SEXPLOSION + OVERLOUD + HOLLYWOOD TWIST – Sala Lemon Music (Madrid) – 03/09/2016

Me dispongo a escribir la crónica de este concierto entre el más absoluto cabreo y una ilusionante esperanza.: cabreado, porque ví un pedazo de espectáculo con unas bandas al nivel más alto que he visto hace mucho tiempo, pero que no obtuvieron la respuesta que merecen en lo que a asistencia de público se refiere; e ilusionadamente esperanzado porque a los que dicen que el Rock se acaba, que no hay cantera, que dónde está el relevo, les puedo decir que aquí. Que presten la atención que merecen esta gente, que los comparen con bandas de fuera, que sean objetivos y que apoyen la calidad, abandonando el provinciano, cateto y trasnochado eslogan de que «lo de fuera es mejor». ¡¡¡Una Mierda!!!

Con algo de retraso respecto al horario marcado, y con la irritante escasez de público que viene siendo habitual, saltaron al escenario de la Lemon los chicos de Hollywood Twist alrededor de las 20:15 de la noche. Cinco veiteañeros con buenas canciones, caña glam estilo Warrant o Poison, con canciones y actitud divertida, fiestera y desenfadada. Un buen guitarra solista, Alex, con una imagen muy americanota, al que no pude disfrutar en toda su amplitud por el sonido que atenuó su guitarra durante toda la noche; Pablo, a la rítmica, y Diego, al bajo, cuya complicidad muestra que se lo pasan pipa sobre el escenario (una cosa, chicos: atropellaros por hablar por el micro, tapando al vocalista, va en detrimento de vuestro espectáculo). Buenos músicos y buena actitud, poco que reprocharles. Oscar, un batería contundente, marcando bien los tiempos y sin estruendos excesivos; y, quizás el eslabón más débil, Richi moviéndose bien en los tonos medios pero pareciendo siempre a punto de romperse en los agudos. Banda divertida, en general buenos ejecutores, que hicieron cantar y bailar a su público con temas muy ochenteros. Les supongo en pleno rodaje, y con buenas perspectivas de futuro. Para mí, sólo sobró alguna broma musical (como el «Oh Susanna») y les faltó algo más de coordinación armónica en el «I want it all» de Queen.

Hollywood Twist Lemon 03 09 2016 Andres Abella

La primera bofetada en la cara me llegó a las 21:30 con Overloud. Los donostiarras, a los que no conocía (¿A qué coño he estado yo prestando atención mientras estos daban caña?), me resultaron un ventarrón de aire fresco. Atrevidos, macarras, con dominio absoluto de la situación…muy buen sonido, temas que te enganchan y te bambolean, te sacuden, imposible estarte quieto. Imagen Hard Rock excepto la de Ion Ziauriz, más con pinta de thrasher que de glamuroso Hairy Metal. Pero, de verdad, las pintas son lo de menos en una banda capaz de engancharte desde el primer acorde de la Les Paul con talkbox de Alex Gómez. Temas intensos, en los que agradeces cada riff, y fáciles de recordar a la primera escucha sin la peyorativa denominación de comercialidad. Javi Iturrarte no se queda quieto mientras nos noquea con sus seis cuerdas en tempos rápidos, algunos cercanos a ritmos heavys, y tanto «Lonestar Hotel» como «Lock ´em Up» son puro disfrute con dinamismo, melodía y fuerza. La voz rota de Ion me recuerda en determinados momentos a Jeff Keith, de Tesla, pero tiene la personalidad propia de su afortunado poseedor. Se marcan la brutal intro de «Tonite», y descubro otro pedazo de composición impresionante, para que la gente lo cante con ellos. Anuncian un parón tras la gira y me alarmo (¡No puede ser que ahora que los acabo de conocer se vayan!) pero por lo visto es para volver al estudio. Menos mal.

Overloud Lemon 03 09 2016 Andres Abella

Y llega la primera versión de la noche, con sorpresa incluída: Ion le cede el micro a Iturrarte para marcarse el «Mountain Mama», de Gotthard. Y me resulta otra agradable sorpresa escuchar al guitarrista cantar con buenos nasales y modulación de blues. Durante el tema, el micro del bombo de la batería que toca Borja Etxeberría se cae de la tarima, y quien se sube a colocarlo es el mismísimo David Collados, organizador del tour y mánager de los Sexplosion. David merece un comentario aparte. Es lo radicalmente opuesto al representante aprovechado que no mira más que por sacarle la pasta al talento de su gente. Le podemos ver haciendo de pipa, cargando y descargando equipo, colocando el micro que se cae, pero también repartiendo propaganda de sus chicos en la cola de otro concierto, promocionando bolos de otras bandas, cuidando a los medios que cubrimos sus montajes, apoyando siempre la música como un buen apasionado que es. Ojalá hubiera muchos personajes así en este mundillo. Pero vuelvo al fantástico show de Overloud. Otro temazo, «Broken», ochentero, con estribillo potente, cantable y pegadizo. Y no se quedan en la temática festiva, atacan el compromiso con la letra de «Homeless», dedicándosela a los desahucios, tan tristemente de moda. Y llega el momento de las prisas, se ha echado el tiempo encima y hay que correr. Atacan «Swallow my Love» y, sin transición, «Girl of Missery», dos temazos más, cañeros, con líneas de guitarra matadoras. «Desert Law», con variedad y cambios de tiempos, en el que Juan Martínez, el bajista de la banda, acaba por los suelos. Y llega otra versión, el «Rebell Yell» de Billy Idol, que Ion se lo lleva a su terreno con una maestría impresionante. El tema le va al pelo, pero me viene una reflexión a la cabeza: estos tíos no necesitan hacer versiones. Tienen un repertorio propio bestial, unos temas con la suficiente entidad y personalidad para no tener que atraer la atención del público con canciones ajenas. Entonces me doy cuenta de que lo hacen porque se lo pasan en grande haciéndolo, no por necesidad. Y me lo demuestran con «Knocking at your Back Door», su última aportación a la sesión del «Menage a Tour» de la Lemon, con la harmónica de Ion aportando un punto bluessy a sus composiciones. Y, para aportar espectáculo, derraman gas de mechero sobre los platos y los prenden fuego. Ya tengo nueva banda favorita.

Sexplosion Lemon 03 09 2016 Andres Abella

Una hora después que los de San Sebastián se suben al escenario Sexplosion. Vaqueros elásticos, camisetas sin mangas, botas vaqueras, cadenas y grilletes a la cintura…imagen muy a lo Cinderella para una propuesta muy acorde a la imagen. Lo primero que me viene a la cabeza es que Guillermo Starless tiene la voz clavada a la de Joakim Berg, de Hardcore Superstar. Y no en vano, su estilo es bastante cercano al de los suecos. Un Sleaze Rock, cañero, divertido, con muy mala leche, y con la misma calidad que los nórdicos. Otra bomba. ¡Pero qué buenos son! Agresivos, descarados, con rápidas e imaginativas progresiones…Vienen a presentar Swallow N`Shut Up, un pedazo de disco que tendré que escuchar más detenidamente. Porque los madrileños también me enganchan desde el principio. «Justified Agression» es brutal para empezar un show, contundente, insolente y aguerrida.Quizás el sonido no es tan bueno como el de Overloud, pero es que los vascos viajan con su propio técnico, y eso siempre es una ventaja. Y a pesar de la excesiva presencia del bajo de Fer Ajejas, me siguen dejando boquiabierto con pelotazos del calibre de «Bitch House», «She´s Ready to Lick» o «Just Fight». La caña continúa y yo sigo disfrutando como un enano con «Leap in the Dark», la increíble «The Haunting» o «State of Corruption», hasta que bajan la intensidad…no, la velocidad, con «Tears in the Sand», que quedó bastante deslucido por culpa de un móvil que produjo interferencias en el ampli de Starless. Muy buen gusto en los solos, y a pesar de que los coros no se oyen bien, adivino buen oficio. «Tears in the Sand» tiene un final cañero, y es preludio perfecto para su primera versión: no podía ser de otros que de los suecos Hardcore Superstar: «Last Call for Alcohol». Buenísima versión, a pesar de que estoy igual de convencido de que con el setlist propio tienen material con la suficiente calidad para no reclamar apoyo externo. Como por ejemplo, «Afire», genial, pedazo de tema que debería ser de visión obligatoria cada vez que alguien diga que las bandas de aquí no tienen nivel; o «Price of Ecstasy», para rematar una noche de puto Rock and Roll de primerísima calidad, con unos cortes en el punteo que te descuadran.

Sexplosion Lemon 03 09 2016 Andres Abella

Y cuando parece que «If You Want Blood», de AC/DC va a cerrar la noche, Starless llama a las dos bandas anteriores (a las que se sumó algún/a que otro/a amigo/) y pide a Juan Capilla que de inicio con sus tambores a una descomunal versión del «Paradise City», de Guns N` Roses, cantada ahora por Starless, ahora por Ion, de Overloud, o por Pablo y Diego, de Hollywood Twist, o por todos a la vez. Fin de fiesta de primerísima calidad para una noche con otro punto negro (aparte de mi cabreo que comentaba al principio de la crónica): Alex H.M., el virtuoso y genial guitarra de los madrileños, abandona la banda (aunque a estas horas se sabe que ya le han encontrado sustituto)…¡¡¡POR MOTIVOS LABORALES!!! Pero, ¡¿En qué país vivimos que un músico tiene que dejar una bandaza como esta por motivos laborales?! ¡¿Qué coño es esto de que una banda del nivel de Sexplosion no pueda vivir de su trabajo?!

Sexplosion Lemon 03 09 2016 Andres Abella

El sabor agridulce me lo llevé a casa. Aún me dura el cabreo, pero también la alegría de haber conocido estos pedazos de combos, con este nivelazo, muy por encima de muchas bandas extranjeras que he visto últimamente, y con una profesionalidad, puesta en escena, calidad musical, talento e imaginación que, fuera de este puto país de reggetoneros y cantantes melódicos de música «latina» (¿Cuándo coño estuvieron los romanos enseñando ese idioma a los sudamericanos para que se le llame así a toda esa cultura?), estarían en las primeras posiciones de cualquier emisora de radio comercial, serían cuidados por los medios generalistas y agasajados por las instituciones locales. Pero esto es Ep-paña, amigos. Esto es lo que hay.

Fotografía: Andrés Abella | Texto: F. J. Casillas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close