La web más despiadada del panorama underground

¿Quién tiene la culpa? Medios contra promotoras

Dentro de la parte que no se ve de un medio musical, una de la más entretenida, gratificante y a veces frustrante, es la relación con otros medios, bandas, salas, promotoras… Todos estamos en el mismo barco pero no tenemos los mismos intereses, y aunque trabajar juntos puede ser beneficioso, quizá no lo es por igual para las dos partes.

Si tenéis un poco de tiempo libre, pensad en la cantidad de medios que somos. Yo he perdido la cuenta, y cada día descubro unos cuantos más. De ellos, y más allá de la santísima trinidad… ¿cuántos merecen la pena? No hablamos de que os gusten más o menos, u os resulten más simpáticos por lo que sea, sino de los que tienen una continuidad, dan cobijo a todo, y no publican las cosas muchos días después de que surjan. Ahí ya nos damos cuenta de que, y aunque esté mal decirlo, no son tantos.

Una de las mejores partes del medio, es asistir a los conciertos, por lo menos sobre el papel. Una entrada gratis para ver a tu banda favorita puede parecer algo muy bueno. Hasta cierto punto. No sólo es el trabajo anterior para conseguirla, sino todo lo posterior, y durante. Un medio serio no se va a saltar a ninguna banda, aunque no la soporte. Y si ya encima hay que procesar fotos… Pero, y bajo nuestra experiencia, merece la pena. No es sólo esa entrada, es la recompensa al trabajo y luego poder contarlo al mundo.

Sin embargo, como hemos comentado antes, hay una cantidad ingente de webs, portales, periódicos o revistas peleando por lo mismo, y aunque sea duro, no hay pases para todos.

Hace unos meses se levantó la polémica por redes por este tema. Seguramente os sea ajena ya que no dejaba de ser de poco interés para el fan general, como este texto en realidad. Si tú trabajas, trabajas duro, parece evidente que debes tener tu premio. Ya, ¿pero si hay 20 más que lo hacen? O, y yendo a donde duele, ¿y si tú trabajo no es tan bueno, o no llega a tantos como crees? Las promotoras en algún sitio tienen que cortar, y si, según sus estimaciones, no mereces tu acreditación en detrimento de tal otro, quizá es el momento de sentarse y reflexionar que ha fallado.

Es en este punto cuando nos hemos ganado la animadversión de varios colegas. Quizá algunos han dejado de leer. Para los que no, ¿seguro que se están haciendo las cosas bien?

En estos casi cinco años de historia creemos que un poquito hemos aprendido. Al principio casi la tiras a ver si cuela. Algo te vas llevando, pero entiendes que eres pequeño. El reconocimiento va llegando con cuentagotas, junto con las visitas, y la primera vez que alcanzas cinco dígitos a final de mes te sientes muy importante, y te sube el ego. ¿Pero qué ocurre cuando ese mismo no se corresponde con la realidad? Una de dos, o te frustras o te das cuenta de que te has equivocado. Reconocemos haber sido de los primeros, pero a tiempo pudimos rectificar, y ver todo en lo que fallábamos y lo que podíamos mejorar.

Hoy distamos mucho de haber tocado techo. Claro que las promotoras podrían darnos siempre dos pases, o tres, y siete entradas para sortear, si por pedir… Estas no son perfectas, y seguro que han acreditado a alguien que lo merecía menos que otro, pero no os engañéis, eso no es la tónica. Aunque montar conciertos tiene que ser algo fantástico a nivel de realización, con sólo eso no se paga el caché de las bandas, ni el alquiler de la sala, y trabajarán para ver quien les da más difusión, y si no sois vosotros, o nosotros, habrá que ver que hacer para sí serlo. Llorar hace que todo el mundo te dé palmaditas en la espalda, pero a la hora de la verdad lo que cuenta es el trabajo, la constancia, seguir mejorando y no entretenerse buscando a quién echar las culpas.

Alejandro Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close