Review del disco de Crisix – Against The Odds

Habiendo pasado un par de años desde que saliera su anterior From Blue To Black, ya tocaba tener nuevo material de una de las bandas punteras de nuestra escena. Crisix no levantan el pie del acelerador y vuelven a golpearnos en la boca con un nuevo trabajo titulado Against The Odds, que podríamos traducir como “contra viento y marea”. Y es que algo así es lo que debe suponer triunfar con una banda de metal en España, donde arrasan allá donde van, e incluso llegar a tocar en grandes festivales de fuera como Metaldays o Summer Breeze.

Su cuarto trabajo, que se publicará a través de Listenable Records, nos muestra un paso más en la evolución de la banda; aquella en la que partiendo del sonido característico de la nueva ola de thrash metal en la que se encuentran Angelus Apatrida, Municipal Waste, Warbringer, Havok y tantos otros, han ido incorporando nuevas influencias, sobre todo a partir de su anterior From Blue To Black, en el que empezaron a experimentar con una serie de breakdowns y medios tiempos más marcados (véase “Strange”) que aportaron una mayor variedad a las composiciones. En Against The Odds, el cual posee una estructura similar a su predecesor, estas influencias son mucho más evidentes, incorporando elementos del hardcore, punk, groove metal y metalcore de manera bastante recurrente. Así mismo, también se hace patente la progresión en las voces de Juli Bazooka, que cada vez tienen más recorrido y son más variadas. Se trata de un disco de thrash impregnado de muchísimos matices, que mezcla los riffs rápidos, agresivos y afilados de siempre con más doble bombo y breakdowns pesados para destrozarse el cuello haciendo headbanging. Nueve cortes que más que ser pocos son los que querían sacar: bien diferenciados y sin relleno, cada uno con su lugar y su intención.

El álbum arranca con el single “Get Out Of My Head”, un tema efectista y que suena a Crisix por los cuatro costados, muy en la onda de su anterior trabajo. El “tupatupa” clásico desahogado con medios tiempos para después volver a la velocidad. Imposible que no se te peguen los coros en el estribillo e imposible que no sientas el impulso de meterte en un pit tras ese “rrrrah!” y posterior breakdown a mitad de tema. Cuando “Leech Breeder” empieza a sonar parece que va a ser el típico “sota, caballo y rey”, pero no. En este corte escuchamos las primeras influencias del hardcore, que además de otorgar el ritmo d-beat de Javi Carry hacen más pesado el tema dando protagonismo al doble bombo y a un puente lento que divide el tema en dos. “Technophiliac” es una de las canciones más divertidas del álbum y también de las más complicadas y técnicas, en la que Crisix hacen gala de todos sus recursos con gran precisión en un carrusel de cambios de ritmo. Y a continuación, turno para la canción más diferente a las demás: “Perseverance”. Se trata de un track arriesgado pero genialmente traído que hace gala de un hardcore metálico que me ha recordado a ratos al estilo de Parkway Drive, tanto por las melodías de guitarra como por ese breakdown final, digno de cualquier banda de metalcore que se tercie. Pero después de esto volveremos al thrash más puro con “Xenomorph Blood”, un corte sin mucha historia en el que la velocidad característica del género es protagonista. Pasamos del ecuador del álbum y nos encontramos con “Prince Of Saiyans”, tema en el que, como ya hicieran con “Frieza The Tyrant”, Crisix vuelven a sacar a relucir su simpatía por la serie Dragon Ball, con la que a buen seguro habrán crecido. En esta ocasión el personaje sobre el que se centran es Vegeta, en un track que combina la furia en las estrofas con estribillos melódicos y épicos. El principio de “Leave Your God Behind” prepara el terreno para uno de los riffs más afilados del disco y me atrevería a decir que con cierto aire melodeath, que aporta al tema muchísima frescura, antes de encontrarnos con un nuevo híbrido hardcore/thrash en “Cut The Shit”. El disco cierra con un nuevo homenaje friki, la heroica “The North Remembers”, que nos prepara para una batalla sin cuartel metidos en la piel de los Stark de Invernalia. Además, en lo musical se trata de un tema sobresaliente compositivamente en el que encontramos thrash, death melódico y medios tiempos en los que los coros te invitan a dejarte la garganta cantando, por lo que estoy seguro de que no faltará en los próximos setlists de la banda.

Tras diez años de trabajo, Crisix han conseguido estar en el punto de mira de medios, promotoras y fans del metal en este país, algo sumamente complicado y que no les ha pesado para publicar su mejor disco hasta la fecha. Están simplemente en su punto, de dulce. Si en su anterior trabajo ya coquetearon con introducir ciertos elementos e influencias a su música, con Against The Odds han dado el paso definitivo y el resultado es un disco original, variado y de mucha calidad que debería empujarles a consolidarse como una de las bandas punteras de la nueva ola del thrash en Europa.

Crisix Against the Odds

Formación:

Juli Bazooka: voz
B.B. Plaza: guitarra
Albert Requena: guitarra
Dani Ramis: bajo
Javi Carry: batería

Tracklist

1. Get Out Of My Head
2. Leech Breeder
3. Technophiliac
4. Perseverance
5. Xenomorph Blood
6. Prince Of Saiyans
7. Leave Your God Behind
8. Cut The Shit
9.
The North Remembers

Alberto Zambrano

9
  • Puntuación 9

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close