THE NEAL MORSE BAND – The Similitude of a Dream

Tienda Fotoconciertos.com

Neal Morse, el carismático compositor y guitarrista abandera su octavo disco de estudio acompañado por grandes virtuosos de la escena de la magnitud de Mike Portnoy a la batería, Eric Gillette a las guitarras, Randy George al bajo o Bill Hubauer a los teclados. Todo un elenco de estrellas del rock y del metal que impregna estas composiciones con sonido propio a lo largo de un álbum conceptual, The Similitude of a Dream, basado en el libro “El Regreso Del Peregrino” que aun a día de hoy sigue siendo un grito de esperanza y una fuente de conocimiento filosófico incalculable. Sin embargo, lo extenso y profundo de este trabajo no supone desidia ni aburrimiento, algo a tener muy en cuenta. El disco se desarrolla de manera fluida, embaucando al oyente a lo largo de un álbum magnético e hipnótico que te mantiene en vilo a lo largo de toda su extensión.

El álbum lo abre “Long day” un tema que comienza pausado con un pasaje de cuerda, mientras Neal Morse susurra unas palabras cargadas de emotividad y sentimiento. Una pista corta que sirve de preámbulo de la calidad compositiva que vamos a encontrar. “Overture” le sucede, de manera natural, aumentando la energía que esperábamos de esta obra. Una espiral sonora cargada de virtuosismo, sin llegar a ser excesivo ni pedante. Casi seis minutos de un tema que parece beber de grandes composiciones cinematográficas lleno de cambios de ritmo y estructura, percusiones exquisitas y ricos teclados que aportan profundidad a un tema que nos hace imaginar una versión heavy e instrumental de los canadienses Rush.

El tercer corte del álbum se titula “The Dream” un tema pausado donde Neal Morse trata cada palabra con delicadeza en una power ballad sencilla llena de texturas. En “City of destruction” vuelven los cambios de estructuras y tempo, donde Randy George destaca su labor al bajo. Una canción que contiene el sello de identidad de Neal Morse sin ningún tipo de dudas, una pieza de rock sinfónico y conceptual de manual, que deleitara a los seguidores del género. Escucharla por primera vez a sido una sensación de frescura, ante un panorama musical excesivamente saturado. De lo mejor del disco.

“We have got to go” continua la canción anterior de manera pausada, pues parece que esta va a ser la tónica general del álbum. La batería de Mike Portnoy parece galopar sobre un patrón rítmico de influencias árabes. Un tema instrumental breve pero lleno de originalidad. Le sigue “Makes no sense” un tema de carácter alegre y de estructura mas “accesible” que los anteriores.

En “Draw the line” The Neal Morse Band recoge todas sus influencias heredadas del hard rock y lo exprime para dar forma a un tema que bien podría ser una extraña mezcla entre Cheap TrickThe Who. Una canción con mucha energía y dinamismo. Fresca y divertida, que hará que no dejes de mover los pies. La labor de Eric Gillette en las guitarras es soberbia, facturando un solo de guitarra de gran calidad compositiva. Le sigue “The Slough” con otra muestra de como hacer rock sinfónico del mas alto nivel. Un tema con el mejor equilibrio instrumental de todo el disco. Un tema para escuchar una y otra vez, dejándote sumergir en los pasajes de este tema instrumental.

“Back to the city” es un corte que arranca de manera orquestal, cargado de motivos épicos, un tema para ser interpretados en grandes estadios, donde los estribillos coreables y las armonías vocales son los grandes protagonistas. Un tema en el que volvemos a recordar a la banda de Geedy Lee. “The ways of a fool” es un tema que comienza con una música de cabaret sobre la que Neal Morse nos relata una historia de manera alegre y dinámica. En ocasiones el tema nos recuerda a los británicos Queen, una canción llena de elementos teatrales.

“So far gone” es el momento en el que la banda vuelve a demostrar su dominio instrumental, en esta ocasión es una canción mas asequible y menos compleja que otras escuchadas en este álbum, pero que no pierde ningún momento de intensidad. Destaca la canción a partir del minuto 3 donde la rompe con la estructura de la canción para sencillamente “dejarse llevar”. “Breath of angels” es la canción encargada de cerrar esta primera parte. Una canción sencilla y directa, llena de armonías vocales bien afinadas que ponen fin a esta primera parte.

“Slave to your mind” abre el Segundo CD de esta obra. Un tema de casi seis minutos de duración, que comienza suave, de corte mas radiofónico, que nos recuerda a esas melodías de las bandas sonoras de las películas de la década 80. Un tema que poco a poco va cobrando intensidad llegando a momentos con gran presencia de los teclados recordándonos en momentos a The Allan Parson´s Project. Le sigue “Short cut to salvation” un medio tiempo, una balada sencilla pero muy directa, donde una vez mas la banda vuelve a demostrar su capacidad de tejer armonías vocales de gran calidad.

“The man in the iron cage” es un tema lleno de rabia y actitud. Una canción con chulería donde destacan unos teclados que beben del souther rock haciendo de este tema una de las mejores del disco, muy recomndable. A destacar el juego de guitarra y teclado a partir del minuto 2:25. De otro planeta. Le sigue “The road called home” en la misma línea que la antes mencionada “Slave to your mind”, canción donde el bajo eléctrico de Randy George tiene un protagonismo especial que aporta al tema solidez. Otra gran canción de este segundo CD que nos hace pensar que Neal Morsey los suyos han decidido dejar lo mejor para el final. En “Sloth” volvemos a encontrarnos un tema suave que nos devuelve a la calma tras lo escuchado hasta ahora.

“Freedom song” es otra canción suave, de claras influencias de la música country que da lugar a “I’m running”, una canción breve pero llena de intensidad. Canción donde destaca la labor de Mike Portnoy a la batería en un tema que nos recuerda inevitablemente a The Who. Cambios frenéticos, una batería que nos transporta a las percusiones de Keith Moon y un bajo arrollador en un tema que marca la calidad de este segundo CD, muy superior al primero.

En “The mask” nos encontramos con un piano que abre el tema del que será el gran protagonista. A mitad de la canción se sumara la voz principal. No será hasta el final de la canción cuando se sume la energía instrumental a la que nos tienen acostumbrados. La banda recuperar la forma en “Confrontation” donde la percusión y los teclados se articulan entrelazando armonías y estructuras creando una base instrumental compleja llena de riqueza musical. “The battle” es una canción que nos recuerda a Frank Zappa, una canción breve y rápida, llena de cambios de ritmo. Como broche final de este álbum nos encontramos “Broken sky / Long Day (Reprise)” diez minutos de canción que cierran un álbum con capacidad sobrada para poder convertirse en un clásico moderno del rock sinfónico. Una obra capaz de destilar un sonido equiparable a grandes obras de bandas de la talla de Pink Floyd o Yes sin perder un ápice de originalidad ni actitud. Un trabajo cuidado al más mínimo detalle creado por una banda de gran calidad compositiva. Una obra maestra muy recomendable.

the neal morse band

Mr. Dunnaway

neal morse

Formación

Neal Morse: voz, teclados y guitarra
Mike Portnoy: batería y coros
Randy George: bajo
Bill Hubauer: teclados, órgano y coros
Eric Gillette: guitarras y coros

Tracklist

CD 1

1. Long day
2. Overture
3. The dream
4. City of destruction
5. We have got to go
6. Makes no sense
7. Draw the line
8. The slough
9. Back to the city
10. The ways of a fool
11. So far gone
12. Breath of angels

CD 2

1. Slave to your mind
2. Short cut to salvation
3. The man in the iron cage
4. The road called home
5. Sloth
6. Freedom song
7. I’m running
8. The mask
9. Confrontation
10. The battle
11. Broken sky / Long Day (Reprise)

Links de interés

Web oficial
Facebook
Twitter
Youtube

También podría gustarte...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close