Volviendo a escuchar «Three Cheers for Sweet Revenge» de My Chemical Romance

Si todos nos quitáramos la careta al respecto de la música que escuchamos, nos sorprenderíamos mucho, porque todo eso que se oculta saldría a la luz. Eso que llaman placer culpable. No es mi caso, lo he dicho/escrito tantas veces que aburre, soy una esponja musical, y así me pasa, que voy de Cat Stevens a Zahara pasando por My Chemical Romance. Ahora os contaré una pequeña historia de un adolescente idiota, valga la redundancia.

En mi adolescencia me reí mucho de los emos. Pasar por la Plaza España de Madrid para hacer comentarios despectivos de toda índole me parecía muy divertido. Sí, era (más) imbécil. Así que por extensión tenía que odiar todo lo que se relacionaba con ellos. ¿Tokio Hotel? Una mierda. ¿My Chemical Romance? Aún peor. ¡Hey! Pero sin haberlos escuchado, no vaya a ser que eso me hiciera pensar y formarme una opinión con criterio.

Pero la música cuando tiene éxito aparece por todos lados. Y un buen día, no me preguntéis dónde, sonó “I’m not okay (I promise)”. Una canción sencilla, fresquita y una letra que me gustó. Parecía pop-punk. Pillé la letra y en casa busqué. ¡Oh! ¡Horror! ¡Son una banda emo! ¿Y mis principios? Meh… Tenía 19 o 20 años. ¿Qué es eso?

No hacía demasiado que había salido Three Cheers for Sweet Revenge, año y medio creo recordar, y el Soulseek me daba lo que buscaba con sólo pedirlo. No había YouTube por entonces, así que los videoclips también había que bajarlos y al no tener tanto y tan rápido, lo veías todo una y otra vez. Y me fue imposible no quedarme prendado del funeral que se celebraba en “Helena”.

Por otro lado, cerraba los ojos y aquello no era eso que por todas partes calificaban como emo. My Chemical Romance habían grabado un disco de punk rock/pop punk, no tan lejos de otras bandas como The Offspring, blink-182 o por entonces unos endurecidos Sum 41. Música que podrías escuchar en la banda sonora de American Pie. O no. MCR tendrían la estética que fuera, pero su sonido era mucho más duro que lo que hacían querer creer. Escuchaba el comienzo de “Give ‘Em Hell, kid” y me daba cuenta de que podía haber sido grabado por Rancid. Retazos de post-hardcore repartidos a lo largo de los 40 minutos del álbum. Incluso había alguna pincelada gótica y screamo, que más tarde vi que se les había quedado de su anterior LP, I Brought You My Bullets, You Brought Me Your Love.

La conclusión era extremadamente sencilla, Three Cheers for Sweet Revenge era un CD que me gustaba y mucho. Diría que siempre me ha importado poco la opinión de los demás, pero antes no era así. Este disco sin embargo sí consiguió que me desmarcara de lo que pensaran los demás. A mí esto me encanta.

Y aquí me encuentro, más de 10 años después, 15 desde su publicación y seis desde su separación, escribiendo de este discazo. Emo o no, realmente no importa. Entretenidísimo, con piezas para enmarcar como “The Jetset life is gonna kill you”, “Helena” (y van tres) o “The ghost of you”. Para escuchar sin complejos, con los ojos abiertos o cerrados. Sin importar como fueran peinados o la ropa que llevaran. Si a ti te gusta y a los demás no, el problema lo tienen ellos, no tú.

my chemical romance three cheers for sweet revenge

Año de publicación: 2004

Formación

Frank Iero: guitarra y coros
Matt Pelissier: batería y percusión
Ray Toro: guitarra y coros
Gerard Way: voz y coros
Mikey Way: bajo

Listado de canciones

1. Helena
2. Give ‘Em Hell, Kid
3. To the End
4. You Know What They Do to Guys Like Us in Prison
5. I’m Not Okay (I Promise)
6. The Ghost of You
7. The Jetset Life Is Gonna Kill You
8. Interlude
9. Thank You for the Venom
10. Hang ‘Em High
11. It’s Not a Fashion Statement, It’s a Deathwish
12. Cemetery Drive
13. I Never Told You What I Do for a Living

Alejandro Sanz

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close