WHYZDOM – Symphony for a Hopeless God

Mentiría si dijera que sigo a Whyzdom desde sus inicios. Pero mentiría también si dijera que me parecen más de lo mismo dentro del metal sinfónico.

Una de las cosas que más me han gustado de los franceses es que no tienen una sola canción en la que no se escuche esa poderosa orquesta y el coro. Creo que ambos son grandes aciertos para una banda sinfónica, como es el caso que nos ocupa. Y algo que también la distingue de otras del género, que si emplean a estos recursos es en contados directos únicamente. Supongo que será por esto que ellos mismos se califican como “Philharmonic Metal”.

Whyzdo_Symphony_for_a_Hopeless_God

La voz de Marie Rouyer, vocalista de la banda desde 2013 y cuarta en su corta carrera, resuena potente en cada tema, demostrando que tiene un registro que nada tiene que envidiar al de otras intérpretes.

Whyzdom_2015

El tema que abre «Symphony for a Hopeless God», “While the witches burn”, es la mejor elección posible para saber si Whyzdom te gusta o no. Contiene todos los elementos que les caracterizan: muy apreciables cambios en la voz de Marie, voces guturales, coros, orquesta… a pesar de ser un poco larga para mi gusto (algo más de siete minutos), no se me llega a hacer pesada como otros temas que pueden escucharse adentrándose más en el disco. Tiene buenos cambios a lo largo de la misma y hace que no te canses de ella.

“Tears of a hopeless God” es otra de esas canciones que me retiene con un gran inicio de orquesta y coro, todo en uno. Pero lo cierto es que, en las partes en las que pierde esos elementos, me llega a decepcionar un poco. Me resulta muy lineal para una canción que dure más de cuatro minutos.

“Let’s play with fire” es un punto de inflexión en el álbum, un tema muy potente en comparación con el resto de canciones del mismo.

“The mask” parecía, por su comienzo, que podría ser la típica balada que aparece en prácticamente todos los discos de metal sinfónico. Pero no. La suavidad se queda en los primeros segundos para dar paso a potentes riffs acompañados de orquesta que durarán casi la totalidad del tema.

En “Asylum of Eden”, por ejemplo, la vocalista demuestra lo versátil que es frente al micrófono, variando de notas muy graves a otras muy agudas.

Marie da una lección de canto a muchas de sus compañeras de profesión en “Eve’s last daughter”, llegando a notas que parecen inalcanzables para cualquier ser humano.

“Don’t try to blind me”, al menos para una servidora, pasa un poco sin pena ni gloria, no tiene nada destacable que no me haya fascinado en algún tema que ya haya escuchado en el disco. Me transmite la sensación de que han querido condensar todo lo que hemos escuchado en todas las demás canciones en un solo tema cortito (unos cuatro minutos, estando la media del álbum en seis minutos por canción). Y al final se hace hasta largo.

Llegando ya al final del álbum, con temas como “Waking up the Titans”, “Theory of life” o “Where are the angels”, siento como si el disco hubiera vuelto a empezar. Son muy buenos temas, pero hasta que no compruebo el título de la canción, no me doy cuenta de que son canciones diferentes y que aún no he escuchado.

“Pandora’s tears” me parece un acierto como tema final, el aura que desprende la canción te da la sensación, sin que te des cuenta, de que, efectivamente, está llegando el fin. El fin del álbum, obviamente.

Whyzdom es una buena agrupación, pero pecan de falta de variedad en este álbum. Puedes escuchar unos cuantos temas, seleccionados casi al azar, y poco es lo diferente que llegas a encontrar en los demás.

También creo que, si la duración de las canciones fuera menor, habrían tenido un punto más a su favor. No hay por qué hacer canciones que puedan resultar tediosas y repetitivas para el oyente.

Considero que Whyzdom hacen algo diferente a otras bandas del mismo género, como bien he dicho al principio, pero creo que aún tienen mucho trabajo por delante para lograr un álbum cuyas canciones sean únicas y te hagan estar horas y horas escuchándolas sin parar.

Formación:

Marie Rouyer: voz
Vynce Leff: guitarra y orquestación
Regis Morin: guitarra
Tristan Demurger: bajo
Marc Ruhlmann: teclado
Nico Chaumeaux: batería

Tracklist:

1. While The Witches Burn
2. Tears of a Hopeless God
3. Let’s Play With Fire
4. Eve’s Last Daughter
5. Don’t Try To Blind Me
6. The Mask
7. Asylum of Eden
8. Waking up the Titans
9. Theory of Life
10. Where are the Angels
11. Pandora’s Tears

Si queréis saber más sobre ellos, podéis obtener más información de la banda en sus distintas redes:

Lidia Zig

2 Comentarios
  1. Carlos de la Puente dice

    Enhorabuena Lidia

  2. Carlos de la Puente dice

    Enhorabuena Lidia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Continuando el uso de esta web está aceptando las políticas de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están puestos en "Permitir Cookies" para que puedas disfrutar de una expreriencia de navegación satisfactoria. Si continúas usando esta web si cambiar tus ajustes de cookies en el navegador o haces click sobre el botón "Aceptar" estás dando tu consentimiento explícito.

Close