Review del disco de WonderOnce – Freedom Odyssey

Una portada llena de dragones y títulos atrayentes. Es lo primero que uno se encuentra cuando se dispone a escuchar Freedom Odyssey, el primer disco de la banda de power metal sinfónico WonderOnce. Un disco forjado en Málaga bajo la mano e inspiración del italiano Andrea Montalbetti. Este álbum lanzado en mayo de este año nos promete una de las orquestas más impactantes y épicas del panorama nacional con voces en inglés, pero mejor os hago un resumen y os dejo que seáis vosotros quien juzguéis tras escucharlo.

Freedom Odyssey abre con la canción que da nombre al álbum, un corte orquestal en la que un supuesto aventurero nos narra lo que es el inicio de la historia que se cuenta en este disco. Poco a poco la guitarra de German de Sotomayor se va abriendo paso mientras la orquesta se vuelve más potente y nos lleva al punto álgido, momento en el cual da inicio “Dragon Valley I – The Journey”, segundo tema del disco. Su inicio potente nos deja oír a la banda al completo. La dulce voz de Liss Eventide irrumpe en la sala mostrándonos un tono meloso que se entrelaza con los coros de la canción y con la voz de su compañero Drakon Nahr. Esta primera entrega de “Dragon Valley” podría haber servido como primer single, pues muestra todos los colores de la banda en perfecta armonía.

Pasamos a “Morrigu”, un tema de inicio oscuro (aunque no el más oscuro del LP, como veréis más adelante) con cuerdas y flauta travesera al que se van uniendo unas guitarras pesadas y unas voces guturales que si bien no son las mejores que hemos escuchado, encajan a la perfección con el tema y con el resto de las voces del tema. Liss nos deja probar un poco de su técnica lírica en el tema de manera puntual y bien elegida.

El cuarto corte de Freedom Odyssey es un nuevo capítulo de la saga. “Dragon Valley II – Frozen Fire” se abre paso entre campanas, gentío y gritos en un inicio digno de banda sonora. El tema nos anuncia la llegada de los dragones a la población en la que habita nuestro aventurero, y así consigue transmitirnos WonderOnce. Quizás es uno de los temas más rápidos del disco, y sin duda el tema en el que mejor encajan y se unen las tres voces del mismo. Una de las percusiones más elaboradas.

Pasamos a un interludio a modo de narración. En “Aftermath of the Frozen Flame” nuestro aventurero relata la destrucción que han dejado los dragones a su paso antes de llegar de manera suave a “The Hero”, sexto tema del álbum. En este tema se van uniendo poco a poco nuevos elementos, aumentando la fuerza y ritmo hacia la mitad de la canción.

Pasamos el equinoccio y llegamos a un tema instrumental llamado “Dawn” que, por sus toques celtas y el uso de gaitas, nos puede recordar a temas como “I Want My Tears Back” o “Last of the Wilds” de Nightwish, en lo que a instrumentación se refiere.

Por fin llega, como en todo disco de power metal, la balada. Un uso delicado de la guitarra acústica y una de las mejores orquestas del disco, lo que lo convierte en un tema imprescindible del mismo.

Se acabó la calma, llegamos a “Wolfmoon”, octavo tema del disco y uno de los elegidos como tema presentación del mismo. Liss nos susurra a través de los auriculares para introducirnos uno de los mejores cortes del trabajo de WonderOnce. De nuevo las tres voces se unen en perfecta comunión en uno de los estribillos más emotivos del disco.

Llegamos al que sin duda es uno de los temas más llamativos e interesantes del disco, un tema que empieza de manera oscura y tenebrosa. “Baba Yaga” nos muestra el lado más versátil de Liss a nivel vocal. Estos chicos son perfectos creando la atmósfera deseada en cada momento, y esta canción es prueba de ello.

Llegamos a la recta final con dos temas largos. “Slay the Kraken” fue otro de los temas elegidos por la banda para presentarnos su primer trabajo. Sin duda uno de los fuertes del tema es el uso de la voz lírica por parte de Liss, que nos deja con la boca abierta apenas pasados dos minutos de canción. Un tema de ritmos cambiantes que a medida que avanza la canción se convierte en otro de los imprescindibles del álbum.

El final, el último capítulo de esta historia y última entrega de la saga. “Dragon Valley III – Mt. Freedom” llega con un inicio orquestal y lento que se va tornando cada vez más rápido y complejo hacia la mitad sin perder la magia que inunda todo Freedom Odyssey de principio a fin y que en este tema alcanza su clímax. Un tema completo que reúne todos los elementos usados durante los 12 temas del disco. Un final de película para un álbum épico.

En definitiva, WonderOnce ha conseguido lo que se proponía: Freedom Odyssey consigue transportarnos a una atmosfera épica de principio a fin que nos cuenta una historia sin apenas esfuerzo, de una manera natural y usando una perfecta unión entre la banda y la orquesta. Un disco digno de una banda consagrada en el género y de escucha más que obligatoria.

Formación:

Liss Eventide: voz
Drakon Nahr: voz
Andrea Montalbetti: voz, guitarra y batería
German de Sotomayor: guitarra
Nel Löse: bajo
Paola Rouge: violoncello

Tracklist

1. Freedom Odyssey
2. Dragon Valley I – The Journey
3. Morrigu
4. Dragon Valley II – Frozen Fire
5. Aftermath of the Frozen Flame
6. The Hero
7. Dawn
8. Final Aurora
9. Wolfmoon
10. Baba Yaga
11. Slay the Kraken
12. Dragon Valley III – Mt. Freedom

 

Jorge López

8
  • Puntuación 8
1 comentario
  1. […] Club de Málaga presentándose en formato acústico. No sólo tocará los temas de su debut, Freedom Odyssey, sino que también realizará versiones de piezas muy […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close