OBÚS + LA SKALA DE RICHTER – Sala La Tejera (Águilas) – 06/02/2015

En la Sala La Tejera, nos esperan amigos y buena gente, con la que cambiar impresiones, de este o aquel “Bolo”, de esta o aquella “Banda”, de como está el mundo de la música; en definitiva para hablar de nuestra pasión “El Rock” y más concretamente de esa especie rara de gentes de negro, pelos largos (en su mayoría) que hacen gestos extraños con las manos, al son de un ritmo infernal llamado “Heavy Metal” que nos apasiona.

Llegamos y nos encontramos con una sala pequeña, con mucha luz (más tarde nos quedaríamos a oscuras); pienso que más que una sala de conciertos, es un “pub” con un escenario pequeño.

LA SKALA DE RICHTER 7

A las 22:30h. sale La Skala de Richter, banda de Almería, que nos sorprendió gratamente, en el Aquelarre Metalrock pasado, por sus temas y la fuerza de todos los miembros de la banda.

Empieza la noche con temas como «Displasia Moral»; «Dogma» y «Aislado»; Juan Contreras Fernández, con su voz y su inmensa personalidad, nos intenta animar como siempre, con sus comentarios y su particular forma de presentar los temas (Grande Juan) como «Pademonium»; «El Beso de Judas»; entonces llegamos a un buen tema y un clásico de La Skala de Richter, su «Mein Kampf», crítica salvaje sobre las matanzas nazis, en los campos de concentración, durante la II Guerra Mundial, cada vez que oímos este tema, se nos ponen los pelos como escarpias para colgar jamones.

LA SKALA DE RICHTER 6

Seguimos con «Réquiem»; «Clímax»; «Heaven & Hell» y «Paranoid», para terminar con el tema «Esclavo». Aunque sin poder dar lo que nos suelen dar ellos, por lo reducido del escenario, disfrutamos con David Clemente Romera, batería; con los rift de Francisco García (Watios), guitarra y Martín Oller Ocampo (Martinillo), guitarra; Juan Contreras Fernández, con su voz y por supuesto con el “Chaval” de la banda, Martín Oller López, bajo, que como siempre se divirtió él y nos divertimos todos y sin tener sitio para moverse.

Un pequeño descanso, para tomar algo, echar humo y dar tiempo para preparar el escenario para el plato fuerte de la noche, Obús llegan a tierras murcianas, con su Gira “El Que Más”, tenemos ganas de ver que tal sigue funcionando está mítica banda nacida en El Valle del Kas (Vallecas) en 1980, con dos de sus fundadores y pesos pasados, Paco Laguna, guitarra y Fructuoso Sánchez “Fortu”, garganta o La Voz, como le denominan algunos.

OBUS 5

Comienzan intentando calentar el ambiente, para una banda como Obús, pienso que es como tocar para un grupo de amiguetes; en la sala poca gente y encima, algún patoso que no sabe beber y que intenta jodernos la noche, Fortu se empieza a enfadar (con razón) pues el sonido es malo, después nos enteramos que había un cable roto.

Empiezan con los siguientes temas: «Corre Mamón»; «Más que un Dios»; «Necesito Más», poniendo la banda, todo el entusiasmo posible, pero con la poca gente que hay, es bastante complicado.

OBUS 11

Interpretan sus temas más emblemáticos, «Pesadilla Nuclear»; «La Muerte»; «Que Te Jodan»; «Esta Ronda La Paga Obús»; «Dinero, Dinero»; «Preparate»; temas que cantamos los que allí nos encontráramos; Paco Laguna, guitarra; Carlos Mirat, batería y Fernando Montesinos, bajo, lo dan todo para que la peña se lo pase bien; Fortu con su carisma y saber estar en el escenario, intenta conectar con el personal,

Siguen con temas como «Viviré»; «Deprisa, Deprisa»; «Autopista»; «El Que Más»; «Vamos Muy Bien»; sus mejores temas, para terminar con «Siente El Rock & Roll», lo intentaron, pero el local y el poco personal, no dan para más.

OBUS 10

Con una sensación agridulce, nos volvemos a casa, nos espera hora y media de carretera para ir reflexionando lo que hemos vivido esta noche de una parte las dos bandas, La Skala de Richter aunque joven banda lucha por tener un sitio en el mundo del heavy y por otro lado Obús mítica y referente banda, lo dieron todo.Y por otra parte, esta muy bien que se pueda hacer música en locales pequeños, pués la cosa está muy mal y es digno de elogiar a promotores empeñados en que podamos oir y las bandas puedan tocar (aún perdiendo dinero) la música que nos apasiona, el local puede ser más bonito o más feo, pero por favor, cuidemos un minimo, sonido, luces, escenario, cableados, como respeto a nuestras bandas y al personal que acude entusiasmados a oirles. Tanto los unos como los otros se merecen un respeto.

Que parece que se nos olvida que El Rock es cultura.

Jota53

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close