Review del disco de Dukes of the Orient – Dukes Of the Orient

En una entrevista promocional del propio John Payne haciendo gala de su british wit menciona el “breve” lapso de tiempo que le llevó dar forma a esta nueva criatura bicéfala de PROG-AOR que es Dukes Of the Orient. Nada más y nada menos que la friolera de diez años. Y nace de quien fuese cantante y bajista de los grandiosos Asia en su etapa desde 1991 hasta la reunión de la formación original nuevamente en el 2006.

Tras la decisión de Geoff Downes de recuperar la formación clásica, John Payne y el resto de músicos, quienes se vieron excluidos de esta nueva encarnación, decidieron continuar bajo el nombre de GPS con composiciones planeadas para lo que iba a ser el siguiente disco oficial de Asia Architect of Time.

Paralelamente, y tras llegar a un acuerdo contractual, Payne obtuvo la aprobación de Geoff Downes, John Wetton, Carl Palmer y Steve Howe, para poder explotar el material clásico de Asia, por lo que el cantante inglés decidió hacer su propia versión de la misma bajo el nombre de Asia featuring John Payne.

Para este nuevo proyecto Payne contó con sus compañeros en GPS, los grandiosos Guthrie Govan a la guitarra y Jay Schellen a la batería. A este trio se le uniría más tarde el mago de los teclados californiano Erik Norlander, un viejo conocido de Payne ya desde German prog rock festival en 1997 y a quien asociamos inevitablemente a Rocket Scientist y a su esposa y musa, la cantante canadiense Lana Lane. Todos ellos grandes referentes ya a estas alturas de todo amante del rock progresivo que se precie.

Así pues, podríamos decir que Dukes of the Orient es esencialmente la evolución natural de Asia featuring John Payne, formación a la cual decidieron rebautizar bajo ese nombre tras el fallecimiento de John Wetton, con la intención de mostrar respeto al desaparecido titán del prog, según propias palabras de sus protagonistas.

No en vano el primer single del disco de título homónimo es la pegadiza “Strange Days”, la cual fue concebida aún bajo el nombre anterior de la banda. Un medio tiempo con el elegantísimo trabajo vocal al que nos tiene acostumbrados, el también bajista británico, y que se mantiene durante todo el disco. Especial mención a la sección instrumental del tema que nos introduce Norlander con una melodía de synth preciosa, rematada por un solo de Guthrie Govan que hace gala de una clase y buen gusto que nos demuestran porqué es uno de los mejores guitarristas de la actualidad. Por genialidades como esta o por locuras instrumentales como las de sus The Aristocrats, grandes nombres como Steven Wilson han contado él entre sus filas.

A este single, que podría haber sido un clásico AOR de la FM en otros tiempos más propicios en los que se radiaba buena música en las emisoras comerciales, le precede la épica “Brother in Arms”. Con un ritmo intrincado en la sección rítmica a modo de introducción del disco, una intensa y apasionada entonación de Payne y los teclados de Norlander orquestando toda la escena, no deja de venirme a la mente el “Separate ways” de Journey, aunque quizá no llegue al impacto que causó aquella en su momento.

El álbum continúa con la oda “Amor Vincit Omnia”, que parece concebida para la banda sonora del algún film con unos teclados muy a lo Keith Emerson en su vertiente más neo clásica. El tema concluye con una bella melodía de piano de Norlander a modo de epílogo.

A esta le sigue “Time Waits for No One” un tempo algo más ligero de marcado carácter AOR con unos fraseos de guitarra bastante curiosos por su plano sonoro respecto al resto de elementos en el tema; otro solo de escándalo y una vez más nos vienen a la cabeza unos Journey de Frontiers o unos Toto de su época Isolation o Farenheit.

A continuación, retoman su vena más épica, esta vez marca de la casa Payne con “A Sorrow’s Clown”. Tema que podría haber figurado en cualquiera de las entregas de su etapa en Asia desde Aqua a Silent Nation con un trabajo de coros destacable, aunque quizá nos queda la sensación de haber oído algo similar en otras ocasiones a pesar del interesante pasaje teatral del final.

A estas alturas del disco quizá notemos un descenso de nivel en la composición de los temas. “Fourth of July” parece repetir algunas ideas y no consigue mantener el interés del oyente. Quizá éste sea el momento más bajo de todo el álbum, especialmente a partir de los dos últimos minutos de la canción, en el que se repite en bucle la base de la canción durante unas vueltas sin más, hasta que aparecen unos coros un poco sin aparente justificación y el consecuente recurso de un solo de guitarra acústica y eléctrica, un tanto olvidables. Desde luego, en mi opinión, el tema más prescindible de todo el álbum.

La cosa se recupera un tanto en “Seasons Will Change”, si no me equivoco tema que se presentó como segundo single del disco. Sin ser un mal tema, el problema radica en que a estas alturas de la audición estamos empezando a desear algo más de frescura en las melodías y esto no sucede hasta la sección instrumental del final del tema, cuando aparecen unos teclados sinfónicos, tras estos una guitarra barroca cierra el tema muy a lo Brian May. Lástima que esto no resulta suficiente para acabar de convencernos.

Por suerte, la elección del tema final de esta ópera prima “Give Another Reason” nos da, como reza el propio título, otra razón más para pensar que ha valido la pena llegar hasta el final. Un tema extenso, que empieza como una balada, con una melosa guitarra clásica y un solo de guitarra muy <<Gilmouriano>> que da paso a un tempo de batería más contundente y unos sintes con distorsión que nos caen como agua de mayo. Una composición de cambios diversos y secciones instrumentales que hará las delicias de los amantes de su vertiente más prog-sinfónica. Con todo, un gran tema, para mí el mejor sin duda del disco y que deja un buen sabor de boca.

En general podemos decir que es un muy buen comienzo para esta nueva etapa de unos grandiosos músicos del entorno AOR y Prog. Esperemos que se dejen caer por nuestro país y que en próximas entregas sigan subiendo el listón.

dukes of the orient dukes of the orient

Formación

John Payne: voz, bajo
Erik Norlander:t, coros
Guthrie Govan: guitarra, coros
Jay Schellen: batería, coros

Tracklist

1. Brother in Arms
2. Strange Days
3. Amor Vincit Omnia
4. Time Waits for No One
5. A Sorrow’s Crown
6. Fourth of July
7. Seasons Will Change
8. Give Another Reason

Hug Ballesta

7
  • Puntuación 70%

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close