Review del disco de El Reno Renardo – Hostiopatia

El pasado mes de octubre veía la luz el último trabajo discográfico de El Reno Renardo, el ya sexto trabajo de una banda más que consagrada que no dejará indiferente a nadie, ni por su calidad en estudio ni por sus tremebundos directos. Y es que la carrera de la banda ha sido tan extraña como lo pueden ser sus canciones, el proyecto fue iniciado únicamente por Jevo (guitarrista de Valhalla y Soulitude) como un proyecto de estudio sin muchas más pretensiones, y se puede decir que se le fue de las manos y terminó montando una banda junto a antiguos compañeros para terminar llenando salas en sus giras y pasar por los mejores festivales del país.

El disco que tenemos entre manos está formado por quince canciones, nada más y nada menos. Un disco digamos largo, pero que viene siendo la tónica habitual de los trabajos de El Reno Renardo. Destaca que cada vez se dejan ver menos covers y optan más por las composiciones propias, manteniendo, evidentemente, ese espíritu inconfundible que les ha llevado a ser uno de los principales motores de su género en España. ¿Qué género? ¿Freak Metal? Nada despreciable.

El nuevo trabajo viene encabezado, como no podía ser de otra manera, por un título y portada bastante llamativos. Hosteopatía lo primero, y lo segundo por lo que bien podría ser la portada de un comic, con sus superhéroes, sus personajes violentos de televisión, armas… vamos gente que suele dar muchas hostias, vaya.

Y por si no ha quedado muy claro, el primer corte del disco nos lo va a volver a recordar. Se trata de una intro, típica intro de los discos de los bilbaínos, que a decir verdad mantienen la estructura de sus discos. “Intruder” es el nombre escogido para la sucesión de hostias que van a sonar entre Chuck Norris y Bud Spencer en la consulta de este último. Eso es básicamente lo primero que vamos a escuchar del disco, hostias. Eso sí, a muy bien ritmo, y con piano y coros celestiales después, nada puede salir mal, precioso y acogedor.

Ahora sí, comienzan a rugir las guitarras y la batería a golpe de doble bombo para meternos de lleno en el trabajo. “Compañeros de piso” suena potente y vemos que claramente, esto es El Reno Renardo, mismo rollete de siempre, lo que gusta. Una canción que bien podría ser la banda sonora de la vida de esa gente que tiene que tiene que aguantar a sus no siempre agradables compañeros. Los teclados infernales con melodía bailable abren la siguiente canción dedicada, “La gente es imbécil”. Otra de las temáticas más recurridos por Jevo y compañía, y en verdad un tema que se les da bastante bien, retrata a la sociedad, o por lo menos a aquella parte (gran mayoría) que refleja un poco de estupidez, bien podrían ponerla en los colegios para educar a los chavales. En mi opinión uno de los mejores temas del disco, y muy probablemente no faltará en los directos de la banda, un estribillo muy coreable, y además con gran fuerza de los teclados en todo el tema, que no sabes si te llevan a Rammstein, a la música electrónica, o a una mezcla tenebrosa de ambas.

“Sanotes” es el siguiente corte del disco, tema que sirvió para abrir boca del disco, sacándolo en formato single con videoclip. El nombre deja entrever de qué hablará el tema. Efectivamente, el tema nos habla de los musculitos de gimnasio, de esa gente rara que hace ejercicio y come barritas integrales, los fofisanos.

“Conspiranoid”, en la que colabora Juako Malavirgen, cómico y músico, es un tema que resume un poco aquellos temas en los que nos pueden haber tomado el pelo desde las altas esferas, las teorías conspiranóicas, un tema que crea una atmósfera un tanto misteriosa, con voces en off de Iker Jiménez, incluyendo también en el solo de guitarra parte de la melodía de la canción popular “Oh Susana”, algunos riffs de guitarra se asemejan, como no podía ser de otra manera, a “Paranoid” Black Sabbath.

“Eres Trve” es quizá una canción un poco diferente, con mucho más fondo en las letras, un tanto menos humorísticas y absurdas de otros cortes, y es que este tema habla un poco de la situación del metal, los festivales, los estereotipos que rodean a este género, la gente que encasilla a las bandas o las tacha de vendidas… Este tema, de un ritmo algo más lento, se hace un poco más especial ya que cuenta con las colaboraciones de Juan Abarca de Mamá Ladilla, Charlie Glamour de Gigatron, José Córdoba, conocido como El Chivi, Leire Lizarraga, Yagowar Headhunter y Luis Talleda. La guinda es ese final versionando el “Eres tú” de Mocedades a golpe de doble bombo y distorsión.

“Qué has tomao” es una cover del grupo sueco Pain, del tema “Shut your mouth”. Otra canción cien por cien El Reno Renardo, habla de una noche que se va de madre, y como la mujer pregunta que qué has tomao, básicamente. El tema más corto del disco, muy digerible y a su vez divertido, aunque con un sonido un tanto oscuro en las melodías como en la voz, un toque diferente pero con la esencia de los bilbaínos.

En el ecuador del disco encontramos “Cinta americana”, una oda a la cinta americana, sin más ni menos. Se trata de una especie de homenaje a este utensilio tan cotidiano pero codiciado. Parece ser que la base musical del tema fue compuesto hace unos quince o dieciséis años para Valhalla, pero que no ha sido usado hasta este disco de El Reno Renardo. “Cafelitos” arranca en un bar, con un cliente pidiendo un café un poco especial hasta que el camarero le manda a la mierda. Una canción rápida y machacona, con un ritmo matador a base de doble bombo y con mucha carga instrumental en forma de solos y guitarras. Va contra esa gente que es peculiar hasta para pedir un café.

Nos encontramos con otra cover, esta vez de Parchís y su “Cumpleaños feliz”. Otra canción muy divertida que habla básicamente del paso del tiempo, de la forma en que cambia la vida cuando vas creciendo, y en sí en la forma de celebrar los cumpleaños. Desde luego que a Jevo y compañía el paso del tiempo no parece sentarles tan mal como dice la canción. “Forfait” es el siguiente corte del Hostiopatía. En esta canción nos narra las costumbres de la gente que vive por y para el esquí, con un metal pesado con referencias incluso al “saca el guisky cheli” de Desmadre 75.

Con mucha tralla llega “Huele mi ombligo”, un toque black metal con las voces muy tratadas y filtradas, así como unas guitarras estridentes en los punteos que llevan a un ambiente mucho más oscuro. Así poco a poco vamos llegando al final del disco, pero no sin antes pasar por “Ofender”, un tema con un ritmo mucho más divertido. Una letra muy acertada sobre la libertad de expresión, la facilidad con la que se ofende hoy la gente con cualquier comentario o acción. Eso sí, siempre con su típico toque humorístico.

El penúltimo regalo de El Reno Renardo es “El megalodón”. Podría ser perfectamente la segunda parte de “El bogavante”, aunque si te recuerda a ella, el propio Jevo te recuerda a ti que tienes poca imaginación. Pero si conoces la banda y sus éxitos es inevitable no sacarle un parecido, y evidentemente con esta canción El Reno Renardo ha conseguido el efecto que buscaba con la semejanza de ese himno que es “El bogavante”, llegando a incluir alguna referencia exacta a este tema. Y es que el ritmo latino, o como ellos mismos dicen “el ritmo que apesta a reggeaton” deja patente de que se trata de una canción diferente, digna de entrar en los directos de la banda a partir de ahora. Al igual que la canción mencionada anteriormente, el tema habla de las vacaciones, el mar… Pero esta vez nos cuenta de la paz truncada por los vecinos molestos que suelen habitar en las playas, y la invocación de el megalodon para restaurar esa tranquilidad, que para quien no lo sepa, el megalodon es una especie de tiburón gigante extinto hace millones de años.

La última bala de Hostiopatía, como no podía ser de otra manera, es un mix, como marca la tradición. El nombre escogido para este es “Idiomix”, y viene cargado de hits reformados. Y viene fuerte, incluyendo desde Iron Maiden, pasando por la banda sonora de La abeja Maya, el “Sofía” de Álvaro Soler, Judas Priest… con un final magistral a ritmo de balada de Europe. No lo desmenuzaré más para que queden sorpresas, pero es digno de escuchar y disfrutar tranquilamente.

Como conclusión, El Reno Renardo ha sacado un disco muy completo, manteniéndose en primera línea de su género. Con un sonido impecable dentro de lo que nos tienen acostumbrados, y en mi opinión no hace falta nada más. Hay muchas ganas de verlos en acción encima de las tablas porque sus conciertos son una fiesta asegurada, risas para todos los públicos, pero sin desprestigiar en absoluto el buen hacer y la técnica de estos músicos. Porque es una banda humorística, o de metal estúpido o como quieran catalogarlo algunos, correcto, pero saben hacer las cosas muy bien, y llevan más de diez años demostrándolo.

el reno renardo Hostiopatia

Formación

Jevo Jevardo: voz, guitarra
Mikel Torralba: guitarra
Ander The Thunder: bajo
Ivan Cormen: batería

Tracklist

1. Intruder
2. Compañero de piso
3. La gente es imbécil
4. Sanotes
5. Conspiranoid
6. Eres Trve
7. Qué has tomao
8. Cinta americana
9. Cafelitos
10. Cumpleaños feliz
11. Forfait
12. Huele mi ombligo
13. Ofender
14. El megalodón
15. Idiomix

Pablo de Miguel

8
  • Puntuación 8

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close