POWERWOLF + BATTLE BEAST + SERENITY – Sala La Riviera (Madrid) – 04/04/2016

Primera noche del Madness in the veins II, el ¿minifestival? en dos días que la promotora Madness Live! organizaba tanto en Madrid como en Barcelona. En Madrid la cita era en una Sala Riviera con un aforo reducido mediante cortinas, que le restaba capacidad al recinto, pero que, a cambio, hacía que resultase más íntimo.

Serenity_04.04.2016_Riviera_02

Serenity, los encargados de ir caldeando el ambiente, hicieron un show más que correcto, aunque sin prácticamente nada destacable: un power metal clásico, muy en la onda de Sonata Arctica, aunque con mucho menos punch, en mi opinión. Los austriacos se esforzaron en hacer un show intenso, consiguiéndolo en ocasiones, pero dejando al personal un tanto «frío»… claro que cuando tienes detrás a una banda como los finlandeses Battle Beast, lo normal es estar un poco acojonado.

Battle.Beast_04.04.2016_Riviera_03

Los de Helsinki, por el contrario, salieron a escena con un único objetivo: comerse Madrid. Sin miramientos, sin piedad. Los ganadores de la W:O:A Metal Battle en 2010 -año en el que participó Vita Imana representando a nuestro país- dieron todo de sí mismos, y pidieron que el público hiciese lo mismo… y lo (para nada) sorprendente, es que el respetable lo hizo.

Una fuera que hacía tiempo que no veía en los escenarios, con Noora Louhimo animando y utilizando su medio desgarrada voz como se hacía antes -por momentos, recordándome incluso al tono que utilizaba Azucena, de Santa, aunque cantando en inglés-, y sin parar de dar lo que se le pide a esta clase de bandas: espectáculo. Un espectáculo que Powerwolf tendrían muy dificil para superar.

Powerwolf_04.04.2016_Riviera_07

Las estrellas de la noche, los alemanorrumanos Powerwolf, con Attila Dorne al frente, viendo lo que se les había venido encima con Battle Beast, salieron a escena tibios. Si a esto le añadimos que el señor Dorne, para mi, no tuvo la mejor noche de su carrera, podemos adivinar a quienes considero los triunfadores absolutos de la primera jornada de este «Madness in the veins II«.

Pero no nos adelantemos. Powerwolf son una banda que, si bien en estudio son un poco más de lo mismo, en directo sacan todo ese «poder de lobo», jugando con el público (habituales son los repartos de público entre Attila y Falk Maria Schlegel, su teclista y gran dinamizador del espectáculo). Schlegel sorprende siempre con sus dos teclados, uno a cada lado del escenario, correteando y tocándole las narices a un siempre serio Attila Dorne -aunque sea pose-. Un magnífico teclista, como deja patente en todos y cada uno de sus shows.

Powerwolf_04.04.2016_Riviera_10

No se quedan atrás los Greywolf, Matthew y Charles, siempre inquietos, siempre juguetones con el público, y siempre absolutamente perfectos, tanto en sus poses como en su ejecución. Una pena, como digo, que el vocalista rumano no tuviese su mejor noche, porque, a pesar de haber dado un conciertazo, en mayúsculas, sus teloneros, Battle Beast, les pasaron como una apisonadora por encima.

Texto y fotografía: Andrés Abella

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close