WACKEN OPEN AIR 2015 Día 2 – Wacken – 31/07/2015

Habiendo dormido más que el primer día, es decir, algo, afronté la segunda jornada de Wacken con ganas, pero aún así, faltando a los primeros conciertos, así que Angra, que era por quien me había decidido, tendrán que esperar a otra vez.

El pistoletazo de salida lo di con Ensiferum en el True Metal Stage. Ellos estaban presentando su disco “One Man Army”. Francamente, su sonido dejó bastante que desear, pero por lo que me decían personas que los habían visto más veces, es algo común en los finlandeses. Me sorprendió su setlist, donde no sonaron cortes que esperaba que fueran fijos como “Iron” y otra que sí me importó mucho no escuchar, “Token of time”.

Aunque mi siguiente objetivo eran Sepultura, decidí cambiar en el último momento para ver a Falconer en el Party Stage debido a que es un grupo más complicado de ver en España. De hecho no me equivocaba en absoluto, ya que mientras solucionaban problemas con el bajo de Magnus Linhardt, su frontman Mathias Blad comunicaba que esta sería su última aparición en Wacken ya que próximamente abandonarían los escenarios. Toda una pena escucharlo, ya que se marcaron una actuación bastante interesante y Mathias demostró un estado de forma de sus cuerdas vocales pluscuamperfecto.

Wacken_2015_Sepultura_05

De nuevo al True Metal Stage para confirmar algo que ya sabía: no soporto a Kvelertak. En estudio me resultan inaguantables, pero había oído hablar maravillas de sus directos. Veamos, son pura energía y “macarrismo”, pero yo no puedo con ellos, así que tras cuatro temas los di por imposibles y volví al Party para coger un buen sitio durante Stratovarius.

Stratovarius son una de mis bandas favoritas de Power y la definición de ir a por todas durante su inicio se quedó corta, ya que empezaron con una de sus canciones estrella, “Black diamond” seguido de otra que no se queda atrás, “Eagleheart”. Lo dejaron claro, iba a ser una descarga con muchos clásicos: “Against the wind”, “Legions” o “Paradise”. Los mezclaron con dos de su disco más reciente, “Dragons” y “Unbreakable” (escuchar “Halcyon days” hubiese sido genial) y una del próximo, “Eternal”, que tocaban por primera vez, “Shine in the dark”. Para cerrar, como no podía ser de otra forma, eligieron “Hunting high and low”. Por cierto, echo de menos los patitos del teclado de Jens Johansson.

Wacken_2015_Stratovarius_02

Tras ver el final de At The Gates con “Blinded by fear” decidí hacer una retirada al campamento base mientras llenaba el estómago con un suculento wacken nacken.

Un poco de descanso, ducha, más descanso y vuelta a atravesar el barro para volver a visitar de nuevo el Bullhead City Circus y ver como Thyrfing se comían el Headbangers Stage. Tenía muchísimas ganas de ver al quinteto sueco y su actuación se me hizo muy corta. Durante ocho temas pude ver como arrasaron con el escenario, ofreciendo para mí, si obviamos lo que hicieron Savatage y la TSO, uno de los tres mejores conciertos del festival. Además durante dos temas contaron con la participación de la soprano Nathalie Hernborg, mujer del guitarrista Fredrik Hernborg.

Vuelta a los escenarios principales, para ayudar a un portugués a pedir Wacken Blut por el camino y ver cerca de la mitad del concierto de Dream Theater en el True Metal. Siendo sinceros nunca les he prestado atención así que no conocía nada en absoluto de lo que estaban tocando, pero quedé encantado con su show. Pensaba que me iba a aburrir, que iba a ser un desfile de lo bien que tocan, pero me equivoqué por completo, ya que estuvo lleno de sentimiento.

Wacken_2015_Dream_Theather_01

Después tocaba otro de los grupos principales en el Black Stage. Black Label Society. Bueno, he de decirlo, no aguanto la voz de Zakk Wylde, y lo he intentado, porque es un gustazo escuchar su guitarra, pero tardé una estrofa de “The beginning… at last” en coger y “huir”.

¿Y hacia dónde iba? En ese momento no sabía quién estaba tocando ni dónde, y me encontraba con más ganas de conciertos. La opción más sencilla era ir hacia el Party y eso hice, para encontrarme con los alemanes Oomph! Mira que llevan 25 años en esto, pero yo de ellos sólo conocía el nombre. Me encontré con un sonido industrial con toques góticos, eso que se suele llamar, Neue Deutsche Härte. Concierto muy pero que muy entretenido, aunque claro, me enteraba de más bien poco al conocer muy poco alemán. Aún así, para mí fue la sorpresa del festival, y en cuanto volví a España me puse a conocerlos más.

Wacken_2015_Black_Label_Society_01

Lo más cercano era In Flames en el True Metal, para mí prescindible, por lo que no tenía pensado verlos, y así aprovechar para cenar, pero comenzaron con su tema más característico de su época clásica, “Only for the weak”, así que decidí quedarme… hasta la mitad. Yo he desconectado de su sonido hace mucho ya que los cambios que han experimentado no me han gustado, y por lo que veo los han aplicado a los anteriores. Las bandas cambian o evolucionan que dicen otros, pero modificar el pasado… Aunque luchaba contra el barro a la par que buscaba un sitio para cenar (es muy difícil decidirse con la gran variedad que ofrece Wacken) iba escuchando el resto del concierto y me resulto curiosísimo como Anders Fridén, antes de tocar “Bullet ride”, pidió al público no hacer crowdsurfing. Evidentemente lo hubo.

Y tras ello, a las 0:00, en el Party Stage me esperaba Within Temptation, o lo que es lo mismo, mi gran espina. Sí, vienen a España en cada gira, y o le pasa algo a Sharon y mueven la fecha, o me pasa algo a mí y me es imposible ir. Hubiera estado mejor verlos en una gira diferente a la de “Hydra” (para mí su disco más flojo) pero oye, algo es algo.

Wacken_2015_Within_Temptation_01

Así que fueron sonando temas del disco, como “Paradise (What about us?)”, con la voz de Tarja grabada (algo que ocurrió en los tres cortes que tocaron con colaboraciones) o “And we run” mezclados con otros más antiguos como “Our solemn hour”, “Angels” o las siempre presentes “Ice queen” y “Mother Earth”, obviando por completo, como me esperaba, su primer LP, “Enter”. Que sí, que tocar “Sinéad” en acústico estuvo muy bien, pero si llegan a hacerlo con “Restless” la sorpresa hubiera sido mayúscula. Eso sí, Sharon inmensa.

Otro día llegaba para mí a su fin, agotado. Retirada al camping y a dormir lo máximo posible que aún quedaba el sábado.

Texto: Alberto Sanz / Fotografía: Andrés Abella
En colaboración con Helvete Magazine

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close