Review del disco de Frozen Crown – Crowned in Frost

La historia de los italianos Frozen Crown es breve, pero no por ello menos intensa. Fundados en el año 2017 por Federico Mondelli (llevando la guitarra, el teclado y siendo el principal compositor de la banda), su formación se completó rápidamente con Jade Etro a la voz, Talia Bellazecca a la guitarra, Filippo Zavattari al bajo y Alberto Mezzanotte a la batería, y en apenas un año editaron su debut, The Fallen King, teniendo un éxito considerable tanto dentro como fuera de Italia. En este 2019 vuelven a la carga con un nuevo álbum bajo la manga, titulado Crowned in Frost, y vienen dispuestos a confirmarse como una banda con un potencial indiscutible.

Influenciados por bandas como Nightwish o Sonata Arctica (por citar algunas), su sonido se caracterizó en su primer álbum por tener una potencia fuera de toda duda, combinado con un elemento melódico que le daba un plus de calidad a unas composiciones ya de por sí magníficas, haciendo que tras escuchar ese disco varias veces se entendiese que hubiese tenido tan buena acogida a nivel internacional.

Comienza el álbum con “Artic Gales”, una pequeña introducción con un magnífico riff de guitarra que da paso al huracán de “Neverending”, un corte que comienza con muchísima fuerza, a dobles bombos y con un ritmo bastante rápido para dar entrada a la voz, que mantiene esa combinación de melodía y fuerza que ya vimos en su anterior disco. Un estribillo potente y pegadizo es el éxtasis de una canción muy poderosa y que rápidamente nos deja claro que vienen dispuestos a superarse a sí mismos, y que además lo van a lograr sin ningún tipo de problema.

“In the Dark” comienza también con mucha fuerza, entrando todos los instrumentos de forma simultánea y dando paso a un riff de guitarra excepcional tras unos segundos para continuar con un corte que de nuevo vuelve a hacer uso de una base rítmica potente sobre la que apoyar una melodía excelente, con momentos donde el bajo es perfectamente audible y con unas líneas muy interesantes. Además también destaca como punto a favor la forma de jugar con la percusión, evitando así el abuso de los dobles bombos en los que tan fácil es caer cuando se hace Power Metal. Una nueva muestra de que han trabajado a conciencia para hacer un disco que supere las ya de por sí altas expectativas puestas en él.

Seguimos con un tema que de nuevo vuelve a apostar por la base rítmica contundente y un sonido de guitarra soberbio con “Battles in the Night”, donde la voz es la que aporta la mayor parte de la melodía para darle ese toque diferente respecto de lo escuchado previamente, aprovechando de paso sus recursos con los coros para darle ese punto de canción pegadiza, fácil de seguir y de las que te pones a tararear sin darte cuenta, cimentado en un estribillo magnífico y donde podemos ver a Jade Etro explotar su voz al máximo y con una calidad que, aunque ya era conocida, no deja de ser sorprendente, logrando un resultado final que es realmente excepcional.

En “Winterfall” vamos a tener una grata sorpresa en forma de guturales, que le dan un plus a una canción que resulta ser un auténtico cañón, con mucha potencia y unos cambios de ritmo muy bien marcados, junto a una melodía deliciosa, combinándose todo para crear un corte para enmarcar y que seguramente sea de los mejores de este álbum, ya que tiene todo lo que una gran canción de este estilo debe tener, pero dándole su toque personal para que el resultado sea de la calidad deseada por la banda y esperada por los seguidores; un tema que merece y mucho la pena escuchar varias veces en bucle, ya que incluso se permite el lujo de romper durante unos segundos el sonido y dejar sonando sólo un teclado. Casi ocho minutos de auténtica maravilla musical, y como dije antes, no es sorprendente porque ya han demostrado la calidad que tienen, pero a la vez sorprende que siendo sólo su segundo disco sean ya capaces de hacer canciones de esta magnitud, y es una sorpresa más que agradable y que habla mucho y muy bien de la formación.

Con “Unspoken” volvemos a tener un corte de esos en los que la voz es la principal base de la faceta más melódica y pegadiza de la canción, sin perder de vista el solo de guitarra que hay en la mitad de la canción aproximadamente, volviendo a tirar de esa fórmula que acaba convirtiendo el sonido que sale por los altavoces en algo adictivo y que dan ganas de escuchar una y otra vez sin parar. Convergen una vez más fuerza y melodía para crear un resultado excelente, teniendo ese punto particular con los agudos de la voz, que seguramente sean los más altos en lo que llevamos de álbum, mostrando de paso una variedad de registro vocal de lo más interesante.

“Lost in Time” se vuelve a iniciar con todos los instrumentos a la vez, pero a diferencia de una canción anterior que se iniciaba igual, en este caso vamos a tener un ritmo más tranquilo, en un corte donde vamos a poder ver una faceta más melódica en todos los instrumentos, logrando así una atmósfera particular para esta canción y sin perder un ápice del gran nivel que están mostrando, marcando además los tiempos perfectamente con cada sílaba de la letra en lo que se acaba convirtiendo en otra canción que dan ganas de escuchar en bucle, y que al menos para mí, se va de cabeza al top-3 del álbum.

Nos encontramos ante una canción que hace honor al título que lleva, “The Wolf and the Maiden”, y sí, lo digo porque se escucha en algún momento del corte el aullido de un lobo. En lo estrictamente musical nos encontramos con unos minutos completamente instrumentales llevados completamente por un teclado creando una melodía magistral, con una atmósfera que por momentos me ha recordado a los grandes juegos de rol para videoconsola que la mayoría habremos jugado en algún momento, siendo un pequeño respiro en mitad de la tormenta pero con un resultado final realmente sorprendente, y en este caso en todos los sentidos, ya que debo reconocer que no me esperaba una canción como esta.

“Forever” vuelve de nuevo a la fórmula de Power Metal en estado puro, con el ritmo frenético que tanto caracteriza a este estilo y con un sonido muy cañero, de nuevo vamos a ver los agudos más altos en la voz y aquí la parte que le va a dar ese punto particular va a llegar en los estribillos, donde el ritmo se rompe durante unos segundos y le da hasta cierto punto épico a lo que suena en esos instantes.

Encaramos la recta final con “Enthroned”, una especie de introducción al broche final de este álbum, “Crowned in Frost”. Un cierre donde de nuevo van a sacar todo el arsenal que tienen para lograr un cierre espectacular, empleando para ello toda la potencia que poseen y no sólo apoyada en una base rítmica contundente, ya que hay momentos donde sólo suenan las guitarras (por efímeros que sean) y no pierde un solo ápice de potencia. También volvemos a escuchar guturales y esa parte melódica que tanto se agradece en la voz. En definitiva, un combo de todo lo que tienen bajo la manga para lograr poner el cierre perfecto a un disco realmente excelente, con un nivel muy alto y que les confirma como presente y futuro de la escena internacional.

En conclusión, con este disco Frozen Crown confirman que lo que en un principio pudo parecer una apuesta arriesgada y un éxito demasiado tempranero, tiene una base muy sólida, cimentada en un buen abanico de recursos que saben cómo y cuándo explotar para maximizar sus efectos a la perfección, logrando así un resultado exquisito y a la altura de los oídos más exigentes. Una formación que con tan sólo dos discos se puede codear sin ningún tipo de problema con los pesos pesados del género y que, si siguen la línea ascendente que han mostrado con este álbum, no me cabe duda que en un espacio de corto bastante breve serán considerados un referente. Italia es una cuna incansable de transatlánticos de Power Metal (véase como ejemplo Rhapsody of Fire, o los mil y un proyectos que pueden tener Fabio Lione o Luca Turilli), y si una cosa me ha quedado clara tras escuchar este disco es que Frozen Crown están dispuestos a ser uno de esos buques insignia (algo que toda banda quiere, de acuerdo), y que lo quieren ser muy pronto, que es la parte complicada, pero que esta formación tiene al alcance de su mano con composiciones tan exquisitas como las que se incluyen en este Crowned in Frost.

Frozen Crown Crowned in Frost

Formación

Giada “Jade” Etro: voz
Federico Mondelli: voz, guitarra, teclado
Talia Bellazecca: guitarra
Filippo Zavattari: bajo
Alberto Mezzanotte: batería

Tracklist

1. Artic Gales
2. Neverending
3. In the Dark
4. Battles in the Night
5. Winterfall
6. Unspoken
7. Lost in Time
8. The Wolf and the Maiden
9. Forever
10. Enthroned
11. Crowned in Frost

Adrián Jiménez

9
  • Puntuación 9

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close