Marko Hietala – Pyre of the Black Heart (Review)

Marko Hietala, un nombre que poca presentación merece. De sobra conocido por ser una de las dos voces masculinas y bajista de Nightwish, su trayectoria es muy dilatada y tocando diversos géneros. Su primer disco de estudio data de 1986, con la banda que tenía con su hermano Zachary Hietala, Tarot, con aquel Spell of Iron que tuvo una magnífica regrabación en 2011. En la banda de Tuomas Holopainen desde el año 2002, debutando con ellos en un disco excepcional como Century Child, se ha convertido en una pieza clave en la formación, no sólo por ser una de las caras claramente visibles, sino por aportar a nivel compositivo y a nivel vocal un extra que, hasta ese momento, la banda quizá no tenía o no sabía cómo explotar.

Pero dejemos de hablar de estos proyectos, pues lo que hay que tratar es un disco llamativo, sorprendente por salirse de los registros conocidos del músico finlandés, pero aprovechando al máximo su calidad vocal, hablamos del disco titulado Pyre of the Black Heart, el primer disco en solitario de Marko Hietala, un disco en el que tenía puestas bastantes expectativas antes de salir su versión en finlandés, Mustan Sydämen Rovio, pero que las ha superado con creces.

“Stones” es un corte que empieza con una guitarra limpia, ofreciendo un sonido con cierto toque oscuro. La voz entra en un registro que, teniendo en cuenta del cantante que hablamos, podemos considerar grave, trabajando también un bajo excepcional, donde se notan las manos de Marko Hietala de sobra. La entrada del estribillo nos trae el teclado y la batería, y sobre todo, una línea vocal adictiva, que se queda en la cabeza y que está más que bien trabajada, logrando un resultado fantástico para abrir el disco con una canción de un ritmo pegadizo y ligeramente lento, pero con una composición espectacular y un resultado inmejorable, con una buena variedad de sonidos tanto de guitarra como de teclado para hacer el corte mucho más completo, sobre todo con las transiciones entre guitarras limpias y distorsionadas. Este fue el primer adelanto y desde luego fue un gran acierto, ya que es una canción excepcional para poner sobre la mesa este estilo tan particular que el reconocido músico finlandés ha decidido imprimirle a este disco.

Seguimos con “The Voice of My Father”, una de las canciones que más me han maravillado de este álbum. Una variedad de sonidos y un juego entre la guitarra y el bajo sensacional se convierten en el hilo principal del tema sobre el que desplegar una batería lenta pero contundente, un teclado que hace auténticas virguerías y una línea vocal donde, de nuevo, Marko Hietala nos muestra que lo suyo no es sólo cantar “a lo heavy”, que sabe darle un toque melódico espectacular a su trabajo vocal como los mejores cantantes de metal melódico. Las guitarras van a mostrar una buena variedad de sonidos, jugando con la distorsión sin llegar a meter esas guitarras totalmente distorsionadas en el corte. Otro de los adelantos del disco y que también está muy bien elegido, para mostrar ese toque diferente, con ciertos aires de progresivo que se han empleado en este álbum.

“Star, Sand and Shadow” nos muestra una vertiente diferente, con un ritmo algo más acelerado, aunque tampoco mucho. En este caso las líneas vocales vamos a ver una faceta más reconocible del bajista, con una entonación más familiar tanto de Nightwish como de Tarot, pero también hay que decir que la canción lo requiere. Un tema que emplea mayor distorsión en la guitarra para ganar en pegada, con una melodía de teclado muy bien introducida y un estribillo espectacular y pegadizo, demostrando que dentro de esa variedad de sonidos que vamos a poder apreciar en el disco también están esos elementos que sí están más ligados a la carrera del músico que firma este álbum.

En “Dead God’s Son” vamos a arrancar con una melodía de teclado excelente que da paso a unas guitarras limpias, un bajo sensacional y una línea vocal que de nuevo se va a la entonación más cercana a los graves de Marko Hietala, o al menos es así hasta la llegada del estribillo, momento donde retomamos la distorsión de la guitarra y la voz sube el tono para aproximarse más a los agudos habituales. Un juego de tonalidades que le aportan un extra de calidad a esta canción y que están muy bien trabajados para lograr un resultado a la altura de lo que se espera de este músico. Lo que se puede escuchar desde el último estribillo es una explosión sonora excepcional.

“For You” es una canción donde vamos a tener una variante diferente en el sonido, ya que tenemos un tema que no va a tener una batería que golpeé bombo y caja como tal, sino que vamos a tener una percusión diferente que acompaña a una guitarra que de nuevo juega a las mil maravillas con la distorsión sin llegar a adquirir una distorsión total de su sonido, y donde lo que más va a destacar, además de un teclado espectacular, es el trabajo vocal, jugando no sólo con las tonalidades a las mil maravillas, sino también con la intensidad con la que realiza los agudos, logrando uno de los cortes más trabajados y elaborados del disco en ese aspecto, y que nuevamente nos ofrece un resultado sublime.

“I Am the Way” va a tener una batería como tal, pero que de nuevo va a usar unos recursos diferentes para aportar su toque a este tema, un corte donde las guitarras durante el primer tercio son prácticamente inexistentes y cuando entran lo hacen con toda la distorsión, que no van a abandonar a lo largo de la canción. El bajo vuelve a ser marca de la casa y las líneas vocales nos van a dejar claro de nuevo la versatilidad que tiene el finlandés a la voz, jugando con las tonalidades y haciendo algunos de los agudos más altos del disco en otra canción muy completa, manteniendo un nivel muy alto en un disco que, a pesar de tener expectativas bastante altas, las supera con creces.

Vamos con una de las canciones que más adictivas me han parecido del álbum, “Runner of the Railways”, ya que es sin duda la canción que más coquetea con esos sonidos más próximos al heavy, más habituales en la carrera de Marko Hietala aparte de Nightwish, con una entonación vocal muy reconocible en su trayectoria musical y con una vorágine de sonidos sencillamente espectacular. Un corte que derrocha potencia, pegada y calidad, logrando un resultado sensacional en una de las canciones que más destacan, por la enorme variedad de sonidos y los recursos que vamos a poder contemplar en la percusión, donde tenemos un trabajo muy destacable también por parte de Anssi Nykänen, siendo uno de los pilares sobre los que descansa la inmensa calidad que desprende esta canción, con unos cambios de ritmo muy bien marcados y que invitan a disfrutar aún más de la variedad de sonidos que vamos a poder degustar, incluido uno de los pocos solos de teclado que vamos a apreciar en el disco.

“Death March of Freedom” arranca con un bajo espectacular, trabajando durante los primeros segundos solos, tras los cuales se unen la voz y el teclado, y pasada la primera estrofa entran también la batería y la guitarra, aunque esta última durante unos breves segundos. Una vez más nos van a mostrar unos cuantos ases en la manga para darle un punto diferente a este tema, jugando a la perfección con los sonidos tanto de la percusión como de las guitarras, haciendo el colchón perfecto para un nuevo despliegue vocal sensacional, jugando con los tonos a las mil maravillas.

Llegamos a la recta final del álbum con “I Dream”, un tema con una atmósfera más íntima, ya que va a trabajar con teclado y bajo junto a la voz, en una tonalidad más grave durante casi media canción, tras la que entran las guitarras con un toque muy leve de distorsión y una percusión muy suave, muy apropiada para la melodía que se va desarrollando a medida que pasan los segundos de esta canción. Una nueva variante en la música que nos ofrecen en este álbum, un nuevo prisma desde el que observar la capacidad creativa e interpretativa de Marko Hietala, y nuevamente un resultado soberbio.

Cierra el disco “Truth Shall Set You Free”, una canción que comienza con guitarras limpias a las que se une la voz a los pocos segundos, de nuevo en un registro grave para lo que la voz del finlandés puede ofrecer. Vamos a tener una variedad de sonidos sumamente interesantes, tanto a nivel vocal como a nivel instrumental, para poner un broche de oro inmejorable a un disco que supera con creces las expectativas más altas. Una melodía que destila belleza y que acaba siendo muy pegadiza, de esas que luego estas silbando un rato sin darte cuenta.

Un disco que, como he citado varias veces en este texto, supera de sobra las expectativas generadas, pero que hay que ver también con la debida precaución, pues quien se espere un disco de heavy metal como solían hacer los hermanos Hietala con Tarot hasta la trágica pérdida de su batería, Peccu Cinari, no va a encontrar aquí ese material. Tampoco va a encontrar aquí un disco esperado quien busque sonidos similares a Nightwish, ya que para eso está precisamente el mastodonte finlandés en lo que a metal sinfónico se refiere. En este disco se puede ver un Marko Hietala que se ha rodeado de músicos excelentes para experimentar con sonidos variados, con toques de AOR, de progresivo, un poco de aquí y de allá para buscar algo diferente, pero sin perder ese punto que lo convierte todo en marca de la casa; un gran disco, variado e interesante, agradable de escuchar y, sobre todo, con esos diferentes matices en la voz que nos ayudan a redescubrir a uno de los que, creo, se puede considerar de los mejores músicos del país escandinavo.

Marko Hietala Pyre Of The Black Heart

Formación

Marko Hietala: voz y bajo
Tuomas Wäinölä: guitarra
Vili Oilila: teclados
Anssi Nykänen: batería

Tracklist

1. Stones
2. The Voice of My Father
3. Star, Sand and Shadow
4. Dead God’s Son
5. For You
6. I Am the Way
7. Runner of the Railways
8. Death March of Freedom
9. I Dream
10. Truth Shall Set You Free

Adrián Jiménez

8.5
  • Puntuación 8.5

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close