La música y el H&S

Hace años, allá por la década de los 80, la música en España estaba en su mejor momento. Hoy ya no, y la culpa de todo, como siempre, es de Yoko Ono.

En esa década, la de 1980, España estaba en un despertar cultural. Tardío, pero… ¿a quién no le gusta quedarse un poco más en la cama cuando suena el despertador?. El dictador había muerto, y la rebeldía, poco a poco, comenzaba a invadir las calles. El punk, la so-called «movida madrileña», el rock… pasábamos de la música de Los Brincos y Manolo Escobar a la de Tino Casal, Barón Rojo, y Alaska y los Pegamoides, por citar algunos.

Pero esa época se ha quedado atrás. Para siempre (y yo diría, además, que afortunadamente). Las viejas glorias ya no son lo que eran, y han quedado para los especiales de Nochebuena y Nochevieja de TVE (las privadas, por supuesto, ni se molestan en plantearlo).

¿Esa época?. ¿Entera?. ¿Todos?. ¡NO! Algunos irreductibles rockeros se resisten, ahora y siempre, al pop invasor. Con resultados más bien patéticos. Hartos de verles en verbenas de los pueblos más profundos de este, nuestro país, intentan como pueden (y parece que solo saben hacer) vivir de los viejos recuerdos, los viejos temas, el «cualquier pasado fue mejor».

Señores, espabilemos. Los músicos deben renovarse (excepciones como AC/DC o Motörhead existen), o morir en el intento. He visto a algunas bandas patrias, con cierto (¿qué digo cierto? ¡MUCHO!) renombre en su momento tocar en escenarios de bares-restaurantes, bandas ya obsoletas y casi olvidadas. He visto bandas de las consideradas míticas en fiestas de pueblo, con el público más centrado en el tiro al pato con carabina que en el concierto. He visto cosas que vosotros no creeríais.

Pero he visto pocos músicos retirarse a tiempo, cuando hasta sus fans, después de veinte cambios de formación, tres reuniones, e incluso películas contando sus miserias, les dicen que apestan. Como personas, como músicos, y, probablemente también, de forma literal.

Son los Músicos H&S. Que tienen de todo, excepto caspa. ¿O son ellos los casposos?

Andrés Abella

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close