, y no se puede decir que sean despechadas, como alguien podría pensar de esta pequeña nota. Medios acreditados, grandes y potentes, sacan artículos criticando las colas, la saturación de barras, la desinformación general… cosa que, como nota a pie, hace también la organización, prometiendo que hoy, su segundo día, será un problema menos, ya solucionado, algo para el recuerdo.

¿Es Mad Cool un festival para gente “cool”, para gente “mad”, o para fans? Nosotros, visto su cartel, aún no lo tenemos claro del todo. Lo que está claro es que es un festival para conseguir el máximo beneficio posible, en todos los aspectos: desde el dinero de comida y bebida, hasta en su impacto en redes sociales, con su propio hashtag y rinconcitos “exclusivos” (ejem) para hacerse la foto, y subirla a Instagram… si el aluvión de conexiones a un solo punto (los nodos de 3G y 4G) lo soportase.

Los festivales, mucho nos tememos, aunque grandes, locos y guays, tienen aún mucho que mejorar en nuestro país. Podemos tener el clima, los empresarios que los montan pueden tener todo el “mardito parné” del mundo, y los carteles son y seguirán siendo absolutamente desconcertantes, pero faltan las ganas de crear la cultura festivalera de cara al fan -y no nos referimos al fan de subir fotos de festivales a las redes los likes, corazoncitos y follows, sino al fan que va a conciertos todo el año, o al menos, todas las veces que su economía se lo permite-.

Menos ser “cool”, y más locuras en infraestructuras, personal y servicios. El cartel, ya está cubierto.

Andrés Abella

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close