Review del disco de ARCH ENEMY – Will To Power

La formación sueca Arch Enemy regresa en este año 2017 por todo lo alto con un bombazo de álbum titulado Will to Power, un disco que promete estar entre los mejores del año sin duda alguna.

Tras una larga trayectoria, (21 años desde que salió su primer trabajo discográfico) la banda no muestra señales de agotamiento, sino todo lo contrario, regresan con una fuerza y una energía envidiables, con un disco repleto de bombazos y con una potencia que hacen que se cuele entre los mejores de esta formación, y esa es la razón para creer que podemos estar ante uno de los discos del año.

Es el segundo disco de Alissa White-Gluz como vocalista de la banda, y si comparamos el trabajo que realiza en este álbum con el que vimos en War Eternal (2014), vamos a encontrarnos una evolución excepcional por parte de la canadiense, que ha mejorado exponencialmente su técnica y hace un trabajo digno de quitarse la gorra o el accesorio capilar que tenga cada uno. Así mismo, también es el primer trabajo de estudio de Jeff Loomis como guitarra rítmico de la formación, aunque su entrada se produjese a finales del año 2014, ya que el anterior trabajo ya estaba editado entonces.

Tras una breve introducción con un solo de guitarra bajo el título de “Set Flame To The Night” comenzamos nuestra particular travesía por la tormenta que nos plantean en este álbum los suecos con “The Race”, donde ya vamos a poder ver claramente la propuesta que plantean; fuerza y potencia, ritmos frenéticos y un sonido muy depurado, una constante en la trayectoria de este grupo. Si hay algo que llama la atención desde estos primeros instantes es la impresionante mejora de su vocalista, Alissa White-Gluz, en relación a War Eternal. No es ni mucho menos que en ese disco lo hiciese mal, pero creo que se aprecia una evolución considerable en su forma de interpretar, siguiendo la estela de lo que ya hizo entonces pero aportando un soplo de aire fresco, jugando sobre todo con su voz a su antojo y dotando de un plus de calidad a lo que suena por los altavoces.

Siguiendo esta tesis que hemos mostrado, podemos encontrar algunas similares a lo largo del disco, como “Murder Scene” o “My Shadow And I”, que son canciones de esas que sacan la faceta más agresiva y cañera de Arch Enemy, con un sonido de puro death metal, como ya hemos dicho previamente, ritmo frenético, un sonido trabajado pero muy distorsionado y sobre todo muchísima potencia. Unas aguas donde estos suecos nadan a la perfección, pero que no son los únicos derroteros por donde se manejan bien.

Y es que en este trabajo vamos a encontrar otra propuesta muy clara, llamada “Blood In The Water” por citar la primera que vemos de este tipo, donde van a jugar más con la faceta melódica sin dejar de lado en absoluto esa potencia que les caracteriza. Usando ritmos menos frenéticos que en los temas citados previamente, la calidad que se puede apreciar aquí está fuera de toda duda, empleando eso que tantas veces les ha funcionado de meter solos de guitarra para quitarse el sombrero, sobre todo en los estribillos, jugando con las líneas vocales, y creando así algo adictivo. Como decimos, una forma de componer que ya han usado previamente y que les funciona muy bien, además de no ser el único momento de este disco donde vamos a encontrar algo así, ya que canciones como “A Fight I Must Win”.

Tenemos tiempo incluso para encontrar el clásico corte single que usa el grupo, el que fue primer adelanto, “The World Is Yours”, que junta todo lo que venimos comentado previamente, teniendo esa faceta totalmente aplastante donde prácticamente no importa un sonido melódico, en favor de la potencia y la celeridad, y esa parte donde lo que más importa es precisamente esa faceta melódica. Combinando todo en la coctelera con esos estribillos tan pegadizos que suelen hacer y con un soberbio trabajo vocal tenemos canciones como esta, que no podía estar mejor elegida para ser la presentación de este álbum, un gran acierto.

Otro tema que me ha resultado sorprendente ha sido el que, a la postre, han elegido como segundo single, “The Eagle Flies Alone”. Mi sorpresa ha sido grata no por ver el enorme trabajo que tiene, la melodía y la potencia juntas en unos pocos minutos, si no por el intenso trabajo vocal que hay detrás, sobre todo con el detalle de doblar las voces en los estribillos, elevando exponencialmente la calidad de una canción que destila kilates por cada segundo de reproducción. Un planteamiento excepcional en una composición tremendamente buena que, sin ese detalle en las líneas vocales que he comentado, seguramente habría perdido enteros en el resultado final, por lo que sin duda es un punto muy a favor de un recurso que, a veces, pasa tan desapercibido.

Y por supuesto una pista que es obligado destacar es la balada del álbum, “Reason To Believe”. Digo que es obligado destacarla por la inmensa sorpresa que resulta ver lo que han hecho en esta ocasión. Rara vez se ha escuchado en Arch Enemy voces limpias, y me atrevería a decir que en su vocalista principal nunca como hilo conductor principal de una canción casi completa, quizá como recurso en algún momento puntual sí, pero nunca como línea principal. En esta ocasión, los chicos de Michael Amott se han puesto el mono de trabajo para dejar una balada de bellísima factura registrada, donde el trabajo que hay que destacar sobremanera es el de Alissa, ya no sólo por cómo usa su voz limpia (ya la conocemos de The Agonist y, sobre todo, de Kamelot), si no por cómo da ese paso intermedio entre limpio y gutural, con una voz rasgada que casi invita a sentir angustia. Además, musicalmente, la canción acompaña totalmente, ya que posee unas líneas de guitarra maravillosas y un ritmo más que adecuado, de forma que no pierde en ningún momento ese sello de identidad particular que poseen pero arrojan esa bocanada de aire fresco y nuevo, una gran y grata sorpresa ya que, una vez más, muestran que como músicos son tremendamente completos y saben desenvolverse ante cualquier reto que se marquen.

En definitiva, lo que viene a demostrar este Will To Power es que más de veinte años de trayectoria musical pueden pesar, o pueden ser un trampolín para ser cada día mejor, como músico y como banda. En el caso de los suecos han demostrado que prefieren usar todos los años que llevan en activo como un trampolín para escalar cada día más alto, y fruto de ese inagotable trabajo es este álbum, un verdadero cañón de disco que muestra todo el arsenal ofensivo que posee la banda, que viene directo a golpear los tímpanos sin piedad, y clavarse en el sistema auditivo para no salir de ahí en varios días, ya que como hemos remarcado, tiene elementos que lo hacen tremendamente adictivo.

Potencia, calidad, una pizca de innovación y, sobre todo, jugar a la perfección con tus recursos suelen ser sinónimo de conseguir buenas críticas y éxito; eso Michael Amott y los suyos lo entienden a la perfección, y aquí está la muestra, en un trabajo que, como ya hemos dicho al inicio de esta reseña, va a estar entre los mejores discos de este 2017 sin ningún tipo de duda.

arch enemy will to power

Formación

Alissa White-Gluz: voz
Michael Amott: guitarra
Jeff Loomis: guitarra
Sharlee D’Angelo: bajo
Daniel Erlandsson: batería

Tracklist

1. Set Flame To The Night
2. The Race
3. Blood In The Water
4. The World Is Yours
5. The Eagle Flies Alone
6. Reason To Believe
7. Murder Scene
8. First Day In Hell
9. Saturnine
10. Dreams Of Retribution
11. My Shadow And I
12. A Fight I Must Win

arch enemy

Adrián Jiménez

8.5
  • Criteria 8.5
1 comentario
  1. […] a las salas españolas, esta vez como cabeza de cartel, presentando su nuevo disco, Will to Power. Por si fuera poco, estarán acompañados […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close