Traidores y mercenarios

Cuando un músico, normalmente uno de mucha calidad, objetiva, más allá de gustos, deja una banda, y otra, y otra… siempre con otros proyectos con los que continuar en la brecha, rápidamente hordas empiezan a calificarle de traidor. ¿Pero a qué? ¿A quién está traicionando? O mejor aún, mercenario, porque está trabajando a cambio de dinero.

Me puedo imaginar la vida de ese artista, de una banda a otra, en vez de conseguir mantener una, estable, y que crezca y crezca… Sí, él también se lo imagina. Pero no llega, y se encuentra con la oportunidad de formar parte de algo mucho más grande, algo que además de la estabilidad artística le dará otra, quizá más importante, la económica.

La decisión de dejar atrás algo en lo que has trabajado tanto no debe ser fácil. Pero la tomas en pos de poder seguir haciendo lo que quieres, y con un paraguas inmenso que además te dará la repercusión suficiente como para algún día, quizá, emprender ya un proyecto donde sí puedas tomar todas las decisiones y ya no dejar nunca jamás.

No es fácil vivir de la música. Ni siquiera es fácil dejar de tener pérdidas. Son muchas horas dándole a la cabeza, preguntándote si lo que haces merece la pena, y un buen día, gracias a un trabajo inmenso, ves un tren que no puedes dejar escapar. Ni te lo piensas dos veces.

Llámale, llámalos traidores, o mercenarios si así te sientes mejor. Seguro que a ti si te lo plantean nunca lo harías, tus principios morales son superiores y jamás dejarías “tirados” a tus compañeros. Pero los mercenarios cobran. Viven de ello, de lo que les gusta… Tú, como músico, ¿puedes decir lo mismo?

Alejandro Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close