VIÑA ROCK 2015 Día 3 – Villarrobledo – 02/05/2015

Y el sábado es el último día de conciertos en el XX Viña Rock. Me despierto tarde y con muchas ganas de comenzar los conciertos, así que primero me marcho hasta el centro del pueblo a darme una ducha, ya que las colas tanto en el camping como en las casas son infinitas. Vuelvo a comer un platito de macarrones de 3€ con un refresco de 1€ de los puestos ambulantes. Cuando el recinto abre vuelvo a entrar pronto y por primera vez cuando me registran el bolso me dicen que no se puede entrar con bebida, cosa rara teniendo en cuenta que se trata de una mini botellita de Negrita que me regalaron los propios organizadores del festival en el momento de ponerme la pulsera y los días anteriores no me había dado ningún problema llevarlo; pero al contar la situación no me ponen ninguna pega, tras verme la pulsera de la estrellita.

A las 16h abre la zona de conciertos que estaba cerrada anteriormente y comienza la cola en la rampa de Coolway, por la que con un donuts hinchable te tiras por un tobogán hasta llegar abajo y caer en una colchoneta gigante. La gente al pasar comienza a gritar “Eh, eh, eh, eh…” hasta que la persona que se encontraba en la parte alta del tobogán llega hasta el inferior y todas las voces corean “eeeeeeeh”; otro signo de buen rollo al que no me puedo resistir.

Media hora más tarde Los Suaves dan una Rueda de Prensa en la Sala de Prensa, pero Yosi no está presente. En la rueda de prensa comienzan las preguntas y afirman estar contentos debido a que en los conciertos de su última gira se agotan rápidamente. Por otra parte, afirman que lo dejan profesionalmente, ya que tienen que cerrar el ciclo; pues todo lo que empieza debe acabar. No pueden asegurar que la gira finalice este año, ya que piensan que las giras no tienen un tiempo determinado y ellos van a estar disponibles mientras haya personas que aún no hayan tenido la oportunidad de verlos, pero también aseguran que no se prolongará hasta 2050 ni mucho menos. Ellos también necesitan descanso. Otra pregunta que les hacen es qué piensan acerca del futuro del rock y no dudan en que sigue teniendo el mismo futuro que hace 20 años, pero que ahora el gran problema son las tecnologías, que son un caos y todo el mundo (sobre todo los más jóvenes) está enganchado; pero que la música siempre existirá y el rock con ella. Acerca de esto piensan también que la gente joven ha cambiado de opciones de ocio y que a diferencia que años atrás los conciertos están en cuarto o quinto plano. Un detalle gracioso es que cuando les preguntan que sienten al saber que su gira coincide con el XX Aniversario del Viña Rock, Alberto Cereijo responde que no tenía ni idea de que se tratara del XX Viña Rock, pero que han participado años anteriores en este festival y se llevan muchos recuerdos, unos mejores y otros no tan buenos. Por último, cuando les preguntan si se van a centrar en su gira en lugares clásicos como Barcelona o Ourense, ya que son de ahí, no dudan en decir que se centrarán en lugares habituales, pero que les interesan todos los sitios en los que la gente los reclame, pues quieren despedirse de sus seguidores y su público.

Sara Esparza

Al acabar la Rueda de Prensa con Los Suaves se me acerco a ver a Los de Marras, que en mi opinión fue uno de los mejores bolos del festival. Comienzan a ritmo de “Ruido” y todos los asistentes saltan. No dejan de llegar personas en manada a escucharlos, aunque también hay los que se marchan tras haber escuchado a Iratxu en el escenario de al lado anteriormente. Por otro lado con Costa existió polémica ya que le gritaron machista y no se ahorró contestación, también en el tramo temporal anterior. Los de Marras continúan con “Escápate” y luego con “¿De qué se ríe?” que presentan diciendo que va para un Ministro. Después viene el tema “Diosa de la noche”, que tiene un solo de guitarra que paraliza por un segundo los brazos arriba del público para luego seguir a tope. La siguiente canción es “Compadre” y posteriormente marcan el momento para que todos los que todavía no se hayan fumado un porro en el festival lo hagan al son de la canción “Hierbaguena”. El público usa como escusa la petición del cantante para encender sus canutos y volar al son de sus canciones, que todos cantan a coro asegurando que son seguidores fieles del grupo. “A tu vera” es acompañada con palmas al final de la canción en el fragmento con ritmo de balada y sigue con caña después. Se trata de un concierto que no es de los más esperados ni se consideran de los mejores grupos del festival, pero que en directo se disfruta exageradamente. Le meten brasa y acompañan al disfrute. Otras canciones que se marcó el grupo fueron “Dicen”, “Revolviendo”, “Encadenado”, “Es delito” y “Malabares” en las que no dejaron de mostrar su energía y gozo en ningún instante. Mientras tocaban Los de Marras, a partir de las 18h ya estaban en el escenario Negrita preparándose Juantxo Skalari & La Rude Band. Los de Marras se despidieron a las 18:25h, muy puntuales, agradeciendo al público bajo el lema que llevaban repitiendo durante todo el bolo “Muchas gracias Viña Rock, sois la polla y el chichi.” y finalizando con “Sexo en la calle”, tras decir que se despedían follando, “que es como tienen que ser las cosas”. Este fue el día de más calor de los tres en los que se llevó a cabo el festival, pero no impidió en ningún momento al público estar implicados y formar parte del gran concierto que se marcaron estos chicos. Al final de todo presenta a los integrantes y tras problemas técnicos hay un cambio de planes; cierran con “Tómbola” pasándose un poco de la hora, pero haciéndose corto de todas maneras.

Sara Esparza

Al acabar camino hasta el escenario Canna a ver a Ana Tijoux, a la que no conocía, pero no me fijo mucho en sus canciones y antes de que finalice vuelvo al Zhem a esperar a que comience El Último Ke Zierre, cuya segunda canción es “Vuelta al infierno” y tras ella suenan “Vacunado contra la rabia”, “¿A dónde vas?”, “Mis calzones”, “Tú me vicias” (con la que ellos mismos aseguran ponerse moñas), “Soldadito español”, “Lejos”, “Escupiré jodidos”, “Juan de dios”, “No tengo miedo”, “Tus bragas” y “A cara de perro”. Mientras ellos tocan el ambiente, como es habitual, es increíblemente acogedor. Una fotógrafa se encuentra por la zona trasera y cuando le piden una fotografía dos personas se suman a ella otras dos, y más, y más, y más personas, todas desconocidas y acabo uniéndome yo también, pero de tantos que nos metemos en la foto al final supongo que como mucho saldrá una mano mía, pero no pasa nada, porque lo importante es la sensación tan agradable que se siente cuando las personas son tan abiertas y divertidas. Cuando finaliza este concierto se inicia la dificultad para moverse por el recinto.

Sara Esparza

Me muevo al escenario Poliakov, que no está muy lejos de donde me encontraba en ese instante, y me siento en la rampa de tierra a escucharlos desde la distancia. Al principio O’Funk’illo no me gusta tanto como en conciertos anteriores, pero a partir de las 20:55h mejora con canciones como “A shuparla ya!!”, “Riñones al jerez” o “En el campito”. Sin duda Pepe Bao y Andreas Lutz son los integrantes más grandes que tiene este grupo y, aunque no empezaron con muy buen pie con el tema que da nombre al último disco que tienen “5comentarios”, sus canciones más míticas nunca van a dejar de hacernos brincar como locos. Resulta interesante que aunque me hubiese gustado ir a ver a Little Pepe y Green Valley, los conciertos que coincidían me sorprendieron positivamente, pero por el contrario O’Funk’illo, de los que esperaba un gran bolo y que no se solapaba con ningún otro grupo que quisiera visitar no tuvo su mejor directo.

Sara Esparza

El Drogas da comienzo en el escenario Zhem y me acerco para verlo, puesto que ya se ha dado por finalizado el concierto de O’Funk’illo. Tampoco me llama mucho la atención, llego a la conclusión de que los festivales grandes son más divertidos e interesantes por el ambiente general del público, pero los conciertos de muchos grupos se hacen más agradables en conciertos más pequeños o festivales con menos aglomeración. Aunque en este caso no tenía tampoco ningún concierto que me llamara la atención, me moví un rato a visitar el escenario Coolway, dónde se encontraba Protoje & The Indignation, otro de los que no había escuchado nada, y me agradó en gran media, pero aun siendo así regresé al escenario Zhem a darle una oportunidad a El Drogas, que tiene mucha energía y fuerza y contaba con que consiguiera animar el ambiente. Me fijé en ese momento que estando a la misma hora que Rosendo Mercado, pero en días consecutivos, el número de asistentes es aproximadamente el mismo. La diferencia está en que a El Drogas, siendo el más marchoso sobre el escenario, lo escuchan más personas calmadas sentadas a distancia, pero esto quizás se deba al cansancio acumulado de los días anteriores. Durante el bolo tocaron “Están para violarlas”, “Barrio Conflictivo”, “Olvido o Rebeldía”, “Azulejo frío”, “Peineta y mantilla”, “En la silla eléctrica” y “Blanco y negro”, además de otras muchas canciones como “No hay tregua”, todas ellas conocidas por todos en mayor o menor medida.

Al acabar me tomo un descanso para ir a cenar, pero sin salir del recinto, ya que la comida y la música se encuentran presentes en el lugar y no hay mejor sitio en el que estar. Me siento a comer mientras de fondo puedo escuchar a Canteca de Macao, que no es que me guste mucho, pero tampoco me molesta.

Sara Esparza

A las doce en punto comienzan Los Suaves y esta vez no es como en la Rueda de Prensa, Yosi sí que hace acto de presencia. Se nota que es su última gira, ya que a pesar de que el cantante está borrachísimo y casi no canta, sino que tararea, el público se queda a escucharlo. Incluso entre el público hay otras personas en el mismo estado que él y un chico me pregunta si este grupo de Ourense es el que canta “Suavemente, bésame…”, obviamente estaba de broma y me hizo bastante gracia el chiste. El recinto estaba completamente lleno, pero muchas de las personas que se encontraban allí era para coger sitio para ver a La Raíz, que venía después. Aun así Los Suaves son un gran grupo y tienen muchos seguidores. Sin entenderse mucho lo que cantaba Yosi el público seguía las letras de cada canción. Hubo otra cosa que tampoco hicieron del todo bien y fue anunciar que el concierto se acababa con 30 minutos todavía por delante, ya que muchas personas en ese festival no tenían reloj (doy fe, que me preguntaron la hora como mínimo 15 veces) y se les hizo largo el final debido a este detalle. Aunque este directo no haya sido de los mejores que he escuchado ni del Viña Rock, sigo opinando que el grupo es muy bueno. Hubo incluso un momento en el que había confeti que salía del escenario y al público se le iluminó la mirada incluso más de lo contentos que estaban. Frases de Yosi hacían ver que su emoción también estaba presente como por ejemplo “Nunca más volveré a ver esto” o “Vámonos para siempre”. Aunque también hizo otros comentarios como “Alberto afina” o “Si, que estoy yo ahora para cantar”, que no fueron tan emotivos, pero sí cercanos. Entre las canciones que tuvieron lugar en este bolo estaban “Palabras para Julia”, “Maldita sea mi suerte”, “No puedo dejar el rock”, “Mi casa” o “Dolores se llamaba Lola” canción con la que dicen finalizar (y que estaría muy bien escogida para rematar), pero que continúan. Después de este pre-final le siguen “Massacre”, en la cual se olvida la letra y continúa improvisando; “Ya nos vamos”, durante la cual tiran fuegos artificiales; y “La noche se muere” con la que si finalizan tras presentarla con un “Ahora que suena bien tenemos que irnos, ahora que la noche se muere tenemos que irnos.”.

Sara Esparza

Después en el escenario contiguo, Negrita, comienza La Raíz, grupo que muchos esperaban con ansia. Y la gente, aunque parecía que no era posible, se multiplica y no deja lugar a nadie más. Es el concierto más lleno de los que ha habido en esta edición o eso parece, por lo menos. Se trata del cuarto año que asisten y seguirán haciéndolo seguro, porque en el Viña Rock tienen un público que les quiere. Todo el público alza sus manos y sigue con palmas sus canciones y las canta sin cansarse. Aunque en el Poliakov también está Warcry, que es un grupo espectacular, y en el Canna se encuentran Cookin’Soul, Tote King y Juan Solo, que también son muy buenos, la mayoría se decanta por La Raíz, ya que mezcla muchos estilos y tiene una melodía muy pegadiza y marchosa. Yo también me decanté por este grupo y escuché “Nuestra nación”, “Donde duerme el Chamán”, “La voz”, “Borracha y callejera”, “Llueve en Semana Santa”, “Rebeldes” y “Dientes de León”. También me moví por un rato al escenario Canna, pero no me quedé allí mucho rato.

Sara Esparza

Esta vez tenía pensado tomarme un descanso y regresar a ver un trozo de Los Chichos, por curiosidad, y a Rapsusklei, pero el descanso me hizo cansarme más y decidí marcharme, ya que al día siguiente me esperaba un largo viaje en autobús. Por el camino quise parar a comprar baterías portables, pero estaban agotadas, así que apagué el móvil con la poca batería que le quedaba y puse el despertador, cruzando los dedos porque me sonara. A la mañana siguiente me sonó y pude coger a tiempo mi bus de las 10h, mientras que aún quedaban valientes que aguantaban para el AntiViña.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close